Perder peso es más difícil para las mujeres

Foto: Internet
Opinionez lunes, 23 agosto, 2021 12:00 PM

Conzultoría Matrimonial y Familiar

 

 

 

 

Un gran problema de salud es la obesidad. Ya he escrito sobre el tema, pero ahora bajo otro enfoque; no con la idea de denostar contra las personas obesas, mucho menos contra la mujeres, pero bien saben todos que una mujer con bonito cuerpo es atractiva para los ojos de todo el mundo, inclusive para las mismas mujeres. Así, ¿por qué no tratar de mantener ese cuerpo con el que conquistó a su pareja? Por los tópicos que aquí trataré, espero les sirva de orientación y reflexión de si quiere cambiar su presencia.

Paradójicamente, entre una mujer y un hombre que siguen una dieta juntos, puede ser más probable que él pierda los kilos no deseados antes que ella, y esto ocurre según el endocrinólogo de Clínica Cleveland, en USA, Ula Abed Alwahab, porque la composición genética de las mujeres puede hacer que bajar de peso sea un proceso más difícil.

La educadora certificada en diabetes, Dawn Noe, comparte los siguientes factores que podrían explicar por qué para las mujeres sería más difícil perder peso. Por lo general, las mujeres tienen más grasa corporal y menos músculo que los hombres, lo que puede afectar la tasa metabólica básica o la cantidad de calorías que quema el cuerpo al estar en reposo. En algunos casos esto es debido al Síndrome de Ovario Poliquístico (SOP), “trastorno endocrino más frecuente de la mujer en edad reproductiva”. La especialista indica que esta condición, caracterizada por un desbalance hormonal, puede dificultar la pérdida de peso y provocar irregularidades menstruales.

Al estar embarazada, la mujer aumenta de peso y también aumenta su grasa corporal. Cabe mencionar que el tiempo para hacer ejercicio y dormir puede ser difícil para una nueva madre, y estos dos son factores importantes para poder perder peso. Durante esta etapa es normal que algunas mujeres aumenten de peso. Esto se debe a la pérdida de hormonas y a un metabolismo que se vuelve más lento.

Según estudios de la Clínica Mayo, se requiere un plan de alimentación saludable y bajo en calorías, combinado con un aumento en el ejercicio, de preferencia bajo la supervisión de un nutricionista, (el Seguro Social tiene esa especialidad gratuita); pero difícil que una mujer puede llevar un régimen permanentemente con esa finalidad. Perder peso implica un esfuerzo y tiempo, se trata de un compromiso a mediano y largo plazo, prepararse para hacer cambios permanentes en su estilo de vida.

Es buscar apoyo y motivación en ti y en quienes te rodean, porque dependerá de ti que bajes de peso y que mantengas esos cambios en tu alimentación y ejercicio; pero si compartes tu decisión con tus seres queridos y les pides apoyo y porras, por así decirlo, que te motiven y animen de manera positiva, más fácil será al intentarlo. Uno de tus mejores apoyos, tu pareja.

Para perder peso se debe reducir la ingesta de calorías, pero esto no significa que se deba renunciar al sabor de las comidas. Elijan alimentos frescos como frutas, verduras, cereales integrales, disminuyan el consumo de azúcar, pastas, arroz, pan, refrescos tanto como sea posible y elijan lácteos bajos en grasa.

La actividad física regular ayudará a perder peso rápidamente, siempre y cuando se siga una dieta equilibrada. Cualquier actividad física y movimiento adicional puede ayudar a quemar calorías. Elegir las escaleras o estacionar más lejos el automóvil cuando se vaya de compras.

Recuerden, los cambios pequeños todos los días llevan a la larga a grandes resultados. Además, las metas realistas son metas alcanzables. Al alcanzar día a día las metas a corto plazo, usted se sentirá bien con su progreso y motivada para continuar.

Ser realista también significa saber que puede haber retrocesos. Los retrocesos ocurren cuando se sale del plan por cualquier motivo; cuando sufra un retroceso, intente reanudar su plan lo antes posible. También dedique un tiempo para pensar qué haría diferente si enfrenta una situación similar, para evitar retrocesos.

Intente realizar actividades físicas diversas que más disfrute y que son compatibles con su vida, como caminar, nadar, jugar tenis o tomar clases de ejercicio grupales. Le resultará más fácil seguir realizando estas actividades a largo plazo.

 

El Lic. Roberto Bautista es terapeuta de parejas con maestría en Mediación.

Correo: bautista46@hotmail.com

Comentarios

Tipo de Cambio