Inicia el camino rumbo a Atlanta

Foto: Internet
 
Deportez Lunes, 10 Septiembre, 2018 12:10 PM

Con la defensa de su título, Águilas de Filadelfia arrancan la batalla por llegar al “Súper Domingo”. Mientras que con Tom Brady, Patriotas intentarán sumar su sexto anillo

La temporada 2018 de la NFL está en marcha, y con ello, la búsqueda de los 32 equipos por llegar al Súper Tazón LIII, a disputarse el 3 de febrero de 2019 en el Estadio Mercedes Benz de Atlanta, Georgia.

Águilas de Filadelfia comenzaron la defensa del campeonato que obtuvieron al pasar por encima de Patriotas de Nueva Inglaterra; son uno de los candidatos para repetir y llegar al “Súper Domingo”.

Doug Pederson, entrenador en jefe de los actuales campeones, prácticamente tendrá a su servicio a todo el plantel que levantó el trofeo Vince Lombardi a principios de año en Minnesota, ya que de sus 22 jugadores titulares, regresan 19.

El dilema para Pederson se centra en qué mariscal de campo mantendrá como titular, cuando en la segunda semana regrese Carson Wentz, quien lanzó 33 pases de touchdown el año pasado, pero una lesión lo dejó fuera en la ronda de playoffs, dándole los controles a Nick Foles, quien terminó guiándolos hasta obtener el anillo. Incluso, Foles fue nombrado Jugador Más Valioso del Súper Tazón LII.

Filadelfia no tendrá  problema para quedarse con el liderato de este sector, ya que a excepción de Vaqueros de Dallas, dependen de su mariscal de campo Dak Prescott y su corredor estrella Ezekiel Elliott. Pieles Rojas de Washington y Gigantes de Nueva York no tendrán mucho que ofrecer este año.

En el Norte de la NFC, Vikingos de Minnesota, que fueron el mejor equipo con marca de 13-3, se quedaron cerca de llegar al “Súper Domingo” y son uno de los favoritos para repetir en playoffs, pero primero deberán sortear algunos ajustes en su nómina. El principal cambio fue la salida del pasador Case Keenum, que partió a Denver y en su lugar arribó Kirk Cousins, que en papel deberá ser más efectivo al momento de lanzar el ovoide. Pero la fortaleza de este equipo seguirá siendo su defensiva, una de las mejores de la Liga.

Empacadores de Green Bay intentarán estar de regreso en la contienda, luego que el año pasado Aaron Rodgers, su estrella, sufriera una lesión que lo marginó hasta el final de la campaña. Ahora está de vuelta y ansioso por mostrar su grandeza en el terreno de juego, motivado por un contrato multianual de millones de dólares.

La duda es la defensiva, ya que su líder, el apoyador Clay Matthews, permanece en el equipo, pero no ha podido recuperar esa fortaleza que los llevaría a ganar el Súper Tazón.

Foto: Internet/Foiles, espera seguir como titular

Por su parte, dada la ausencia de talento en sus planteles, Leones de Detroit y Osos de Chicago no serán equipos contendientes.

En el Sur, será nuevamente una división sólida y peleada. Con Drew Brees en los controles, Santos de Nueva Orleans se mantienen como favoritos para llevarse el liderato.

Brees ha sido arropado por jóvenes que dieron resultado el año pasado y se espera tengan mejor rendimiento, como el corredor Alvin Kamara en su segundo año.

La defensiva ha sido el talón de Aquiles durante la gestión del head coach Sean Payton, pero mejoraron considerablemente con la llegada de Marshon Lattimore y Marcus Williams. De seguir mejorando, podrían dar el paso que les faltó ante Minnesota en los playoffs pasados.

Halcones de Atlanta no dejan de ser uno de los protagonistas no solo de la división, sino de toda la NFL. La temporada pasada fueron la mejor defensiva de la Liga y, aunque se quedaron en el camino siendo eliminados por Filadelfia, cuentan con un vasto plantel en calidad encabezados por su pasador, Matt Ryan.

Tienen un núcleo bastante explosivo en la ofensiva, con el receptor Julio Jones y su corredor Devonta Freeman, sin olvidar a su ala cerrada, Austin Hooper. Del lado defensivo, la unidad es equilibrada no solo en la potente línea frontal; también en la secundaria.

