Caen homicidas prófugos

Arsenal asegurado a El Güero Ruffl es en La Paz BCS
Edición Impresa martes, 2 noviembre, 2021 12:00 PM

El presunto sicario Luis Fernando Villalobos Graciano, alias “El Güero Ruffles” o “El Wero Rumble”; así como Hugo “N”, policía y presunto asesino de joven, eran buscados la justicia por el delito de homicidio, feminicidio y delincuencia organizada

Daniel de la Rosa Anaya, Procurador General de Justicia del Estado anunció 5 feminicidio
en este 2021

La Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) de nuevo demostró cómo la justicia en Baja California Sur no es expedita. Apenas se logró recapturar a uno de los más peligrosos sicarios generadores de violencia en la entidad de 2014 a 2020.

Luis Fernando Villalobos Graciano, alias “El Güero Ruffles” o “El Wero Rumble”, era el encargado de plaza de narcomenudeo y sicarios de La Paz en la era de Simón Guillermo Hernández Peña “El Sepulturero”, quien operaba la célula de “El Güero Ruffles” desde el Centro Penitenciario de La Paz.

Villalobos Graciano estuvo involucrado en una balacera registrada el 10 de septiembre de 2016 en el fraccionamiento Camino Real, enfrentamiento que dejó como saldo tres personas heridas, una de las cuales murió en el hospital.

Al jefe de sicarios le aseguraron un arsenal consistente en:

* 2 armas cortas calibre 9 milímetros

* 1 arma corta calibre 380

* 1 arma larga AK-47 calibre 7.62

* 1 arma larga calibre .5

* 2 cargadores abastecidos calibre 7.62

* 9 cargadores AK-47 desabastecidos

* 3 chalecos balísticos

* 1 báscula gramera, digital

* 1 pantalón con logos de la Secretaría de Marina (Semar)

* 6 cartuchos calibre 7.62

* 1 caja de cartuchos marca American Eagle con 45 cartuchos útiles

* 17 cartuchos útiles, calibre 9 milímetros

* 147 envoltorios de cristal

* 4 bolsas de la droga conocida como cristal

* 1 vehículo Mazda Cx5 modelo 2010.

César Alfonso, Policía de Comondúimputado por homicidio con alevosía

Además, según las fuentes policiales, “El Güero Ruffles” está involucrado en otro homicidio registrado el 24 de julio de 2016 en el Bulevar Forjadores y Pichilingue de la colonia Tabachines. Pese al aseguramiento realizado en 2016, no fue suficiente para mantenerlo en prisión; fue liberado.

“Luis Fernando ‘N’, imputado por homicidio, quien se afirma fue detenido el 11 de septiembre de 2016 en la colonia Camino Real de esta Capital, con dos armas largas, seis cargadores, 36 cartuchos y equipo táctico como pasamontañas y chalecos antibalas. El imputado, apodado ‘El Güero Ruffles’, se encontraba prófugo de la justicia. En unos días estaremos en posibilidad de ampliar esta información”, expuso Daniel de la Rosa Anaya, procurador general de Justicia del Estado.

“El Güero Ruffles” habría sido puesto tras las rejas en septiembre de 2016, días después de su captura, fue trasladado a un penal de máxima seguridad en el interior del país, sin embargo, hubo irregularidades que lo llevaron a obtener su libertad, hasta que fue recapturado y está en espera de que se le dicte sentencia.

Después de cinco años prófugo, evidenció al sistema de justicia sudcaliforniano, donde por más actos delictuosos que se imputen, siempre reinará la impunidad.

“Lo que creíamos que se había aplicado la justicia a infractores de la Ley, a generadores de esa guerra encarnizada de los cárteles, hoy nos enteramos que fue pura simulación, que hicieron como que detenían a los sicarios con cuantiosos arsenales, con armas involucradas en diversos hechos violentos, y hoy son recapturados, prófugos de delitos por los que ya se sabía, eran responsables”, dijo a ZETA un miembro del Consejo Ciudadano por la Seguridad Pública y Justicia Penal.

CASO NAYELI

El 22 de octubre del año en curso, la Agencia de Investigación Criminal de la PGJE confirmó la detención de Hugo “N”, presunto feminicida de la activista Nayeli Guerrero, encontrada sin vida el domingo 17 del mes corriente, al interior de un negocio de la colonia Centro de San José del Cabo, municipio de Los Cabos.

Se cumplimentó la orden de aprehensión por feminicidio y robo de vehículo en agravio de la joven, así lo confirmaron autoridades estatales, indicando que el prófugo de la justicia fue capturado en Mulegé, cuando pretendía abandonar BCS.

“Peritos de Criminalística de Campo de la Dirección de Servicios Periciales, recabaron indicios para procesarlos, examinarlos e incorporarlos a la carpeta de investigación iniciada por la Agente del Ministerio Público de la Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos Cometidos contra las Mujeres. Las pruebas periciales determinaron que la víctima tenía, aproximadamente, tres días de fallecida y que las causas de muerte fueron asfixia mecánica por ahorcamiento”, explicó Daniel de la Rosa Anaya.

A decir del procurador, Nayeli estaría recibiendo justicia al encarcelar al individuo que la privó de la vida, sin embargo, los familiares mencionaron a su hermano como coautor del incidente, situación que se encuentra bajo investigación pericial y testimonial.

“Se pudieron acreditar la probable relación de Hugo ‘N’, de 37 años, en los delitos, por lo que solicitó y obtuvo del juez de Control, la orden de aprehensión. El imputado fue ubicado, localizado y asegurado el municipio de Mulegé. De las investigaciones se desprende que el móvil del delito fue por problemas laborales que existían entre la víctima y victimario”, apuntó De la Rosa.

