En homenaje al periodismo combativo

Foto: Luis Carlos Sainz
 
Cultura Lunes, 9 Abril, 2018 12:10 PM

Casi un año después del asesinato de Javier Valdez, su libro “Periodismo escrito con sangre. Antología periodística: Textos que ninguna bala podrá callar” será reeditado por Aguilar.  “La delincuencia organizada todo lo puede, y un periodista o un ciudadano está en una total indefensión”, expresó a ZETA Griselda Triana, esposa del extinto fundador de Ríodoce

A casi un año del asesinato del periodista Javier Valdez Cárdenas, reediciones, reimpresiones y traducciones de su obra han emprendido Penguin Random House y la Universidad de San Diego. Para empezar, su editorial, Aguilar, reimprimirá este año “Periodismo escrito con sangre. Antología periodística: Textos que ninguna bala podrá callar”, libro póstumo publicado en 2017.

De hecho, el plan de reediciones inició el año pasado, cuando Debolsillo reimprimió “Miss Narco. Belleza, poder y violencia: historias reales de mujeres en el narcotráfico mexicano” (2007) y “Huérfanos del narco. Los olvidados de la guerra del narcotráfico” (2015).

Por si fuera poco, la Universidad de San Diego publicó en 2017 “The Taken. True Stories of the Sinaloa Drug War” (Levantones, 2012), con traducción e introducción de Everard Meade, director del Trans-Border Institute de la University of San Diego’s Kroc School of Peace Studies; además, próximamente emprenderá la traducción de otro de los libros publicados por Valdez.

 

REEDICIONES Y TRADUCCIONES

“En la Feria Internacional de la Lectura Yucatán (FILEY) del año pasado presentó una reedición de ‘Malayerba’ (Jus, 2016), estas columnas que publicaba él en Ríodoce, estaba muy contento y emocionado con esta reedición; la primera edición de ‘Malayerba’ (Jus, 2009) incluye un prólogo de Carlos Monsiváis; Javier siempre estuvo muy orgulloso de que Monsiváis se hubiera tomado la molestia de haberle prologado este libro. ‘Malayerba’ es una edición muy bonita, se sigue vendiendo, se sigue publicando en Ríodoce con algunas caricaturas, algunos monos que publican que tienen que ver con el tema de la ‘Malayerba’”, expresó a ZETA Grilselda Triana, esposa de Javier Valdez.

En torno a la reedición este año de “Periodismo escrito con sangre” que anunció Penguin Random House bajo el sello Aguilar, Griselda Triana manifestó:

“La antología de ‘Periodismo escrito con sangre’ es una compilación de las historias más importantes a juicio de su editor, que tenían que estar aquí de cada uno de sus libros: ‘Miss Narco’, ‘Los morros del narco’, ‘Levantones’, ‘Con una granada en la boca’, ‘Huérfanos del narco’ y ‘Narcoperiodismo’. Y la traducción al inglés en la Universidad de San Diego tampoco alcanzó a promocionar porque coincidió con la salida de la nueva edición de ‘Malayerba’, no podía estar promocionando dos o tres libros al mismo tiempo, se juntaron la traducción de ‘Levantones’, ‘Malayerba’ y ‘Narcoperiodismo’; entonces Javier no alcanzó a hacer ninguna presentación de este libro traducido al inglés”, expuso.

Además, Penguin Randon House creó el Premio Javier Valdez Cárdenas “como un homenaje al periodismo combativo y crítico que realizó nuestro querido autor”, refirió Triana.

 

SOBRE EL PREMIO JAVIER VALDEZ

De acuerdo con las bases anunciadas por Penguin Random House, podrán participar todos los profesionales del periodismo mexicano nacidos en nuestro país o extranjeros con por lo menos cinco años de estancia comprobable en territorio nacional.