Panteras de Carolina son un equipo que depende mucho de lo que consigan el mariscal de campo Cam Newton y su defensiva, si estos funcionan, producirán muchos puntos, de lo contrario se quedarán siendo un aspirante más de esta Liga.

La última franquicia de este grupo son Bucaneros de Tampa Bay, donde las expectativas no son mayores, más aún cuando su pasador titular, James Winston, estará fuera las primeras semanas debido a una sanción de la NFL.

En el caso del Oeste, los Rams fueron el mejor equipo con un roster joven, del cual se esperan grandes cosas para esta temporada. Su ataque es liderado por el pasador Jared Goff, el receptor Brandin Cooks y el corredor Todd Gurley II. La defensiva fue el blanco que les costó la eliminación temprana en la ronda de comodines.

Los 49ers de San Francisco terminaron la temporada 2017 con una racha de cinco victorias consecutivas conseguidas en gran parte a la gran actuación de su mariscal de campo Jimmy Garoppolo, procedente de Nueva Inglaterra y rápidamente rindió frutos. Él tendrá prácticamente a todos sus blancos preferidos que produjeron gran cantidad de puntos, como los receptores Marquise Goodwin, George Kittle y Pierre Garçon; así como el corredor Matt Breida y el fullback Kyle Juszczyk.

Halcones Marinos de Seattle se encuentran en reconstrucción, y pese a que mantienen a su líder, el pasador Russell Wilson, están a la baja. Para este año hubo un éxodo de talento con la partida de los defensivos  Richard Sherman, Michael Bennett, Cliff Avril y Sheldon Richardson; y  los ofensivos, Jimmy Graham, Thomas Rawls y Eddie Lacy.

Cardenales de Arizona están en una posición más comprometedora que Seattle, colocándolos lejos del protagonismo.

 

CONFERENCIA AMERICANA

Mientras Patriotas de Nueva Inglaterra tengan en sus filas a Tom Brady como su pasador y figura principal, seguirán siendo los favoritos para adjudicarse un trofeo más en su vitrina. A pesar de que Brady cumplió 41 años de edad, no es descabellado pensar en una octava final de Conferencia de manera consecutiva, incluso en un sexto anillo de Súper Tazón para los “Pats”.

El entrenador en jefe Bill Belichick está consciente de que su debilidad seguirá siendo la defensiva, principalmente la secundaria, el sector más vulnerable.

Los equipos que integran esta división, como Bills de Búfalo y Jets de Nueva York, están en un plan de restauración en todas sus filas incluyendo la posición de mariscal de campo, donde estarán utilizando a novatos, a excepción de Delfines de Miami, que siguen con Ryan Tannehill en los controles en busca de un récord positivo para su equipo.

En el Norte de la AFC, Acereros de Pittsburgh seguirán al mando, dado que mantienen su feroz ofensiva intacta, la cual les dio el primer lugar el año pasado.

El pasador Ben Roethlisberger sigue liderando el ataque junto al explosivo receptor Antonio Brown y el corredor Le’Veon Bell. Podría ser el último año que se vea a este trío letal en conjunto, así que el head coach Mike Tomlin sabe que deberá de aprovechar el talento que tiene en este momento en sus filas y llegar al Súper Tazón antes que sea demasiado tarde. A la defensiva, el equipo tiene un equilibrio en todas las zonas del campo, lo que no dará preocupaciones.

Cuervos de Baltimore también pelearán el liderato de este grupo y es una realidad que estará en postemporada. El pasador, Joe Flacco está de regreso en buena forma y ha recuperado el nivel que tuvo en la postemporada 2012, año en que ganaron el Súper Tazón, derrocando a 49ers. Flacco tiene varias armas con las que podría atacar a cualquier defensiva, como el corredor Alex Collins, el veterano receptor Michael Crabtree, quien le da seguridad de manos; pero la verdadera fortaleza de Cuervos, sigue siendo su defensiva, comandada por el peligroso Terrell Suggs y su compañía de defensivos.

Con la dupla  del pasador Andy Dalton y el receptor A.J. Green, Bengalíes de Cincinnati tendrán una temporada perdedora, al igual que los eternos sotaneros Cafés de Cleveland.

En lo que se refiere a la división Sur, Jaguares de Jacksonville fueron la revelación en 2017,  llegando hasta la final de Conferencia, donde cayeron apretadamente ante Patriotas, por lo que esta temporada salen como favoritos para quedar nuevamente como líderes. Dependen de la defensiva, que tiene mucho talento y cuando juegan agresivamente, imponen condiciones. Además de su ataque terrestre, el mejor del año pasado, factor que marcará la diferencia al no tener un mariscal de campo confiable, ya que Blake Bortles suele cometer graves errores.

