En “Grandes de los 80s”, las canciones como protagonistas

Fotos: Ramón T. Blanco Villalón/Distintas voces, una misma pasión: la música
 
Espectáculoz lunes, 15 abril, 2019 12:00 PM

Entre un abanico de propuestas musicales, María del Sol, Laureano Brizuela, Rocío Banquells, Lucía Méndez y Jorge Muñiz compartieron escenario para ofrecer un  espectáculo cargado de éxitos, donde los recuerdos se hicieron presentes

Compartiendo escenario en el que las canciones fueron las protagonistas de la noche, Laureano Brizuela, María del Sol, Lucía Méndez, Rocío Banquells, y Corque Muñiz ofrecieron un concierto cargado de nostalgia que el público agradeció al cantar con ellos cada uno de los temas.

El show inició con la presencia de los cinco intérpretes que dieron una probadita de uno de sus temas ante los aplausos de los presentes, dispuestos a disfrutar de cada artista.

La primera fue Lucía Méndez, que aun con algunos problemas con el audio, salió adelante en su presentación con los temas “Enamorada”, “Corazón de Piedra”, “Don Corazón”, “Atada a Nada”, “Cielo Rojo” y “Siempre Estoy Pensando en Ti”, que  evocaron tiempos en los que participó en telenovelas y sus canciones estuvieron en las listas de popularidad.

Entre las transiciones al pasar la estafeta, Jorge Muñiz tuvo oportunidad de interpretar un par de canciones con Rocío Banquells y María del Sol, destacando “Si Nos Dejan” y “Casi Siempre Estoy Pensando en Ti”.

María puso a bailar a los asistentes desde sus asientos, con canciones como “Súper Conquistador” y  “Girando, Girando”, para pasar a la parte romántica con “Saving All My Love for You” y “Por Ti Volaré”.

El mejor dueto de la noche lo hicieron Rocío Banquells y María del Sol con “Memory”, cuya interpretación erizó la piel del público, tema que ambas intérpretes han ejecutado en el musical “Cats”, arrancando la ovación de la audiencia. Luego tocaría el turno en solitario a Banquells, emocionando con historias como “Luna Mágica”, “Abrázame”, “Con Él”, entre otras.

Para cerrar la noche de remembranza ochentera, llegó el llamado “Ángel del Rock” Laureano Brizuela, quien con otra energía y dinámica, cantó con el alma y contagió al público con sus éxitos “Vientos del Sur”, “Tiempo para Amarte”, “Tú y Yo” y por supuesto su icónica “Sueños Compartidos”, en un final cargado de aplausos, donde los recuerdos se hicieron presentes.

 

“EL ÁNGEL DEL ROCK” CON NUEVOS PROYECTOS

Laureano Brizuela decidió participar en el concepto “Grandes de los 80s” porque le recordó a sus tiempos de inicio, en el que los artistas compartían escenario y la televisión era su gran escaparate.

“Lo miré desde otra óptica, esto se parece mucho a cuando nos tocaba hacer televisión y de pronto nos veíamos en un foro en backstage haciendo una lista, esperando nuestro turno, y eran programas de muchas horas donde nadie tenía que ver uno con el otro. Era como un abanico de estilos, de perfiles, de personalidades, de música, y esto es un poco eso, presentarles a la gente un abanico de colores de lo que fue una década de lo que yo considero, no ha tenido hasta ahora reemplazo”, expresó el rockero en entrevista con ZETA, para agregar:

“No es porque tenga que tener reemplazo, pero cuando uno dice ‘nuestra generación de escritores’, quiénes los van a reemplazar, cuál es la siguiente etapa, dónde está, en materia de músicos quiénes son nuestra siguiente generación. Cuando ves que hay un vacío absoluto y los años pasan, que las posibles nuevas generaciones son las que tienen que hacer reemplazo de perfiles o de crecimiento y no sucede, es preocupante”.

Sobre los nuevos géneros en la música, opinó: “Yo ni siquiera les podría llamar géneros, son como mélanges  -como dicen los franceses-, un batido de cosas que al final no termina de definir cuál es el verdadero sabor, que no sabe a nada, no hay literatura en lo que hacen. La música debe tener un cierto perfil de literatura, un cierto nivel del idioma bien usado”.

Como el que se manejaba en sus años gloriosos y que hasta la fecha, le permite tener temas vigentes en el gusto de sus seguidores.

“Hasta en los géneros más light de la época, hasta ese pop bubble gum que no dice nada pero que sirve para pasar el ratito,  hasta en esos géneros había esa intención literaria, de escribir letras más o menos coherentes, no se buscaba grandes contenidos literarios pero sí estaban bien construidas, había toda una producción musical por detrás, había arreglistas y cierta calidad de interpretación”, aseveró el artista argentino que actualmente hace presentaciones en solitario, mientras termina de grabar un nuevo material discográfico.

“En la parte musical hay un desafío que tengo desde hace dos años que se lo vengo prometiendo a mi gente a través de redes, y me da mucho gusto decir que se lo he prometido a mi gente porque la gente te lo pide, si no, no me embarcaría en una cosa así o lo haría calladito, y seguir grabando lo que me gusta para mí. En julio haré un corte de actividades  y por mes y medio estaré metido en lo que es la producción. Ya tengo los cortes hechos, aunque todos los días surgen ideas nuevas y de pronto se te ocurre agregar cortes nuevos, pero va a ser una veintena de canciones en lo que voy a recopilar algo de lo que ya hice con arreglos completamente diferentes y, si es posible, con formación filarmónica porque se prestan las canciones”, adelantó.

“Por otro lado, cosas nuevas que tengo guardadas y las quiero poner ahí, quiero proponer los tres tiempos de comida musical y lo quiero hacer bien”, finalizó sobre el álbum independiente que buscará su distribución en alguna de las grandes compañías discográficas.

Comentarios

comentarios


Ir a la barra de herramientas
Tipo de Cambio