BlacKkKLansman

Foto: Internet
 
Cinemazcopio Lunes, 20 Agosto, 2018 12:00 PM

Esta película mereció diez minutos de ovación en el pasado Festival de Cannes y es fácil comprender por qué. La obra más reciente del crítico realizador afroamericano Spike Lee llega justo al corazón del lema “America first” (América primero) tan escuchado en estos tiempos, pero desde Colorado Springs, donde el único policía de color en dicho poblado infiltra el Ku Klux Klan a través de Flip Zimmerman, un detective judío que se hace pasar por blanco.

John David Washington como Ron Stallworth y Adam Driver en el rol de Zimmerman simplemente son maravillosos. Washington está ahí justo para presionar los botones correctos y hacer que Driver se robe escena tras escena conforme pasa de ser un agente que nunca dio importancia a los prejuicios abiertamente manifiestos de sus colegas, a estar consciente de una etnicidad que le pertenece y que al no ser aria, lo convierte en un ser marginal y vulnerable.

Otro detalle importantísimo: esta historia se desarrolla en los años setenta, pero Lee es tan audaz que entreteje el pensamiento del Siglo XXI con sutileza, de tal manera que las referencias al gobierno de Donald Trump y el pronunciamiento abierto al estilo David Duke en pro del racismo como un elemento natural del discurso cotidiano entre los blancos están ahí, permeando esta película sobre todo hacia la recta final.

Tenemos aquí un largometraje de acción capaz de cuestionar los cimientos morales de una sociedad en crisis. Lee tal vez cruza el límite de los discursos que se dan uno tras otro, pero logra evitar el panfleto. Su visión, a final de cuentas, es aguda, estremecedora y sincera. La preocupación está siempre latente y es contagiosa, sobre todo por dos hechos innegables: este par de policías en verdad existió y lo que lograron fue impedir un atentado sobre la población negra de manos del KKK.

Cuando después de gozar el entretenimiento de esta cinta, a uno le cae el veinte, la obra de Lee se vuelve inmensa y de ese tamaño termina siendo el mensaje de, sin duda, una de las producciones cinematográficas más importantes de 2018. ****

Punto final.- Ni modo, “Christopher Robin”. A ver si para la próxima no es demasiado tarde.

Comentarios

comentarios

Notas relacionadas

Tipo de Cambio