“Palo dado…”

Internet
Opinionez lunes, 26 julio, 2021 12:00 PM

De Trez en Trez

 

 

 

 

Uno.- Al magisterio le han dado tantos palos en los últimos años, que ya no siente lo duro, sino lo tupido; bien pudiera decirse que con tantos golpes, los maestros no reaccionan: están aturdidos, abandonados a su suerte por sus dirigentes sindicales; siguen perdidos, desorientados. Les han violentado sus derechos laborales y están en peligro de perder más.

Desde los gobiernos federal y estatales, hace tiempo se inició una campaña en contra de los profesores de todo el país. Se les descalificó, desprestigió, menospreció y humilló para imponer la “mal llamada reforma educativa” de EPN; que era todo, menos reforma educativa. Sin embargo, llegó Andrés Manuel López Obrador a la presidencia de la República y eliminó semejante abuso… entonces el magisterio confió.

Pero, dadas las circunstancias ya sabidas, que se presentaron al poco tiempo de asumir el cargo (crisis de salud, económica y social), y a su afán de aplicar a rajatabla su “austeridad republicana”, de nueva cuenta los docentes son víctimas de abusos. Están viendo reducidos sus ingresos y prestaciones laborales, pero eso sí, se les han aumentado las funciones y el trabajo, así como responsabilidades, sobre todo en este año y medio de pandemia.

Las condiciones para lograr la jubilación fueron modificadas, se les redujo sus ingresos al desaparecer programas de estímulos económicos; hace muchos años no hay para ellos una verdadera capacitación de calidad, y para colmo de males, los “líderes” sindicales están de acuerdo con la parte oficial, olvidándose de sus representados, actuando como comparsas y voceros de los gobiernos federal y estatal. ¡Qué poca… vergüenza!

Doz.- En Baja California tenemos ejemplos de todo lo anterior en las personas del nefasto ex gobernador Francisco Arturo “Kiko” Vega (quien goza de cabal impunidad), del actual mini gobernador Jaime Bonilla y de María Luisa Gutiérrez Santoyo, secretaria general (aún…) de la secc. 37 del SNTE, de Mario Aispuro, Secc. 2 SNTE, y de otros representantes del SETE, y SIETE como sindicatos mayoritarios.

Desde hace más de una decena de años se vio el deterioro del  Issstecali: pésimo servicio médico; antes medicinas de patente y ahora genéricos “patito”; retraso en cirugías, escasez de medicinas, y desde luego, desviaciones en sus dineros, lo que motivó el enorme adeudo en pagos de pensiones y finiquitos; bueno, hasta se aventaron la puntada de sugerir el pago en especie, con unos “terrenitos” a las orillas de conocidos destinos de playa. Argumentaban entonces que el estado no tenía recursos suficientes.

Tampoco se paga completo -y como debe ser- al profesorado interino que ha cubierto grupos, en ocasiones por años sin pago o con miserables abonos; aquí también con la complicidad de “líderes” sindicales que negocian en lo oscurito las plazas para sus simpatizantes y allegados.

Cierto, luego del proceso electoral del 6 de junio (¿casualidad?) el gobierno de BC empezó a pagar los finiquitos a maestros jubilados desde 2018 y esta semana se cubre a los del 2020; pero lo hace con “cuentas mochas” a su favor y en perjuicio de los docentes jubilados, quienes ya buscan la forma de recuperar lo no pagado por la administración de Jaime Bonilla, quien en solo dos años resultó todo un “chivo en cristalería”.

La más reciente acción en contra de los docentes estatales es el anuncio hecho tanto por la parte oficial como por la sindical, de que el pago de lo que comúnmente se conocen como vacaciones de verano (“receso escolar” dice la autoridad), se cubrirá por quincenas y no en un solo pago; y “si hay flujo en la segunda quincena de julio, se adelantará la primera de agosto”. Ah, pero a los maestros federales sí que les cubrirán en una sola exhibición.

Trez.- Todo lo anterior va con la intención de “aflojar” al magisterio para que acepten la “Federalización de la Nómina” (Convenio de coordinación para establecer el mecanismo de pago de nómina de los trabajadores del sector educativo al servicio del Estado), y la homologación de prestaciones; mediante lo cual se elimina el pago de 6 de los 8 bonos que reciben docentes estatales, se establece el pago de 40 días de aguinaldo (y no 60 días, como lo es hasta esta fecha), se establece un tope de 10 UMAS en las pensiones de jubilados y los profesores federales podrían perder el 22% de compensación que les paga el gobierno estatal.

Con todo esto, hay una falta de información entre los profesores. Muchos no alcanzan a comprender el alcance que pueden tener tales acciones; no reaccionan, siguen pasivos. Sin embargo, todavía hay tiempo y una opción para protegerse: si eres profesor en Baja California, estatal o federal, visita la página sigga.com.mx o en SIGGA Tijuana Informa, en Facebook.

P.D.- Los “líderes” sindicales dicen que no hay que ampararse, que no pasará nada…lo mismo dijeron antes de cada atropello. Total, si no pasa nada, mejor, pero bien protegidos, “por si los dípteros…”

 

Óscar Hernández Espinoza es egresado de la Facultad de Derecho por la UABC y es profesor de Cultura de la Legalidad y de Formación Cívica y Ética en Tijuana

Correo: profeohe@hotmail.com

Comentarios

Tipo de Cambio