La disputa por el agua

Fotos: Gilberto Santisteban
Edición Impresa martes, 31 agosto, 2021 12:00 PM

Los piperos se quejan y se manifiestan porque el organismo de agua de La Paz les redujo los litros a entregarles para su venta en colonias, mientras oficialmente justifican que se debe dosificar para que el líquido llegue con mayor presión a los hogares. Sector empresarial y ciudadanos de la Capital solicitaron una regulación a la venta de agua en pipas, ya que la extracción masiva del recurso de los pozos, efectivamente, afecta al suministro

El 16 de agosto estalló la manifestación en los alrededores del Organismo Operador Municipal del Sistema de Agua Potable, Alcantarillado y Saneamiento (OOMSAPAS). Cerca de 30 unidades de transporte bloquearon las calles aledañas a la institución para exigir a las autoridades un horario más extenso y la venta de más líquido en los pozos de la ciudad Capital.

El representante de la protesta se identificó como Joel Alberto Ceseña Castro. Expuso que en la zona se encontraban miembros de organizaciones como la Confederación de Trabajadores de México (CTM), de la Confederación Revolucionaria de Obreros y Campesinos (CROC) y de la  Organización Transportistas de Agua de La Paz.

Denunció que las autoridades de OOMSAPAS buscaban negarles el acceso al pozo Herdez, para ya no vender agua a los trabajadores. Agregó que han aplicado políticas más estrictas en la garza ubicada en la colonia 8 de Octubre.

“Queremos trabajar, queremos agua para la sociedad primeramente; también queremos agua para los transportistas para poder prestar nuestro servicio. Nos están limitando en la 8 de Octubre en su totalidad en el suministro de agua. No somos contrincantes del Organismo Operador, somos agrupaciones que ayudamos al Organismo Operador a disminuir la problemática de abastecimiento de agua. Vamos a donde se requiere el servicio según la ciudadanía, por eso somos concesionarios; nos otorga un derecho el Gobierno del Estado para poder prestar un servicio”, expresó.

Aseguró que pagan por adelantado para poder sustraer el agua de los pozos de OOMSAPAS, incluso, hace semanas se les estableció incremento en el precio que ellos pagan por el recurso hídrico.

Según detallaron los manifestantes, por el llenado de una pipa llegan a pagar entre 250 y 300 pesos. Cada unidad tiene capacidad para transportar entre 2 mil y 6 mil litros.

“Nosotros no cobramos el agua, cobramos el servicio porque a nosotros nos cuesta el combustible, nos cuesta el pago de impuestos ante gobiernos municipales, federales y estatales, y pagamos lo que son los choferes”, reiteraron.

 

SÓLO VENDEREMOS EN PUNTOS AUTORIZADOS: SAPA

Ante la protesta, el director de OOMSAPAS, Juan Carlos Graciano, ofreció una conferencia de prensa, y recalcó que la postura del Organismo es que se siga brindando la venta de agua a pipas en los puntos ya autorizados.

Aseguró que han ofrecido mesas de diálogo previas a los manifestantes, sin embargo, la propuesta no fue aceptada por los mismos.

“No entendemos el porqué de los piperos de manifestarse, si hemos entregado como corresponde, con orden y obedeciendo los puntos autorizados”, dijo.

Enfatizó que sólo pueden permitir y controlar los puntos autorizados por la dependencia con la tarifa avalada por la Junta de Gobierno.

“Es justo darle voz a la ciudadanía diciendo que merecen un servicio confiable, que en la medida que más agua se inyecte a la red, mejor servicio van a poder percibir. El motivo de labor del Organismo no es la venta primordial de agua en pipas, sino brindar un servicio eficiente a través de la red. Sin embargo, entendemos que por las complejidades de algunas zonas de la ciudad es necesario a veces brindar el servicio de agua en pipas, pero el Organismo brinda este servicio con pipas propias y en un proyecto de colaboración con la Comisión Nacional del Agua”, agregó.

 

SUSTRAÍAN AGUA DE GARZA CLANDESTINA: OOMSAPAS

El funcionario reveló que ubicaron un punto clandestino, donde los transportistas sustraían del acueducto número 1, conocido como “El Herdez”, que suministra recurso hídrico en el Centro de La Paz.

Explicó que ya gestionaron 1.8 millones de pesos para reubicar la obra y evitar que pase por el predio privado del que han estado extrayendo el líquido.

“Un tercero extrae el agua y la vende a diferentes personas. Nosotros tenemos un convenio de colaboración con la empresa Aura Solar, que son los propietarios del pozo Herdez; sin embargo, en el trayecto del pozo al acueducto, extraen el agua”, precisó.

“Analizamos cuáles son las variables, están en una propiedad que no es del Organismo, no tenemos injerencia. Sí están tomando el agua, sin embargo, rebasa lo que el Organismo puede hacer en temas legales”, añadió.

