Caballero: Fernando Sánchez a Seguridad

Fotos: Ramón T. Blanco Villalón
Edición Impresa lunes, 20 septiembre, 2021 12:00 PM

Montserrat Caballero justifica que eligió a Fernando Sánchez, actual director de la Academia de Policía, porque lo conoce, además, fue su jefe cuando ella estuvo en Servicios Periciales. Del Congreso del Estado que encabezó, invitó a varios a su gabinete: a Jorge Salazar, secretario del Ayuntamiento; Marcelo Machain, Oficialía Mayor; Raymundo Vega, Tesorería; el ex diputado Jorge López a Bienestar. Además de Alejandro Mungaray, ex rector de la UABC, a Desarrollo Económico. Con la gobernadora electa dice tener buena relación, que ella “no será un Arturo González” y no peleará con Marina Ávila Olmeda, “a la gobernadora, lo que diga la gobernadora”, sentencia

Montserrat Caballero, alcaldesa electa de Tijuana, suele ser franca. Dice lo que piensa, aquello en lo que cree y a lo que le tiene desconfianza. De la transición administrativa, dice: “Yo, muy bien con Karla, me ha dado la mayor de las facilidades que ella ha podido, entonces, ahorita tiene un doble trabajo, que es seguir atendiendo las responsabilidades del Municipio y ponerme gente, tiene que liberarse de mucho personal para que me atienda, y hasta ahorita, bien”.

Pero le entra la desconfianza, por ejemplo, en el tema del estacionamiento, la plancha cívica que tiene más de diez años de no utilizarse, luego que en el trienio de Jorge Ramos Hernández fue concesionada para un estacionamiento subterráneo, y posteriormente salieron vicios de origen que tardaron años en reparar:

“Hay temas que no están del todo claros, por ejemplo, el estacionamiento, algunas personas me dicen que no tiene riesgos, yo no lo quiero aceptar hasta que no tenga un estudio de mecánica de suelos, porque me preocupa. Hay temas que no puedo aceptar sólo de boca, que me digan ‘está bien’; hay temas que yo no puedo firmar así, y son temas importantes que nos tienen en unas áreas detenidos, porque en unas áreas dicen ‘es que está bien, ahí está el estudio de mecánica de suelo’, aunque yo lo quiero ver, y todavía no lo he visto. Confío en que ahí está, pero si no estuviera, no lo puedo aceptar, hay responsabilidades graves, si pasa algo, si se cae, se derrumba, si hago mi toma de protesta y no resiste…”.

 

FERNANDO SÁNCHEZ A SEGURIDAD

De quienes la acompañarán en el gabinete, refiere que prácticamente ya tiene toda la alineación administrativa, y adelanta sobre el tema más sensible, la seguridad: “Voy a dar la estelar del secretario de Seguridad: es Fernando Sánchez. Lo demás son espejos. Lo tenemos resguardado porque es un tema muy importante, pero va a ser él”.

Otro funcionario de la Fiscalía General del Estado a la seguridad de Tijuana. De ahí salió Pedro Cruz, el actual secretario, y de ahí sale Fernando Sánchez, encargado de la Academia de Policía. Pero Montserrat revira en lo que podría parecer otra designación del fiscal Guillermo Ruiz Hernández. Para empezar, afirma que recomendó a Sánchez cuando nombraron al fiscal y ella fungía como diputada.

“Yo se lo sugerí para Dirección de Servicios Periciales, porque yo fui perito en Criminalística. Le pedí en su momento al fiscal si podía tomarlo en consideración por su currículum en Periciales, y me dijo que, por su currículum, en la Academia. Entonces, la sugerencia en realidad siempre ha sido mía. Fernando Sánchez fue mi jefe en Criminalística, cuando fui perito, entonces, él es mi perfil”.

Para ocupar la dirección de la Policía aún no se decide, pero está segura que será alguien de la tropa, “alguien policía”.

Monserrat Caballero, alcaldesa de Tijuana

La primera mujer en ser electa alcaldesa de Tijuana, la ciudad más poblada de Baja California y con el mayor número de homicidios, asegura que hará una depuración, empezando por aquellos que están incapacitados (más de 200) y quienes están comisionados como escoltas de funcionarios (otros 200), “hay incapacidades, hay funcionarios que tienen hasta cinco o seis escoltas y no son funcionarios de riesgo. Entiendo que Pedro Cruz, por su labor, necesite seguridad, un poco más que un servidor público cualquiera, pero hay otros que traen cinco, seis, siete escoltas, no es posible.

