22 niños intoxicados en primaria


 
Ezenario BCS martes, 16 abril, 2019 01:00 PM

“A mí me lo decía mi corazón, ya sentía yo que algo no estaba bien y luego miré las ambulancias en la escuelita, me asusté mucho”, comentó la mamá de una menor afectada.

El reloj marcaba casi las diez de la mañana del miércoles 10 de abril, cuando el botón de emergencia de la Escuela Primaria Celerino Cano, ubicada en la colonia Ampliación Navarro Rubio en la ciudad de La Paz encendió los protocolos de emergencia de docentes y alumnos.

Un extraño olor a solvente invadió los pasillos de cada rincón de la primaria afectando la salud de los menores.

“No sabemos de dónde llegó  pero nos acuerpó un aroma como a gas en la escuela, y pues por protocolos lo primero que hicimos fue presionar el botón de pánico y no pasó ni un minuto cuando las autoridades hicieron contacto con nosotros e inmediatamente arribaron policías, ambulancias y personal de protección civil”, explicó Erika Aguirre, subdirectora educativa de la Primaria Celerino Cano.

Fueron por lo menos dos camiones del Heroico cuerpo de Bomberos, tres ambulancias y una unidad de Protección Civil del Estado quienes atendieron el primer llamado para salvaguardar la integridad de los menores.

En menos de una hora, eran aproximadamente 30 niñas y niños los que estaban presentando diferentes síntomas similares a los de una intoxicación.

“Fueron alrededor de 30 niños los que presentaron síntomas, todos de diferentes grupos y las molestias que llegaron a presentar eran irritación ocular, un poco de irritación en la garganta, pero nada que pudiera representar una amenaza contra algún padecimiento respiratorio”, señaló Daniel González Casillas, Comandante de Bomberos de La Paz.

Como parte de los protocolos escolares, mientras que los expertos hacían las revisiones pertinentes para saber cuál era el origen que provocaba esos olores en la escuela, los docentes notificaron vía grupos de WhatsApp a los padres de familia que pasaran por sus hijos a la escuela, y las que no hacen uso de aparatos tecnológicos se enteraron por algunas vecinas.

“Yo no uso eso del WhatsApp, pero cuando estaba trabajando una vecina llegó a decirme lo que estaba ocurriendo y cuando llegué a la escuela por mi hija, me di cuenta que ella fue una de las afectadas, ella está muy chiquita, tiene apenas nueve años y es muy miedosa”, señaló una madre de familia.

Tras las primeras evaluaciones médicas en la institución, de los 30 menores 8 fueron descartados de requerir ayuda médica, sin embargo, 22 sí fueron traslados a diferentes hospitales de la comunidad.

“Se tomó la decisión que siguiendo el protocolo de seguridad y sobretodo de carácter preventivo, se trasladaron a los niños a diferentes centros hospitalarios. De manera inicial se está iniciando un traslado de niños a dos centros hospitalarios, puedo decir preliminarmente que son 20 niños, 20 niños que se está iniciando el traslado. De manera inicial se atendieron a 30 menores que presentaron algún tipo de malestar, sin embargo, se descartó que ocho de ellos requirieron alguna atención secundaria, pero sí, 22 de ellos fueron trasladados de cinco en cinco al Hospital del IMSS y al Hospital Juan María de Salvatierra”, señaló el comandante de bomberos.

Sin duda la angustia de los padres y las madres de familia era inconcebible al no saber qué era lo que pasaba con los menores, sin embargo, el diagnóstico fue positivo para todos, pues se descartó que alguien tuviera consecuencias graves de esto.

Héctor Jiménez Márquez, titular de la Secretaría de Educación Pública (SEP) del estado, dio a conocer que pese a que se revisaron todos los rincones de la escuela, incluyendo tuberías, el olor a solvente no provino de la escuela, porque incluso no se hace uso de gas en la institución.

Comentarios

comentarios


Ir a la barra de herramientas
Tipo de Cambio