La cara oscura de la realidad de la justicia (Tercera y última parte)

Foto: Internet
 
Opinionez Lunes, 24 Abril, 2017 12:00 PM

La ira es como el fuego; no se puede apagar sino al primer chispazo. Después es tarde”.

Giovanni Papini

 

Desafortunadamente el Estado de Baja California se mantiene como el Estado en la frontera norte de nuestro país con la mayor incidencia delictiva, lo que significa que, en cifras, se cometieron aproximadamente el 29% de todos los delitos del norte de México.

Tijuana es ahora la ciudad con el mayor número de homicidios dolosos en los 3 primeros meses del 2017 a nivel nacional, estos datos fueron proporcionados y publicados por parte del Secretariado Ejecutivo de la Secretaría de Gobernación, encabezando vergonzosamente Tijuana el mayor número de homicidios dolosos en los meses de enero y febrero. Llama la atención particularmente que solamente en estos dos meses citados la ciudad de Tijuana ha registrado un total de 211 homicidios y de manera específica, 103 de ellos en el mes de enero y 108 en el mes de febrero.

Lo anterior es sumamente alarmante si tomamos en cuenta, por ejemplo, que la ciudad de México registró 97 ejecuciones en enero y 73 en febrero, pero la diferencia fundamental radica en que en la Ciudad de México habitan más de 24 millones de personas, una cantidad agobiante en relación quizá con los apenas 2 millones de habitantes que tiene la ciudad fronteriza.

Le sigue Ciudad Juárez, con 46 muertes violentas en enero y 70 en febrero para un total de 116 y la cuarta posición le corresponde a la ciudad de Acapulco, en el Estado de Guerrero, en donde se suscitaron 46 homicidios en enero y 64 en febrero, para sumar en total 110.

En la Ciudad fronteriza de Tijuana se ha tratado de atribuir con ligereza por parte de las autoridades y diferentes dirigentes de grupos sociales al conflicto o guerra entre los grupos delictivos dedicados al narcotráfico, pero no se da absolutamente ninguna explicación de qué políticas preventivas urgentes e imperantes está implantando el Gobierno del Estado para resolver esta desastrosa situación debido a la actitud de inoperancia de las autoridades encargadas  de prevenir, investigar y sancionar el delito.

Una vez que ha ocurrido alguna ejecución las autoridades municipales argumentan que no es su competencia el esclarecimiento de esos hechos, sino que corresponde a la Procuraduría de Justicia del Estado. Ésta a su vez, manifiesta que en los hechos se utilizaron generalmente armas de fuego de alto calibre y por lo tanto, la autoridad encargada, es la Procuraduría General de la República a través del Ministerio Público de la Federación, pero, finalmente, nadie es responsable, ninguna autoridad comprende y se responsabiliza del deber legal que tienen para prevenir y combatir el delito; igualmente se ha pretendido justificar esta gravísima ola de violencia, con la disputa del territorio por parte de los grupos de delincuencia organizada, bajo el argumento de que la Ciudad fronteriza de Tijuana por su vecindad geográfica con los Estados Unidos de América y específicamente, con el Estado de California, se ve involucrada ya que aquel Estado norteamericano es el mercado de mayor consumo de drogas en los Estados Unidos de Norteamérica.

En otro orden de ideas no solamente los homicidios han azotado a nuestra ciudad sino que en este año de 2017 los asaltos a los comercios han detonado en un 47%, aunado a que el primer trimestre del presente año cerrará con más de 300 homicidios solamente en la ciudad de Tijuana; la capacidad de asombro, la indignación ha sido ampliamente superada sin que se vislumbre alguna solución en concreto. En cuanto a las cifras oficiales, publicadas por el Sistema Nacional de Seguridad Pública se reportaron 1938 homicidios dolosos solamente en enero del 2017.

En esta base de datos el récord sexenal en la administración de Enrique Peña Nieto, lo tiene el mes de septiembre del 2016 con 1982. Aquí se trata de todos los homicidios violentos que se cometen en el país incluyendo los que comete el crimen organizado y los que no, para lo cual no hay ninguna respuesta oficial.

 

Benigno Licea González es Doctor en Derecho Constitucional y Derecho Penal. Fue Presidente del Colegio de Abogados “Emilio Rabasa”, A. C. Correo: liceagb@yahoo.com.mx

Comentarios

comentarios

Notas relacionadas

Tipo de Cambio