“Hasta ahorita tengo registrados, que yo sepa, me dijo el secretario de Seguridad que hay casi 200 comisionados. Hay que saber si están, si sí están trabajando, los incapacitados. Hay policías que están como administrativos y no hay plazas de policías, entonces, cómo voy a abrir una convocatoria para policías si no hay plazas. Hay muchas cuestiones que están sucediendo, donde creo que cada quien trabaja por su lado”.

Para disminuir los homicidios en la ciudad, el principal reto que enfrentan desde la Presidencia de la República y la Fiscalía General del Estado, Caballero habilitará el área de Inteligencia:

“Había un departamento de Inteligencia, y lo vamos a volver a habilitar. Para poder trabajar contra los homicidios o contra cualquier mal, hay que saber las causas, y no las sabemos. Hoy por hoy, ocho de cada diez son relacionados al crimen organizado, generalmente al narcomenudeo, qué está sucediendo, por qué la gente está cayendo en narcomenudeo. Tenemos ahorita menores de edad que ya son líderes de células, ¿qué está pasando? No sé cómo se va a organizar el secretario, pero quiero que se involucre en lo social, ahí es donde estamos perdiendo jóvenes, y la mayoría de los homicidios son relacionados con gente joven que se dedica a matar, porque te dan 3 mil, 6 mil… lo mejor pagado son 18 mil pesos en las células criminales”.

Esta semana, el futuro secretario de Seguridad, Fernando Sánchez, le entregó su proyecto, pero “todavía me falta analizarlo para ver qué propuesta trae para lo social, qué vamos a hacer para que el policía se involucre. Porque de nada sirve que compre patrullas, si no tengo policías para manejarlas, entonces, eso es lo que vamos a ver; también, ver qué es mejor, que se gaste en drones, en un helicóptero, porque todavía quedó un remanente del Fortamun y a ver qué hacemos con eso”.

Ante la desaparición de los fondos para la seguridad en el sexenio del Presidente Andrés Manuel López Obrador, Montserrat Caballero tendrá que trabajar con lo que hay, “pero siento que donde tenemos, pienso que hay mucho que está mal gastado, en toda esa gente que está ahí incapacitada y no sabemos si sí o no, se pierde dinero. Es lo que quiero optimizar, reducir algunos gastos para pasarlos donde se necesitan”.

En ese camino de optimizar los recursos, reestructurará algunas áreas, “voy a eliminar algunas, a algunas les voy a dar realce, como a Transparencia, la voy a subir a nivel de Dirección, porque quiero que todos los órganos tengan una persona de Transparencia, porque no hay transparencia. Si bien es cierto, nunca va a ser el agua totalmente clara, pues que esté un poquito más visible para los ciudadanos en qué se gasta.

“Quiero hacer una convocatoria para Bomberos, porque hasta ahorita, no sé, no puedo juzgar los resultados que se han tenido, pero que haya muerto un bombero hace mes y medio o dos meses, el que se cayó, me habla de falta de capacitación y de herramientas, por eso falleció. Entonces, quiero hacer una convocatoria para que el nuevo director de Bomberos sea elegido por las bases, correctamente y no de dedazo. Cuestiones de esas es lo que traigo en mente, hay mucho por hacer, pero estoy trabajando, realmente sigo una reingeniería de lo que se tiene”, adelanta.

 

CONFÍA EN QUE BONILLA SALDE ADEUDO

La próxima presidente municipal, no teme las condiciones en que le dejen las finanzas. Dice tener experiencia: “Cuando llegué al Congreso, llegué en ceros y tres meses no hubo dinero en el Congreso, y pudimos salir adelante, porque la ciudad sobrevive. Ahorita, a lo que voy, hasta este momento con la transición, sí me van a dejar deuda, cuestiones que se necesita dinero, pero según lo que me ha dicho Karla, me va a dejar la nómina hasta diciembre, los aguinaldos, los pagos… tablas, por decir así, y aunque no me las dejaran, tengo que trabajar con lo que haya, por eso no me preocupo”.

Eso sí, debido a su buena relación con el gobernador Jaime Bonilla Valdez, confía en que el Estado saldrá los adeudos millonarios que tiene con Tijuana, “creo que sí lo va a hacer, una, porque nos llevamos bien, entonces, hay que aprovechar ese tren. Y dos, porque era su intención, desde hace mucho, dejar eso saldado, y estoy presionando para que así sea, porque necesito buscar la mejor estabilidad económica que podamos tener”.

 

GABINETE: AMIGOS, DESCONOCIDOS Y COMPAÑEROS DEL CONGRESO

Montserrat Caballero se declara enemiga de los amiguismos, pero sí hay “amigos y colaboradores, sobre todo los colaboradores”, en su gabinete.

