Legado aleccionador

Foto: Cortesía Yeray Albelda
Espectáculoz lunes, 27 junio, 2022 12:15 PM

Polémico, desafortunado y trágico accidente vehicular en BCS apagó el sueño de “Ray” y Paco Mufote, emblemáticos histriones, músicos y gestores culturales bajacalifornianos, de quienes sin su aportación, es inexplicable la historia de las artes escénicas en el Noroeste de México. Participaban en el rodaje de “El Elegido”, película que Netflix filma en las poblaciones de Loreto, Mulegé y Santa Rosalía, en la costa del Mar de Cortez

Dos corazones gigantes, camaleónicos, entusiastas por las artes escénicas, entrañables, apasionados por la vida, la tarima y sus butacas, han dejado de latir en el punto más alto de sus carreras. Dos hombres de teatro con el mismo valor y peso: Raymundo Garduño Cruz y Juan Francisco González Aguilar, ambos de 47 años; talento bajacaliforniano por adopción y origen que perdiera la vida en un trágico accidente vehicular en la Carretera Peninsular Santa Rosalía-Loreto en Baja California Sur, realizando hasta su último aliento lo que más amaron: personificar.

Gestores de cultura y música, Garduño y González son honrados con respeto por la comunidad teatral y fílmica de la entidad que no sólo avala su legado, sino que no encuentra explicación de la historia de las artes escénicas al Noroeste de México sin ellos. El dolor ahoga las palabras en el alma, pero los capítulos de la herencia actoral del conocido como Paco Mufote y “Ray” quedarán sellados con el desbordar de lágrimas de amor de un gremio abatido por el desafortunado hecho, que reflexiona en las condiciones laborales del rodaje de “El Elegido” (The Chosen One), adaptación de “American Jesus” dirigida por Everardo Gout, bajo la producción de Redrum para Netflix.

Foto: Cortesía CECUT/Paco Mufote                           Ray Garduño

De acuerdo con el peritaje de la Guarda Nacional sobre el suceso vial en el que fallecieron los histriones, el exceso de velocidad, desconsiderar condiciones de tránsito de la vía federal y las del vehículo -de parte del conductor Alberto Jiménez Gómez, de 21 años-,

causaron la pérdida de control de la panel modelo 2010 con placas de circulación FZR874A y el fatal incidente la mañana del jueves 16 de junio. Acto en el que también eran trasladadas las actrices Margarita Peñaloza Luna, Cristina Martínez y Yeray Albelda, a los aeropuertos de Loreto y La Paz, en medio de una pausa fílmica que ha quedado temporalmente suspendida, luego de iniciar procesos en abril para finalizar el 15 de julio.

Luego de los actos fúnebres de Garduño y González, la tarde del martes 21 de junio, el Centro Cultural Tijuana conmemoró su vida y legado.

“Pareciera que las instituciones no tienen alma, pero cuando nos enteramos, CECUT se volvió gris. Ambos eran nuestros amigos. Celebramos el amor y disciplina de dos hombres que aprendieron que el teatro es más grande que la vida, reinventarse, vivir en metamorfosis, trabajar en equipo y ahondar en la vida, en la complejidad de los personajes para vivir otra vida. Han dejado un gran legado”, celebró Vianka Santana, titular del recinto cultural, sumándose a las condolencias de autoridades de BC y BCS.

Cabe señalar que aunque Garduño y González trabajaron juntos en el filme “Aquí viene el diablo” para Salto de Fe Films, y días pasados en “El Elegido” de Netflix, cada uno sumó sus créditos: Paco Mufote (González) participó en la serie documental de National Geographic “Locked Up Abroad”, además de las cintas “Sleep Dealer”, “Norteado”, “Yan She: El hombre que espera”; así como las puestas en escena “Cristo luz”, “Primero de octubre”, “Edipo güey” y “L ́arpenteur”. Mientras “Ray” destacó como director de escena de “Kikiricaja”, “Inmolación”, “No Touch”, “Papá está en la Atlántida” y “Dios es un bicho”; como gestor cultural es respetado por promover el teatro contemporáneo infantil y juvenil (Semana de Teatro para Niños) y como histrión contribuyó en más de veinte obras de teatro, series de televisión y en la cinta sobre “un niño de 12 años que, después de un extraño accidente, descubre que es la reencarnación de Jesús y que está destinado a salvar a la humanidad”.