Foto: Cortesía

Asimismo, entre otras bases, destaca que cada participante deberá entregar un proyecto de investigación periodística sobre uno de los temas de la agenda nacional. El jurado privilegiará los proyectos que traten los asuntos que preocuparon a Javier Valdez Cárdenas a lo largo de su obra: el crimen organizado, la corrupción política, las víctimas de la violencia, el abuso del poder, el desempeño de las Fuerzas Armadas, el deterioro social, entre otros.

Además, el proyecto debe presentarse de manera individual, con el nombre que utiliza el periodista en su quehacer profesional, bien documentado, con las menciones, cualesquiera que sean, de fuentes, referencias y bibliografía.

La propuesta no debe ser mayor a diez cuartillas, en Times New Roman de 13 puntos e interlínea de 1.5. En cada proyecto se anotará con claridad el objetivo y los temas a desarrollar, la importancia en nuestra sociedad y las posibles repercusiones en los lectores. El jurado privilegiará trabajos ya en curso de investigación.

El ganador del proyecto de investigación tiene el compromiso de convertirlo en libro en un plazo no mayor a un año, con una extensión mínima de 150 cuartillas.

Penguin Ramdom House detalló que el premio consiste en un apoyo directo a la investigación o proyecto hasta de 50 mil pesos, como gastos a comprobar, y 150 mil pesos a cuenta de regalías que recibirá a partir de la entrega del libro, según acuerdo entre el autor y la editorial.

“Yo espero que el Premio tenga una buena aceptación, que sean muchos periodistas que les interese o que desarrollen un trabajo similar a lo que Javier hacía, que sepan que hay editoriales que gracias al trabajo de Javier ahora pueden tener apertura”, expresó a ZETA la esposa de Valdez.

“Javier tuvo muchas dificultades cuando empezó a publicar, para ‘Malayerba’ tocó muchísimas puertas y ninguna editorial se interesó por su trabajo, hasta que una lo hizo, se animó, y a partir de ahí primero con Jus y después con Aguilar, cada año Javier estaba publicando.

“Entonces, cuando hay editoriales como Penguin Random House, a través de Aguilar, que quieran y les interesa que más periodistas tengan oportunidades que en su momento Javier no tuvo a principio, entonces qué bueno, pero además es un aliciente para que su trabajo salga de las redacciones de los periódicos y que puedan tener la proyección que Javier tuvo al estar con ellos, entonces manden sus proyectos”, exhortó Griselda Triana.

El fallo del jurado, compuesto por tres personalidades del mundo periodístico nacional, se dará a conocer a través de la página de Penguin Random House México: www.megustaleer.mx y en medios impresos de circulación nacional, el día 15 de mayo, primer aniversario luctuoso de Javier Valdez Cárdenas. La presidenta del jurado será Carmen Aristegui. La convocatoria quedó abierta a partir del 15 de febrero de este año y se recibirán trabajos hasta el 30 de abril.

Para consultar las bases de la convocatoria está disponible la página https://www.megustaleer.mx/noticias/premio-de-periodismo-javier-valdez-cardenas-primera-edicion-2018/315  o bien:  http://penguinrandomhousegrupoeditorial.com/

“Han sido meses muy dolorosos, obviamente el tipo de muerte que tuvo él, una muerte violenta, es mucho más complicada; si de por sí cuando alguien sufre una pérdida de un familiar, un ser querido, un amigo, por una enfermedad o por un accidente son situaciones de las que es difícil superar; imagínate cuando se trata de una muerte violenta, cuando alguien fue el que dispuso de la vida del otro”, expresó a ZETA Griselda, quien también dio algunos pormenores ante la ausencia de su esposo.

Foto: Enrique Mendoza Hernández

 

“TENÍAMOS UNA FAMILIA Y DE REPENTE YA NO TIENES NADA”

Transcurría 1987 cuando Griselda tenía 18 años y Javier, 20. Ella estaba a punto de terminar la preparatoria y él ya había ingresado a la carrera de Sociología de la Universidad Autónoma de Sinaloa.