Jorge Salazar, quien fue su administrador en el Congreso del Estado, será el secretario del Ayuntamiento, “él ha estado conmigo desde que inicié en ese proyecto y lo conocí en proyecto político, no de amistad, porque tengo muchos amigos de veinte o treinta años de amistad, y no están aquí. Mi mejor amiga, somos amigas desde el kínder, sabe que no la tengo contemplada (ríe), pero ni me lo ha pedido, ya me conoce”.

En Oficialía Mayor, a otro integrante del Congreso que ella presidió: “Marcelo Machain, muchos años de experiencia en el Congreso. Personas con las que trabajé”. Lo mismo en Tesorería, “Raymundo Vega, personas con las que yo he trabajado”.

Es inevitable la pregunta de si está desmantelando el Congreso, se ríe y responde: “Los tuvieron desamparados mucho tiempo, no vieron esos talentos, y yo soy cazadora de talentos”.

Otro de sus ex compañeros legisladores que la acompañará, será el ex pesista Gerardo López, quien encabezará la Secretaría de Bienestar: “Yo pensaba que era la diputada que más trabajaba en campo, pero la verdad es que es él, a donde va, tiene a muchísima gente que lo apoya, tiene un espíritu social muy amplio, muy abierto, entonces es él, y con él confirmo lo que dije siempre: va a ser un gobierno plural, no sólo de gente de Morena. La mayoría va a ser de Morena, yo quisiera, pero va a ser un gobierno plural, los que no me tengan confianza, los ciudadanos que no votaron por mí y lo hicieron por Leyzaola, por ejemplo, van a ir con ‘Gera’. Los que votaron por el PAN, van a ir con algún otro elemento que haya sido panista, y así. Quiero hacer un gobierno plural, no sé si es la fórmula correcta, pero me ha funcionado hasta este momento”.

 

MUJERES, A LA OFICINA DE PRESIDENCIA

Caballero destaca que entre todos los nombramientos que ha adelantado, no menciona a una sola mujer. Ella justifica que ninguna le ha hecho llegar una propuesta para encabezar un área, pero sí tendrán lugar en su gobierno, precisamente, en la oficina de presidencia.

“Mi coordinadora de gabinete, Karla, licenciada, también ex perito en Criminalística. Y la mayoría de presidencia, voy a estar con casi puras mujeres, porque no he tenido muchas mujeres que hayan venido a dejar su currículum, es la realidad. Aquí tengo un cajón lleno de currículums de hombres, sobre todo en cuestiones de números, ¿por qué? Bátiz, licenciada, va para oficial del Registro Civil, Bianca Nájar, DIF”.

Y, promete, no entrará despidiendo personal, “hay gente muy valiosa, mi equipo me ha dicho que hay gente muy valiosa y los voy a dejar. Muchos se van a tener que ir no porque no sean del partido, sino porque en este momento, la política que voy a implementar es diferente. O ya no les conviene”.

La forma de gobierno de Montserrat será muy diferente a la actual, “en el sentido que no estoy con los amigos, yo no tengo papá, yo no tengo esposo, entonces, no tengo muchos recomendados. En ese sentido es diferente”, en alusión al hecho que la actual alcaldesa es hija del fiscal general del Estado, y su esposo fue candidato suplente de la oposición.

En Desarrollo Económico, ya está trabajando el ex rector de la Universidad Autónoma de Baja California (UABC), Alejandro Mungaray Lagarda, también ex secretario de Desarrollo Económico del Estado, “porque lo conoce la mayoría y han trabajado con él”, refiere sobre los empresarios con los que se reunió hace unos días. Nadie se lo propuso.

De hecho, considera que los hombres de negocios “tenían un concepto erróneo de mí, pensaban que yo venía en afán de ‘malditos ricos, hay que darle todo a los pobres’”.

Quizá por la política que ha seguido el gobernador Jaime Bonilla, “y no, no vengo en ese tono. Yo los voy a recibir a todos, a los que votaron por mí, a los que no votaron por mí, a los que apoyaron a Ramos, a los que sé que son sus amigos. Les voy a recibir a todos”.

 

“ME INVOLUCRO EN TODO”

Presume Caballero que uno de los cambios que se observarán inmediatamente, “no sé si para bien o para mal, me involucro en todas las actividades, no sé qué tanto se involucre la anterior, pero a lo que veo, en prensa, en redes sociales, ya hice un cambio. Estoy yendo a las colonias a hacer recorrido de agradecimiento por el voto, siempre dicen los ciudadanos ‘nunca vino, ganó y ya no regresó’, y yo estoy regresando a dar gracias por la confianza y a reafirmar los compromisos que hice en campaña, con todas las colonias.

“Ya me reuní con empresarios, no he parado de trabajar, no he tomado vacaciones, entonces, ya hay un cambio porque todos se van de vacaciones. No lo juzgo, qué bueno; yo no”.