Sobre el hecho, Netflix pronunció: “Estamos profundamente entristecidos por el trágico accidente que cobró la vida de Ray Garduño y Juan Francisco González. Nuestros pensamientos están con sus seres queridos, y con los heridos (…) Todos los que estamos en la producción de ‘El Elegido’ estamos conmocionados (…) Lamentamos profundamente el fallecimiento (…) y apoyamos de cerca a todos los afectados por esta inenarrable tragedia. Redrum ha estado cooperando con las autoridades locales, informes iniciales, y relatos de los testigos indican que se implementaron todos los protocolos de seguridad y que este fue un accidente desafortunado”, señaló la empresa que colaboró para “Narcos: México” (2017), serie en la que vivieron su primer incidente fatal cuando su explorador de locaciones Carlos Muñoz, fue asesinado a tiros mientras exploraba áreas remotas.

Por su parte, el actor tijuanense Yeray Albelda (Alejandro), quien actuó en “El Elegido” en el rol de minero de Santa Rosalía, señaló a ZETA que no existió precariedad en la producción, como se ha referido en redes sociales.

Foto: Cortesía Yeray Albelda/Albelda y Garduño

“A lo mejor ya nos acostumbramos a llamados largos que no deberían ser, pero nunca miré focos rojos como para abandonar la producción. Quien se ha pronunciado en redes sociales (Rick Zazueta) no está involucrado en la producción para nada. A nosotros nos pagaron lo correspondido, indemnizaron a las familias y cubrieron mis atenciones médicas. No recuerdo el momento del accidente, entregué la llave del hotel, bajamos a comprar burritos y de ahí la ambulancia. Seguro veníamos cantando y bromeando”.

Albelda, quien sufrió una conmoción cerebral y fracturas de clavícula y hombro, agregó:

“No puedo decir si el chofer se fue de fiesta o no durmió bien, pero acababa de llegar de relevo de otros choferes junto a más crew, equipo y otra van, no conocía la carretera, venía de Ciudad de México. A lo mejor ese fue el error, se confió, manejaba rápido, le faltaba experiencia, las carreteras son traicioneras. No eran camionetas nuevas, pero eran aceptables para los traslados y no tenían las llantas lisas. Mi personaje no continuará, se reescribirá la historia. Nosotros éramos tres mineros, regresar sin ellos sería doloroso y complicado. A ellos no los conocí en el set, sino hace muchos años, abandonar la actuación sería un insulto a su memoria porque ellos tenían muchos planes, vivían un momento pleno, audicionaban para otras series y películas”.

El también maestro de artes escénicas sentenció: “El tiempo no es eterno, hay que aprovecharlo, reflexiono en lo que quiero dejar a siguientes generaciones del teatro”.

Respecto al deceso de los histriones, la Asociación Nacional de Actores (ANDA) recordó que “es trabajo de todos cuidar de la seguridad tanto de actores, crew y de los mismos choferes en cualquier producción (…) No incurrir en posibles negligencias”.

Por último, Concepción Talamantes Cota, encargada de la Comisión de Filmaciones de Baja California, enfatizó a ZETA que contratar choferes locales daría mayor tranquilidad por el conocimiento de la carretera, y aunque la Comisión orientó con locaciones, permisos, prestadores de servicio y solicitó la contratación de seguros para actores y personal, no existe un reglamento o sustento para crear obligaciones a la producción.

Al cierre de esta edición, la Procuraduría General de Justicia del Estado de Baja California Sur no emitió peritaje oficial de los hechos en que los tijuanenses perdieron la vida.

Comentarios

Tipo de Cambio