La PGJE mantiene las investigaciones, y es que los mismos familiares de la víctima y algunos testigos, dijeron haber visto a dos personas salir del lugar de los hechos.

“No nos queremos anticipar, son dos presuntos responsables y estamos en el proceso de judicialización del caso, en cuanto tengamos la resolución judicial les estaremos informando, pero también sepan que en los actos de investigación está esclarecido”, afirmó el procurador.

Luis Fernando Villalobos Graciano, El Güero Ruffles, ex encargado de plaza de narcomenudeo y sicarios de La Paz

Poco a poco Baja California Sur ha incrementado la incidencia de esta clase de delitos, lo que mantiene con gran preocupación a las colectivas feministas, pues al igual que las desapariciones, los delitos siguen impunes y no hay una atención integral a los afectados y sus familias.

Los años 2020 y 2021 ya están a la par en el número de víctimas, este año aún no termina y es posible que la cifra sea sobrepasada.

“En cuanto la incidencia el delito de feminicidio, el año pasado hubo cinco, este año, hasta el mes de agosto traemos cuatro por el delito de feminicidio, y este que también fue judicializado, que sería el quinto. En el caso de feminicidios en grado de tentativa, en lo que va de este año hemos tenido prácticamente dos”, apuntó el titular de la PGJE sudcaliforniana.

Colectivas feministas han denunciado a ZETA la falta de sensibilidad del Gobierno del Estado en el esclarecimiento de los hechos, así como la información sobre los detenidos, pues las carpetas de investigación se conducen con tortuguismo.

Si bien, los recientes hechos están en su mayoría, judicializados, aún hay algunos cabos sueltos, feminicidios que no han sido esclarecidos del todo, que los imputados siguen sin recibir sentencia o están en revisión, cuando las colectivas buscan que se aplique todo el peso de la Ley.

“En algunos casos son feminicidios, algunos donde no se concretizó, o algunos de 2018 que fueron homicidio calificado, pero en todos ellos han seguido su curso, prácticamente desde que se inició el proceso, las personas están en prisión preventiva, varios de los presuntos responsables están firmes con su condena, por 30 años y veintitantos, algunos de hasta 44”, señaló el procurador general de Justicia.

 

CENTROS DE REHABILITACIÓN DE MUERTE

Cuatro años fueron necesarios para que hubiera justicia contra homicidas prófugos de la justicia en Ciudad Constitución, municipio de Comondú.

El 1 de octubre de 2017, los números de Emergencia recibieron el llamado de urgencia por un joven interno del Centro de Rehabilitación Esperanza Vive de Ciudad Constitución.

Cuatro individuos ingresaron al lugar y golpearon a la víctima hasta la muerte, el primero en caer fue Jesús Eugenio “N” el 25 de septiembre de 2021; poco más de un mes después, agentes de la PGJE lograron una segunda orden de aprehensión contra César Alfonso “N”, policía municipal de Comondú.

Con la detención del agente municipal, quedarían dos más por ser detenidos para esclarecer el hecho, que dicho sea de paso, el 26 de octubre fueron vinculados a proceso por homicidio calificado con ventaja, ocurrido el 19 de octubre de 2017.

“El Agente del Ministerio Público de la Unidad de Investigación de Homicidio Doloso, presentó los datos de prueba suficientes para que el juez de Control mantuviera sujeto a proceso a César Alfonso ‘N’, de 29 años, por dicho delito ocurrido el 19 de octubre de 2017 en el interior de las instalaciones que ocupa el Centro de Rehabilitación que se ubica en la colonia Fovissste Real, en Ciudad Constitución”, manifestó Daniel de la Rosa.

Gracias a las pruebas periciales, la Procuraduría pudo establecer la participación del Policía Municipal, quien participó en la golpiza que le dieron al interno del Centro de Rehabilitación, agresión que le costó la vida.

“Derivado de las investigaciones de criminalística y de campo, dentro de la causa penal J40/2018, se logró determinar la participación del hoy vinculado a proceso a este hecho delictivo, quien entonces se desempeñaba como agente de policía municipal, del Ayuntamiento de Comondú. César Alfonso ‘N’, junto con otras personas, golpearon conjuntamente a la víctima hasta privarlo de la vida”, señaló De la Rosa Anaya.

No es la primera vez que ocurren lamentables historias donde el abuso y violencia contra internos de centros de rehabilitación mueren a causa de los golpes propinados dentro de los centros.

En octubre de 2015, un joven de 21 años fue encontrado maniatado en el interior del Centro de Recuperación y Rehabilitación para Enfermos de Alcoholismo y Drogadicción (CRREAD) en Guerrero Negro, municipio de Mulegé; perdió la vida a causa de las lesiones que le ocasionaron.

También en octubre de 2015, en el Centro Soldados Nuevos, AC en Ciudad Constitución, un joven fue entregado a su familia inconsciente, y al trasladarlo al hospital, falleció. Habría participado en una riña dentro, situación que fue negada por la familia, ya que era tranquilo.

En febrero de 2020, otro joven fue privado de la vida en el Centro de Rehabilitación para Drogadictos y Alcohólicos conocido como Grupo El Despertar en Los Cabos. Los encargados intentaron someterlo a través de “castigos” y se les pasó la mano, hiriéndolo de muerte.

Mientras que Jorge Alejandro “N”, de 18 años, fue víctima de una “riña” al interior de un centro de rehabilitación en Todos Santos Pueblo Mágico, en un incidente ocurrido en agosto de 2021. La víctima llegó sin vida a una clínica de la comunidad. Sus familiares solicitaron la intervención de las autoridades para la investigación del caso.

Comentarios

Tipo de Cambio