“A los 18 años lo conocí, él tenía 20, estábamos chiquitos. Yo lo conocí en la ‘prepa’ porque él había tocado en un grupo de folclor latinoamericano Culpegualt, fue a tocar a la ‘prepa’ donde yo estudiaba, en la Preparatoria de la Universidad, ahí fue donde nos conocimos”, reveló Griselda Triana luego del homenaje que le rindieron la Feria Internacional de la Lectura Yucatán (FILEY) y La Jornada, en Mérida.

Tras sus estudios en la Universidad Autónoma de Sinaloa, él de Sociología y ella de Psicología, decidieron formar una familia en 1991.

“El 23 de marzo de este año, Javier y yo estaríamos cumpliendo 27 años de casados, nos conocimos hace más de 30 años, entonces es toda una vida, dos hijos, patrimonio modesto, pero patrimonio”.

¿Qué es lo que más extrañas de Javier?

“Todo, ¡hasta las discusiones! Llegar a la casa, el que me compartiera sus textos. Me preguntaba: ‘oye, ¿qué opinas de esta entrada?, cuando empezaba a escribir sus historias; el primer y segundo párrafo me decía: ‘me gustaría que los leyeras para ver qué te parece’. Extraño a mi compañero, extraño al padre de mis hijos.

“Extraño al Javier con el que iba todos los sábados a la cantina El Guayabo. La tarde de los sábados era nuestra, extraño que me haga de desayuno los domingos, extrañas todo. Teníamos todo; teníamos una familia y de repente ya no tienes nada”, sentenció.

 

“NO HAY NINGÚN AVANCE EN LAS INVESTIGACIONES”

Triana afirmó que tras casi un año del asesinato de Javier Valdez, la justicia no aparece en el gobierno de Enrique Peña Nieto:

“Es muy muy complicado, es muy doloroso, te haces muchas preguntas, obviamente preguntas que hasta la fecha siguen sin respuesta. Javier terminó como muchos de los personajes de sus historias; él es una víctima directa, nosotros somos víctimas indirectas, su familia, mi familia, la familia de él; finalmente yo no sé si algún día vamos a terminar siendo la historia de algún libro escrito por otro periodista.

“Yo no sé si Javier se imaginó eso; sí, Javier sabía que un día lo podían matar, pero es lo último que esperas que suceda. Entonces, estamos en una vorágine, un torbellino de emociones, con muchas altas y bajas, a veces estás bien, a veces estás mal; es muy difícil, y hace más difícil la situación el hecho de que no haya ningún avance en las investigaciones para dar con los responsables”.

¿Cómo ha sido la respuesta de la Fiscalía Especial para la Atención de Delitos cometidos contra la Libertad de Expresión​ (FEADLE), dependiente de la Procuraduría General de la República, ante el caso de Javier Valdez?

“Pues quien tiene que dar a conocer avances sobre los trabajos de investigación es la FEADLE, con Ricardo Sánchez, es con quien yo tengo comunicación; es una persona, lo tengo que decir, que me atiende; si yo necesito verlo y le hablo o le mando mensaje para pedírselo, me contesta inmediatamente y me recibe en sus oficinas, o va a mi casa. Sí ha habido esa disposición, esa apertura para atenderme, el problema es de qué me sirve eso, si lo que realmente me importa -que son los resultados- pues no hay. La menos interesada en que esto se venga abajo soy yo, pero realmente no tiene qué informar”.

 

“MUCHAS VECES EN ESTE TIPO DE LUCHAS ESTÁS SOLA”

De acuerdo con Artículo 19 México y Centroamérica (organización independiente y apartidista que promueve y defiende el avance progresivo de los derechos de libertad de expresión) de 2000 al 22 de marzo de 2018, han sido asesinados 115 periodistas en México (106 hombres y nueve mujeres).

En ese contexto de violencia e impunidad transexenal en el país, algunos familiares que han buscado justicia para las víctimas han sido asesinados, ¿no tienes miedo?

“Yo no soy activista, yo soy una persona, la esposa de un periodista asesinado que lo que hace cada vez que se planta en un evento de este tipo, es exigir algo en lo cual tengo derecho: el derecho a la verdad, a saber quiénes lo mataron, por qué lo mataron; de estar pendiente de que en algún momento se aplique la justicia y se sancione con todo el rigor de la Ley a quienes lo hicieron.

