Tijuana es la puerta de entrada a EU del CJNG: DEA

Edición Impresa lunes, 8 marzo, 2021 1:35 PM

En un informe desclasificado, la Administración de Control de Drogas de Estados Unidos identificó a los cárteles de Sinaloa y Jalisco, como las dos organizaciones criminales más grandes y con mayor participación ilícita en aquel país. Ambas estructuras criminales tienen intercambios con mafias chinas y colombianas: con las primeras para la importación ilícita de los precursores para producir fentanilo y metanfetaminas, y con los segundos para la distribución de cocaína. Del CJNG, refieren que ha ampliado su territorio delincuencial a 23 estados de la República Mexicana

 

 

 

El principal puerto de tráfico de drogas a Estados Unidos utilizado por el Cártel Jalisco Nueva Generación es Tijuana, refiere un informe de seguridad de la Administración de Control de Drogas (DEA, por sus siglas en inglés).

Este grupo criminal es el segundo más poderoso y con signos de expansión en México, luego del Cártel de Sinaloa, indican documentos de inteligencia de la DEA desclasificados el martes 2 de marzo.

El informe Evaluación Nacional de Amenazas de Drogas de 2020 (NDTA) detalla que las organizaciones criminales transnacionales mexicanas continúan controlando lucrativos corredores de contrabando, principalmente a través de la frontera Suroeste de EU.

También identifican a los cárteles de Sinaloa y Jalisco Nueva Generación (CJNG) como las dos organizaciones criminales más grandes y de mayor presencia en territorio norteamericano, además de que ambas muestran signos de expansión en México y tienen bajo su control a otras agrupaciones delictivas vinculadas al narcotráfico en nuestro país.

El documento de la DEA plantea que estos grupos delictivos han ampliado su influencia criminal al participar en otros negocios, además de generar alianzas con otras organizaciones de tráfico de drogas independientes, como pandillas y agrupaciones asiáticas dedicadas al lavado de dinero.

Cada año, los cárteles mexicanos exportan enormes cantidades de fentanilo, heroína, metanfetamina, cocaína y marihuana a Estados Unidos. Se entregan en los mercados de usuarios de EU a través de rutas de transporte y distribución que son administradas por los delincuentes, con la participación de pandillas callejeras locales.

La DEA considera que el Cártel de Sinaloa, el CJNG, la organización Beltrán-Leyva, el Cártel del Noreste, Los Zetas, Guerreros Unidos, Cártel del Golfo, Cártel Juárez, La Línea, La Familia Michoacana y Los Rojos, son las organizaciones de mayor impacto delictivo dentro de EU.

Los informes de la dependencia antinarcóticos estadounidense, aseguran que los grupos criminales mexicanos están significativamente involucrados en la producción de fentanilo, principalmente Sinaloa y Jalisco, quienes están aumentándola al por mayor, tanto en polvo como en píldora.

Además, el estudio detalla que durante la pandemia provocada por el virus SARS-CoV-2 (causante de la enfermedad COVID-19), ambos grupos criminales transnacionales no resintieron el golpe económico que causó la crisis sanitaria, sino lo contrario: supieron sacarle la vuelta. Por ejemplo, el CJNG aprovechó para aumentar los precios de las sustancias enviadas a Estados Unidos.

El término de organización criminal trasnacional aplica para estos cárteles porque además de extender sus redes delincuenciales en Norteamérica, también tienen relaciones criminales con integrantes del crimen organizado en Colombia y China, principalmente.

Del país asiático provienen la mayoría de los precursores para cocinar fentanilo y metanfetaminas, que los cárteles cómo el Sinaloa y el Jalisco utilizan, y una vez con el producto final, lo distribuyen en la Unión Americana. Los grupos criminales de China también son contactados para lavar dinero en sus empresas de negocios lícitos en la nación oriental.

Por otra parte, la relación con cárteles de Colombia radica en transportar principalmente cocaína a través del territorio mexicano, utilizando la estructura de distribución de las organizaciones nacionales, hasta llegar a EU, donde las pandillas que trabajan para alguno de los cárteles mexicanos venden la sustancia al menudeo.

Como ejemplo, en mayo de 2020 funcionarios mexicanos incautaron 169.5 kilogramos de precursores para la elaboración de fentanilo dentro de un contenedor en el puerto de Ensenada, que supuestamente transportaba bolsas de jabón en polvo, pero entre el producto estaban los químicos escondidos. Los contenedores provenían de Shanghái, China.