Al cumplirse dos días de protestas, el director general informó que la presión con la que llega el vital líquido a los hogares aumentó debido a que no se alimentaron unidades de transporte en 48 horas.

Detalló que durante la manifestación, se encendieron hasta cuatro equipos de bombeo para enviar agua a las viviendas. Normalmente, tomando en cuenta el llenado y viajes de las pipas, apenas se prende uno por día.

“Usualmente el agua llega hasta 11:00, 12:00 de la noche y desde tempranas horas, desde las 8:00 de la noche, ya contaban con buena presión debido a lo mismo, que había más agua en la red. La tubería estuvo llena, se notó el beneficio”, dijo.

De acuerdo con el funcionario, el agua que están extrayendo de la garza ilegal debe llegar a 2 mil 500 domicilios, ya que el clandestinaje impacta en 2 mil metros cúbicos diarios en esa zona

Por otra parte, con respecto al pozo de la colonia 8 de Octubre, reiteró que, mientras  más agua se sustraiga del acueducto, es menor la presión para distribuir en la zona norte de La Paz.

Por eso se estableció un límite de 40 viajes al día para los piperos, no obstante, según evidencia, en 24 horas se llenan hasta 200 unidades de transporte para venta privada de agua potable.

“NO SOMOS HUACHICOLEROS”: TRANSPORTISTAS

Al segundo día, los protestantes se agruparon en las instalaciones del Palacio Municipal de La Paz. Ahí exigieron ser atendidos por autoridades del Ayuntamiento, ya que, aseguraron, no obtuvieron una respuesta satisfactoria en OOMSAPAS.

Juan Alberto Ceseña insistió en que la inconformidad se centra en la falta de acceso al líquido que les impide trabajar.

Luego de las acusaciones del director de SAPA, en las que exhibió que compran agua en una garza clandestina donde un particular les ofrece a precio más bajo, los inconformes negaron ser “huachicoleros”, a pesar de que aceptaron que es cierto que acceden a este método de compra-venta.

“Queremos extensión de horarios de servicio para las pipas, queremos agua para la ciudadanía y es lo que estamos buscando. La cantidad de viajes varía según la temporada, entre invierno y verano hay mucha diferencia”, mencionaron.

El llenado de una pipa, según relataron, toma hasta 25 minutos. En una hora se sacan hasta cuatro viajes para las colonias que solicitan servicio.

Actualmente, tienen autorizado sustraer agua desde las 5:00 a las 11:00 horas en el pozo de la colonia 8 de Octubre, por lo que piden una extensión de cuatro horas más al día, ya que “no les alcanza el tiempo”.

 

EMPRESARIOS Y CIUDADANOS PIDEN UN LÍMITE

La problemática trascendió en la opinión pública. Al tratarse de un tema de interés colectivo, tanto ciudadanos como empresarios compartieron historias de las ocasiones en que han tenido que contratar el servicio de transporte de agua debido a que ésta no llega a través de las tuberías.

Es un círculo vicioso, según explicó el director de OOMSAPAS. Cuando se excede el número de pipas que se pueden llenar por día, comienza a bajar la presión y disminuye la cantidad de agua que llega a los domicilios. Al no llegar a las viviendas, las personas se ven obligadas a comprarla a los transportistas.

La presidenta de la Cámara Nacional de la Industria Restaurantera y Alimentos Condimentados (Canirac), Lorena Hinojosa Olivas, recalcó que se debe aprovechar la oportunidad para establecer regulaciones y límites en el tema.

Comparte que al igual que cualquier casa particular, los restauranteros se ven afectados por la falta del vital líquido.

“No hay una tubería de agua que vaya para el sector empresarial y otra para el sector doméstico. Es la misma tubería y en muchos sectores están vacías son de aire, a veces ni eso pasa. Tenemos que comprar pipas, cada una cobra entre 800 y mil pesos, por lo menos una vez a la semana”, comentó.

Mencionó que, por ser presidenta de la Canirac, forma parte de la Junta de Gobierno de OOMSAPAS. En dicha institución ha insistido en la equidad del cobro y los límites para quienes abusen del elemento natural.

“Tiene que haber regulación en todo. Debe de haber medidores para todos: los domicilios particulares y los comercios. Hoy por hoy, no hay equidad; se tira en una casa y no pasa nada. En el caso específico de las pipas debe de haber un límite, porque tenemos que privilegiar el tandeo que va en la tubería para todos. Debe de haber equilibrio y eso es lo que buscamos”, declaró.

Los ciudadanos publicaron mensajes en redes sociales para evidenciar que durante la protesta de los piperos, el agua llegó con presión a sus hogares. Por ello, también insisten en una regulación de la cantidad de líquido que aprovechan particulares para hacer negocio con este bien público.

Comentarios

Tipo de Cambio