“Yo no me considero activista porque como que entro y salgo, tengo una familia que proteger y porque el miedo está latente y porque a veces digo: ‘a Javier ya lo mataron, Javier era el objetivo y lo consiguieron’, una cree que no le van a hacer nada; yo no tengo miedo, tengo miedo en todo caso a mis hijos les pueda ocurrir algo, que a la gente que está alrededor le pueda ocurrir algo; entonces como que el miedo se impone y no te abres completamente, ni sales, ni gritas, muchas veces te cuidas por el miedo. Yo quisiera hacer más, salir y acudir y hacer plantón o decir más cosas, pero no puedo, porque en el fondo sabes que sí da miedo.

“Muchas veces en este tipo de luchas estás sola. Yo sé que tengo una ventaja, entre comillas, quizás porque Javier era un periodista reconocido, con una trayectoria intachable, con muchos reconocimientos nacionales e internacionales, pero no estaba blindado, por lo tanto ni sus familias; entonces, son pocos los familiares de periodistas que salen o tienen este tipo de espacios para aprovechar la oportunidad y exigir algo que a lo cual tenemos derecho.

Foto: Cortesía

“No me puedo quedar callada y, si me dan la oportunidad de estar en la presentación de un libro de Javier, en algún homenaje, ahí voy a estar, y voy a seguir diciendo lo mismo: ¿Hay avances en los resultados de la investigación? Pues no hay nada; sí, el fiscal (de la FEADLE, Ricardo Sánchez) es muy amable, muy atento y atiende mis llamadas, responde mis mensajes, pero no hay resultados en la investigación”.

El sexenio de Enrique Peña Nieto está por concluir. ¿Cuál es la exigencia para el próximo Presidente de México?

“Ojalá que quien llegue a la Presidencia tome otro tipo de medidas que garanticen que los periodistas van a hacer su trabajo sin tanto riesgo. En el caso de las penas para victimarios para feminicidios se buscan penas muy largas, muy grandes, entonces en el caso de los periodistas, no tienen que negociar nada con los asesinos, algo se tiene que hacer, alguna medida.

“O sea, estamos en un país donde se ha perdido el valor de la vida. Entonces, bueno, que indemnicen con todas las de la Ley a la familia de un periodista asesinado, que detengan a los asesinos y apliquen la máxima condena que sea posible; o sea, tienen que ser castigos ejemplares, a alguien le tiene que doler, nosotros estamos poniendo los muertos, algo se tiene que hacer, esto no puede seguir ocurriendo”.

Finalmente, ¿qué sigue para la familia de Javier Valdez?

“Pues encontrarle un nuevo sentido a la vida. Javier trabajaba con víctimas, mujeres, niños, niñas, jóvenes, familias completas, entonces, bueno, Javier hablaba mucho de la resiliencia, tienes que seguir con tu vida adelante a pesar de la adversidad; de lo malo, de la tragedia sacar lo mejor, porque mientras estás respirando, mientras tu corazón no deje de latir, hay muchas cosas que hacer, eso es lo más complicado: el hecho de aceptar que eres una víctima, por ahí empiezas a desmenuzar muchas cosas.

“A mí me costaba trabajo y me daba vergüenza decir que soy una víctima, o sea, te resistes, entonces, cuando ya empiezas a aceptar que eres víctima, no porque tú lo hayas buscado, pues yo creo que es un comienzo y en función de eso empezar a construir o reconstruir, si quieres partir de lo que ya tenías o partir de cero, entonces pues la decisión que tomes igual va a ser difícil”.

Por último, la Comisión Ciudadana de Seguimiento al Caso Javier Valdez, de Culiacán, informó que del 14 de abril al 15 de mayo coordinará y llevará a cabo diversas actividades en Sinaloa para exigir justicia luego del crimen del periodista.

Comentarios

comentarios

Tipo de Cambio