Bonilla se despide y arremete contra esposa de ex gobernador Kiko Vega

Foto: Jorge Dueñes
Destacados domingo, 31 octubre, 2021 7:12 PM

En su último acto como gobernador de Baja California, celebrado este domingo 31 de octubre, Jaime Bonilla Valdez afirmó que Brenda Ruacho Bernal, esposa de su antecesor Francisco Vega de Lamadrid, pretendió hacer negocio con un edificio en Tijuana para alojar a familiares de menores con discapacidad; inmueble en el que el actual gobierno del estado habilitó un santuario para inmigrantes, inaugurado el día de hoy.

Se trata de una edificación ubicada sobre el bulevar Lázaro Cárdenas, próxima al Centro de Rehabilitación e Inclusión Infantil (CRIT), inaugurado por Vega de Lamadrid y Ruacho Bernal en 2015, durante la pasada administración estatal, en la que la esposa del entonces gobernador se desempeñó como presidenta del Sistema para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF).

Durante la actual administración, Ruacho Bernal devolvió el inmueble aledaño al CRIT, en razón de un arreglo al que llegó con el gobierno encabezado por Bonilla Valdez en aras de no ser encarcelada ante una denuncia interpuesta en su contra, por la Secretaría General de Gobierno, por la presunta comisión del delito de desvío de recursos (6.8 millones de pesos).

“Qué manera de querérselo robar, pero pues cuando hay poder hay corrupción y cuando hay poder absoluto hay corrupción absoluta”, sostuvo Bonilla Valdez en alusión a los presuntos intereses de Ruacho Bernal en la propiedad devuelta.

“Entonces decían ellos nos lo podemos robar y al cabo que qué, va a llegar el PAN (Partido Acción Nacional) y va a encubrir todo, o va a llegar el PRI (Revolucionario Institucional) y somos camaradas, ellos son rateros, nosotros bandidos, cuál problema; pero que llega Morena”, manifestó Bonilla Valdez, quien hasta las 11:59 de este domingo fungirá como mandatario estatal.

“Ya no hallaban cómo tapar hoyos, cuando ganamos abrumadoramente empiezan a correr como gallinas sin cabeza, pero cometieron varios errores, por ejemplo, los torcimos con los 6 millones de pesos, se los echaron a la bolsa y ya andaban gastándoselos y este edificio ya se lo habían apoderado”, asentó el político tijuanense.

En la inauguración del Centro de Alojamiento Temporal Santuario Migrante, Bonilla se hizo acompañar de la alcaldesa de Tijuana, Montserrat Caballero Ramírez, para hacer el correspondiente corte de listón.

El gobernador saliente dijo sentirse “muy satisfecho” de que la ex diputada local hubiera ganado la alcaldía de Tijuana, en las elecciones del 6 de junio. Según presumió, Caballero Ramírez resultó victoriosa aun cuando “todo” llegó a estar en su contra.

Pero “sale adelante y gana de la manera en que ganó”, aseveró Bonilla Valdez y acusó que hubo “empresarios” que no confiaron en que Caballero Ramírez ganaría en los comicios por el hecho su condición de migrante, ello a propósito de haber llegado a Tijuana procedente del estado de Oaxaca.

La alcaldesa se dijo muy contenta “de ver” cómo el gobierno municipal conjuga sus acciones, en tal caso como las que ha tomado en el campamento migrante de El Chaparral, en el área de ingreso a Estados Unidos, en donde se censó a las personas asentadas y se les dio la opción de retornar a sus lugares de procedencia o acudir a un albergue.

“Tijuana es un santuario migrante y hoy lo vemos reforzado en este santuario, lo vemos tajante, palpable, porque son las cosas que deja este gobierno (estatal), un lugar para todos y todas las personas que desean un mejor lugar lleno de oportunidades como las que brinda nuestra Tijuana”, expuso.

Agradeció a Bonilla Valdez de parte de las personas migrantes y población en general, “porque esta Tijuana sueña y vive gracias a un gobierno como el de usted”, indicó.

Abordado por ZETA, Bonilla Valdez, afirmó que a partir de mañana se sabría qué actividad va a desempeñar en el ámbito público, tras haber fungido dos años como gobernador; de entrada negó tener interés en retomar las riendas de Morena en el estado.

Previo a la celebración del evento, Caballero Ramírez aseveró en declaraciones para los medios, que hasta la mañana de este domingo se habían censado “alrededor de 810” personas alojadas en el campamento de El Chaparral.
“Un 60% son mexicanos y de ahí le siguen los hondureños, por ejemplo el día de hoy, la primera familia hondureña regresa a su país (subsidiada por el municipio)”, reveló.

A decir de la presidente municipal, las familias que se han visto impedidas de ingresar a El Chaparral, una vez que se tomaron las acciones atender y censar a las personas asentadas en el campamento a partir del jueves 28, “están siendo trasladadas a albergues como este (Santuario Migrante)”.

La munícipe aseveró que en El Chaparral falta aproximadamente 20% de inmigrantes por censar. Refirió que ya hay algunas familias “en lista” para irse a alojar al Santuario Migrante, unidad de la que dijo: “aquí sólo tenemos acceso para 35 familias, 140 personas”; y afirmó que en Tijuana actualmente hay “más de 15 albergues trabajando”.

Comentarios

Tipo de Cambio