Texanos de Houston están de regreso con el pasador Deshaun Watson y el defensivo J.J. Watt, que tras lesionarse en 2017, dejan el camino abierto a una temporada ganadora para este equipo.

Por su parte, Potros de Indianápolis esperan que el regreso de su mariscal de campo titular, Andrew Luck, pueda darles un respiro del fondo de la división y contar con un año ganador.

Mientras que Titanes de Tennessee fue una de las sorpresas en la postemporada anterior, cuando mantuvieron a la base de su plantel con el objetivo de repetir la hazaña, teniendo como motor a su pasador Marcus Mariota.

En la división Oeste, Cargadores de Los Ángeles están en su segundo año en su nuevo hogar, y con Anthony Lynn como head coach, esperan que esta vez los resultados les alcancen para avanzar a playoffs.  Comandados por Philip Rivers, el “equipo del rayo” posee un sinfín de opciones al ataque, pero dependerán de que no los persigan las lesiones, como ha sido el caso en las últimas campañas, incluso ya perdieron al ala cerrada Hunter Henry, quien fue un jugador clave el año pasado.

Rivers tendrá de nueva cuenta a su blanco predilecto con el regreso de Antonio Gates, que ya había sido cortado, pero por la necesidad de un ala cerrada fue llamado de nuevo para retirarse. El cuerpo de receptores es confiable con Keenan Allen, Travis Benjamin y Tyrell Williams; el corredor Melvin Gordon y, por el lado defensivo, tienen a dos de los mejores cazamariscales: Joey Bosa y Melvin Ingram.

Raiders de Oakland intentan volver a ser protagonistas con Jon Gruden, nuevo entrenador en jefe en las laterales. Tiene una ofensiva explosiva guiada por el mariscal de campo Derek Carr, el corredor Marshawn Lynch, los receptores Amari Cooper y Jordy Nelson, recién llegado de Green Bay.

La debilidad podría ser la defensiva que sufrió la baja de Khalil Mack, pero aun así, hay hombres de calidad.

Jefes de Kansas City le han dado el ovoide al joven pasador Patrick Mahomes, quien intentará superar el hueco que dejó Alex Smith. Será apoyado por el corredor Kareem Hunt y los receptores Tyreek Hill y Travis Kelce. La defensiva prácticamente mantuvo intacto a su equipo.

Por su parte, Broncos de Denver sufrirán una restructuración en la posición de mariscal de campo con la llegada de Case Keenum, que viene a darle mayor explosividad a sus receptores Emmanuel Sanders y Demaryius Thomas.

La defensiva sigue siendo liderada por el explosivo Von Miller, dándole  mayor eficacia.

El camino a Atlanta es largo, pero un par de equipos mantendrá el ritmo hasta disputar el trofeo Vince Lombardi en la edición LIII del Súper Tazón.

Pronóstico: Green Bay y Nueva Inglaterra.


Kaepernick sigue levantando polémica

El ex mariscal de campo de los 49ers de San Francisco, Colin Kaepernick, de nueva cuenta está sumergido en el escándalo, luego que la marca deportiva Nike decidiera utilizarlo como imagen dentro del festejo del 30 Aniversario de su frase célebre “Just Do It”.

Foto: Internet

El rosto del jugador aparece en la campaña publicitaria acompañado del lema “Cree en algo, aunque eso signifique sacrificarlo todo”, lo cual ha ocasionado que, nuevamente, el Presidente de Estados Unidos, Donald Trump, critique la campaña de la marca deportiva; incluso personas han manifestado su desacuerdo promoviendo un boicot sobre esta empresa y quemando públicamente sus artículos, mostrando la acción en redes sociales.

Cabe recordar que esta historia comenzó en la temporada 2016, cuando en medio de diversos actos racistas y desigualdad,  a manera de protesta, Kaepernick decidió arrodillarse al momento de la entonación del Himno Nacional de Estados Unidos.

Tal actitud ocasionó que, a través de redes sociales, Trump solicitara a la Liga el despido del pasador, lo cual generó opiniones a favor y en contra, pero al final de la campaña, Colin terminó sin equipo y sigue como agente libre.

Related Post

Comentarios

comentarios

Notas relacionadas

Tipo de Cambio