Boston pega primero

Foto: Internet/A partir del viernes jugarán en la urbe angelina
 
Deportez Lunes, 29 Octubre, 2018 12:00 PM

Tuvieron que pasar 102 años para que Dodgers y Medias Rojas se enfrentaran de nueva cuenta en el Clásico de Otoño. Son dos de los tres equipos -el otro es Yanquis- con las nóminas más altas y grandes mercados de espectadores

El duelo de la Serie Mundial del Beisbol de Grandes Ligas, entre Medias Rojas de Boston y Dodgers de Los Ángeles, revive el duelo entre ambas ciudades, pero en otro deporte, el Basquetbol con Celtics y Lakers, en aquellas finales de la NBA de los sesentas y setentas. Esta será la primera ocasión que se medirán en la historia de la pelota.

Hace muchos años,  Dodgers eran los Brooklyn Robins, y se enfrentaron a Medias Rojas en la Serie Mundial de 1916. Pero después de eso, los “Patirrojos” nunca más se vieron con los “Esquivadores” en un Clásico de Otoño.

Además, son dos de los tres equipos -el otro es Yanquis de Nueva York- con las nóminas más altas y con grandes mercados de espectadores.

Los Medias Rojas salen como favoritos. Ganaron 108 juegos en la temporada regular, y también porque despacharon a Yanquis en cuatro duelos y a Astros en cinco, dos equipos que ganaron sobre cien juegos. Por su parte, Dodgers son uno de apenas seis equipos en la historia que han estado diez juegos por debajo de .500;  tenían 16-26 el 16 de mayo, y han llegado a la Serie Mundial, y el primero desde los Astros de 2005.

“LA” también jugará el “Clásico de Otoño” por segundo año consecutivo, como aquellos Dodgers de Tommy Lasorda en 1977 y 1978. Jugaron contra Yanquis aquellas dos series. Además de todas las cosas interesantes de esta Serie Mundial, también habrá el primer enfrentamiento entre la Costa Este y Oeste desde Padres-Yanquis en 1998.

Para empezar, las actuaciones de los lanzadores estrella Clayton Kershaw y Chris Sale resultaron breves. Ninguno pudo sacar un solo out del quinto inning, en lo que fue apenas la cuarta vez que los dos abridores de un primer juego del Clásico de Otoño se marchan tan pronto.

“Lo he dicho todo el tiempo, se lo he dicho a mi hijo. Jamás he visto una victoria desagradable”, justificó Sale en un repleto clubhouse de los Medias Rojas. “Obviamente, las estadísticas no son las más bonitas. No es exactamente lo que uno soñaría, pero ganamos y con eso me basta”.

El Parque Fenway resultó demasiado engañoso y frío para los Dodgers. El batazo de Eduardo Núñez dio la tranquilidad a los Medias Rojas, como emergente, disparó un jonrón de tres carreras para estirar la ventaja de Boston. Andrew Benintendi y J.D. Martínez lucieron explosivos con el bate en el primer duelo del Clásico de Otoño, ante unos Dodgers que pasaron penurias para descifrar las peculiaridades de un Fenway donde no juegan a menudo.

En el segundo duelo, J.D. Martínez rompió el empate en la quinta entrada con dos outs, mediante un sencillo de dos carreras; el miércoles, Boston se impuso 4-2 a Dodgers, ampliando a 2-0 su ventaja y con la mitad de los triunfos que requieren para conquistar su cuarto campeonato en quince temporadas.

David Price, quien hace poco parecía incapaz de responder en los playoffs, lanzó pelota de tres hits en seis innings, e hilvanó su segunda victoria en postemporada. Craig Kimbrel cerró el duelo. La serie se trasladará a LA  hoy viernes 26, sábado 27 y domingo 28 de octubre. De continuar la batalla, regresarán  a Boston  para el sexto juego el martes 30, y el séptimo, el miércoles 31 de octubre.

 

ODIO AL RIVAL

El frío tampoco les cayó bien a los Dodgers, menos aún la hostilidad del público. Con su estructura angulada, el parque se convirtió en una cámara de resonancia para los gritos del público, incluso antes del primer pitcheo.

“Beat LA”, fue una de las consignas más socorridas. Otras hicieron mofa de Kershaw. Y el dominicano Manny Machado, villano favorito de estos playoffs, escuchó abucheos toda la noche.

El único integrante de Dodgers que recibió aplausos fue el mánager Dave Roberts. Al ser presentado, encontró las muestras de aprecio de un público que aún recuerda su temerario robo que cambió el rumbo de la remontada de 2004 de Medias Rojas ante Yanquis en los playoffs. No hubo más experiencias positivas para el piloto en el encuentro.

“No jugamos a la defensiva como solemos hacerlo, creo que dejamos escapar unos outs ahí”, destacó. “Y no le facilitamos el trabajo a Clayton”.

David Price abrió por Boston el segundo juego, frente al surcoreano Hyun-Jin Ryun. Será apenas la tercera Serie Mundial en que dos abridores de los dos primeros juegos son zurdos, sólo había ocurrido en 1963 y 1973.

 

DATOS PARA ANALIZAR

Las probabilidades y estadísticas siempre son un juego de azar. Sin embargo, conscientes de que en el Beisbol no hay nada escrito, se muestran algunos de los números que dictan el escenario histórico para la Serie Mundial.

Luego del primer choque entre Medias Rojas y Dodgers, es la edición 114 del campeonato de las Grandes Ligas, y hay varios aspectos para ser tomados en cuenta.

El ganador del primer juego de la Serie Mundial ha ganado en 70 de 113 ocasiones (61.9 por ciento). Y en las últimas 21 ediciones del Clásico de Otoño, el ganador del primer enfrentamiento se ha coronado en 17 (81%).

Related Post

Comentarios

comentarios

Notas relacionadas

Tipo de Cambio