CJNG SE EXPANDE EN EU Y MX; SE ALIÓ CON GUERREROS UNIDOS, CÁRTEL DEL GOLFO Y FAMILIA MICHOACANA: DEA

El Cártel Jalisco Nueva Generación es uno de los grupos de más rápido crecimiento, colocándose como el segundo más dominante en México luego del de Sinaloa, según los documentos desclasificados de la DEA a los ZETA tuvo acceso.

Este grupo criminal tiene presencia significativa en 23 de los 32 estados de la República Mexicana. La mayor parte de su crecimiento y territorio se encuentra en el Centro del país, con ubicaciones estratégicas en la frontera entre Estados Unidos y México.

Los principales corredores para el cruce de drogas a la Unión Americana utilizados por el CJNG a través de la frontera Norte de nuestro país, en orden de prioridad son Tijuana (Baja California), Ciudad Juárez (Chihuahua) y Nuevo Laredo (Tamaulipas).

Además, la organización dirigida por Nemesio Oseguera Cervantes “El Mencho” tiene influencia y presencia en uno de los puertos marítimos más concurridos de México: Manzanillo, y utiliza esa influencia para la distribución de grandes cantidades de droga.

La rápida expansión de Jalisco y sus actividades referentes al narcotráfico, se caracterizan por la voluntad del grupo para participar en actos violentos, enfrentamientos con el gobierno mexicano, ya sean fuerzas de seguridad y cárteles rivales.

De acuerdo con la DEA, este cártel fabrica grandes cantidades de fentanilo, heroína, metanfetamina y cocaína, principalmente.

AL CÁRTEL DE SINALOA LO RESPALDAN SUS NEGOCIACIONES INTERNACIONALES: EU 

El Cártel de Sinaloa es uno de los grupos del crimen organizado más antiguos y más establecidos en México, con presencia significativa en 15 de los 32 estados mexicanos. Controla la actividad del narcotráfico en varias regiones del país, particularmente a lo largo de la costa del Pacífico en el Noroeste de México y cerca de las fronteras Norte y Sur.

A la par, mantiene la huella internacional más amplia en comparación a otros cárteles mexicanos, proporcionando al grupo una ventaja añadida sobre sus rivales, explica el informe Evaluación Nacional de Amenazas de Drogas de 2020 (NDTA) de la DEA.

El Sinaloa exporta y distribuye al por mayor fentanilo, heroína, metanfetamina, cocaína y marihuana en EU, con centros de distribución en varias ciudades.

Las drogas se introducen principalmente a través de puntos de cruce ubicados a lo largo de la frontera sur con México, controlando los puertos de acceso a controla el área de Arizona y California.

Para las autoridades estadounidenses, la principal amenaza por parte del Cártel de Sinaloa es el contrabando de fentanilo, ya que tiene la capacidad e infraestructura para cocinarlo en laboratorios clandestinos.

 

 

NI COSQUILLAS LES HIZO LA COVID-19 A LOS CÁRTELES MEXICANOS 

De acuerdo con el documento desclasificado de la DEA, las perspectivas operativas a largo plazo y las capacidades de los cárteles del crimen organizado mexicano para realizar actividades de tráfico y producción de drogas, no se vieron afectadas de manera significativa por la pandemia del nuevo coronavirus.

Tanto el Cártel de Sinaloa como el CJNG aprovecharon la pandemia para inflar artificialmente los precios de la metanfetamina. Según informes de la DEA, tanto uno como el otro han estado reteniendo envíos regulares de metanfetamina a Norteamérica, lo que permitió a los cárteles aumentar la venta por mayor precio.

Sin embargo, el documento señala que las organizaciones criminales pueden haber encontrado dificultades en la obtención de precursores químicos al inicio de la pandemia, “pero es probable que no haya impactos significativos de COVID-19 relacionados con las restricciones gubernamentales”.

Algunos informes de la DEA sugieren que la pandemia ha afectado tanto a la situación ilícita mundial como a la nacional, principalmente en las redes financieras que utilizan, así como las operaciones en Asia, específicamente las referentes al lavado de dinero y blanqueo de capitales basado en el comercio chino.

 

 

OPIOIDES ILÍCITOS Y EL NUEVO CORONAVIRUS

En junio de 2020, siete divisiones de campo de la DEA -Chicago, Houston, Louisville, Nueva Inglaterra, San Luis y Washington- informaron que la disponibilidad de fentanilo había disminuido como resultado de la pandemia; mientras que otras diez divisiones de campo revelaron aumentos en el precio de la heroína.

Los estados donde se registraron aumentos en el precio de la heroína, resultado de la pandemia de COVID-19, son El Paso, Chicago, Denver, Houston, Louisville, Nueva Orleans, Nueva Jersey, Nueva York, Filadelfia y San Diego.

 

Comentarios

Tipo de Cambio