La Zona Libre de AMLO favorece a las maquiladoras


 
Cartaz Lunes, 13 Agosto, 2018 12:00 PM

La propuesta que hizo Andrés Manuel López Obrador al Presidente de Estados Unidos, Donald Trump, favorecerá mucho más a los empresarios que a los trabajadores fronterizos del norte de México, según se puede concluir a partir de un simple análisis de la carta firmada y enviada a Donald Trump por AMLO, virtual presidente electo de México.

Veamos las ofertas que le hace López Obrador a Estados Unidos:

1. Va a crear una Zona Libre o Franca en los tres mil 185 kilómetros de frontera con EUA, la cual, él mismo identifica como una cortina (especie de muro mexicano) para retener a los trabajadores en la zona fronteriza de México y evitar su migración a Estados Unidos. El problema de los migrantes lo tendremos ahora en las ciudades fronterizas con el país vecino del norte.

2. Para efectos de lo anterior, en la frontera no van a existir instalaciones aduaneras sobre la línea internacional, pues las aduanas se van a ubicar entre los 20 y los 30 kilómetros de la línea divisoria con Estados Unidos, ya dentro del territorio nacional, lo cual va a beneficiar grandemente a todas las empresas maquiladoras, hoy llamadas fábricas, que se encuentran en todas las ciudades mexicanas fronterizas con EE. UU., pues buscan que las maquiladoras se ahorren el costo de todos los trámites aduaneros y los tiempos que ello implica, lo cual representará muchos millones de dólares de ahorro para los empresarios maquiladores.

3. En toda esa Zona Libre o Franca se va a reducir el Impuesto Sobre la Renta (ISR), de un 34% que actualmente pagan las empresas, a solo el 20%; por lo que las maquiladoras se beneficiarán con un ahorro de 14 puntos porcentuales en el pago de impuestos sobre sus utilidades, lo cual también representará muchos millones de ahorro para las maquiladoras.

4. Asimismo, en toda esa Zona Libre o Franca también se va a reducir el pago del Impuesto al Valor Agregado (IVA) del 16% al 8% en promedio, a efecto de igualarlo con el TAX, que actualmente se paga en Estados Unidos, con lo que las maquiladoras dejarán de pagar casi la mitad de lo que actualmente tienen que pagar como impuesto al consumo; de tal forma que ese 50% de ahorro irá directo a los bolsillos de los empresarios maquiladores y ello significa muchos millones de pesos más de utilidades directas a su fortuna.

5. Al mismo tiempo se va a reducir el Impuesto Especial a la Producción y los Servicios (IEPS), con lo cual se pretende ofrecer la gasolina, el diésel y la electricidad a los mismos precios que se tienen en EUA, esto a partir del primero de enero de 2019.

En resumen, las maquiladoras o industria de exportación van a operar como si estuvieran instaladas en Estados Unidos.

Contra todo lo que pudiera esperarse que debiera suceder en beneficio de la población fronteriza, en virtud de que se está creando de facto, una zona estadounidense en México, con un ancho de 20 a 30 kilómetros a todo lo largo de la frontera México-Estados Unidos, y considerando las grandes cantidades de dinero que van a ahorrarse las empresas y que las enriquecerán, la propuesta no es equitativa con los trabajadores mexicanos.

Veamos. Los sueldos en esta zona fronteriza, ofrecida por Andrés Manuel López Obrador al presidente Donald Trump, que es más bien una propuesta para beneficiar a los estadounidenses, considera que los sueldos a los trabajadores mexicanos en las maquiladoras solamente se van a incrementar al doble, esto es, pasarán de 88.36 pesos diarios a 176.72 por cada ocho horas de trabajo, lo cual equivale a un miserable sueldo de 9.50 dólares diarios, que comparado con los 10.50 dólares por hora que se paga del otro lado de la frontera mexicana, significará que los trabajadores mexicanos en las maquiladoras fronterizas van a cobrar apenas un poco más de “la décima parte (12%) de lo que cobran del otro lado”, aun cuando todas las condiciones ofrecidas a los empresarios fronterizos serán las mismas del lado mexicano que del americano.

Aun considerando que en Mexicali y Tijuana, los salarios que pagan las maquiladoras son de 1.5 a 1.9 veces el Salario Mínimo General (indexados), estos resultarían muy bajos ya que estarían entre los 265.08 y los 335.77 pesos diarios por ocho horas, semejantes a solo 1.84 a 2.33 dólares por hora trabajada, lo cual apenas representa entre un 18% a un 22% (alrededor de la quinta parte) del salario mínimo que reciben los trabajadores al otro lado de la frontera.

Resumiendo, las maquiladoras o empresas de exportación, aunque físicamente van a estar instaladas en México, operarán como si estuvieran ubicadas en territorio norteamericano, por lo que deberían considerar pagar los mismos sueldos que se dan en Estados Unidos.

No sería justo que los beneficios de la nueva Zona Libre fronteriza los reciban, “en mayor proporción”, los empresarios maquiladores y no sus trabajadores, quienes son los que realmente producen la riqueza de las empresas.

Ahora es el momento de que los trabajadores mexicanos de todas las ciudades fronterizas reclamen un trato equitativo y justo para poder avanzar integralmente como nación y no entreguemos solamente nuestro territorio a los intereses transnacionales que solo velan por sus utilidades financieras, olvidándose del bienestar de sus trabajadores.

Lo justo sería que se reparta el beneficio económico de la nueva Zona Libre entre todos los trabajadores de las fábricas beneficiadas por AMLO.

Lo razonable sería que a los mexicanos que trabajen en fábricas fronterizas se les pague 10.50 dólares por hora, que es lo que se paga en EE.UU., a sus homólogos.

Vamos por un México nuevo. Vamos por un México más justo. Vamos juntos. Vamos independientes por la gubernatura del Estado.

 

Témoc Ávila Hernández

Correo electrónico: temoc.verificacion@gmail.com

Comentarios

comentarios

Notas relacionadas

Tipo de Cambio