 

HABILITAR LAS DELEGACIONES

Coincide Caballero con Karla Ruiz Macfarland en que la ciudad está sucia. “Muy sucia”, y propone, “pues agua y jabón, porque personal existe. Lo que quiero hacer, los delegados tienen que conocer las colonias, uno. Dos, estos delegados tienen que ir a las colonias. Y tres, las delegaciones no tienen material, entonces, en esta reingeniería voy a habilitar las delegaciones. Si por ejemplo tengo un presupuesto de 100 millones de pesos para comunicación, voy a trasladar en habilitar las delegaciones, y que los delegados trabajen, pero que tengan herramientas”.

Sobre la limpieza de la ciudad, el hecho que haya solo dos barredoras que no se ven, propone: “Voy a habilitar a las delegaciones, a lo mejor no me alcanza para nueve barredoras, pero para unas dos, tres, para empezar. Porque si está sucio lo que se ve, imagínate lo que no se ve. Sí está muy sucia la ciudad, y árboles, no sé qué pasa con Parques y Jardines”.

 

NO HABRÁ CONTRATO PARA LUMINARIAS

Sobre el otro problema de Tijuana, la oscuridad en la que está sumida la ciudad por proyectos fallidos para avituallarla de luminarias desde el trienio de Carlos Bustamante, Montserrat refiere muchos empresarios se le han acercado a proponerle contratos para luminarias.

“Prefiero primero… tenemos 80 mil luminarias, y de esas no funciona creo el 50 por ciento, pero la cuestión es, desde que llego, ya tengo gente que está esperando para los contratos, porque es donde se está buscando la lana. Prefiero arreglar las que tenemos, que invertir en una cuestión que se sabe que en las colonias, por más que yo traiga la modernidad, el problema no se va a solucionar, porque el problema no es que se funden, no es cierto. El problema es que donde están las tienditas y la delincuencia, las funden, las rompen, porque a ellos no les conviene que haya luz o se roban el cable. De nada sirve que yo traiga algo muy moderno apara arreglar el problema, si la problemática es más profunda que eso. Por eso no recibo a la gente que viene con contratos, porque no son los tiempos ni es mi intención. Yo voy a resolver todo el problema de las luminarias, no es por ahí, prefiero arreglarlas con los que tenemos, porque si no, vamos a tener esos contratos que duran diez o veinte años. Yo no quiero esos contratos, porque me están afectando ahorita, son contratos que ya se tienen con empresas y por quince años, y que no han hecho lo que tenían que hacer”.

 

“MI ADMINISTRADOR DE LA CIUDAD, SOY YO”

La próxima alcaldesa es tajante:

“Mi administrador de la ciudad soy yo. Yo voy a ser la administradora de la ciudad, me meto en todos los temas. En la medida que puedo, porque mi principal labor es administrar, y estoy hablando con todos, porque lo que no sabían, es que yo me meto en todo. Entonces, tengo mi tesorero, cada quien tiene sus funciones y reviso todo lo que hacen, y si tengo dudas, pregunto.

“Por ejemplo, ya le hablé a las personas que… mi terna de Reglamentos, ya les marqué la pauta, porque ojo, yo me paro a comer unos tacos y en un restaurante, y donde sea, donde me da hambre, ahí como. Entonces, yo puedo preguntar, y la gente tiene mucha confianza conmigo por venir de abajo, vengo de su mismo nicho social y no temen decirme ‘está pasando esto, está pasando aquello’, y me voy a enterar de todo, porque en Natura están cobrando piso a los señores del mercado. Me voy a enterar y voy a participar, porque esta silla, es una silla de responsabilidad, entonces, no sólo viene lo bonito, soy presidenta, qué padre. Es una silla de responsabilidad y de riesgo, porque piso muchos intereses, muevo muchas situaciones y, como casi no tengo compromisos, mi compromiso es con la ciudadanía, pues no hallan por dónde llegarme”.

En esa dinámica, trasladará a la oficina de la presidencia municipal al Instituto Municipal de Planeación. “Porque no soy ingeniera, no soy arquitecta, necesito tener aquí al que me diga. Y así voy trabajando, porque yo me meto en todo. Y ahí debe estar, a mi manera de ver, el Implan, y ahí me lo traigo”.

 

“A LA GOBERNADORA, LO QUE DIGA LA GOBERNADORA”

Montserrat Caballero destaca su buena, excelente relación con el gobernador Jaime Bonilla, quien, a diferencia de lo que se cree, no le ha recomendado a nadie. “Le dije, señor gobernador, ¿usted tiene alguien que me pudiera recomendar? ‘No, nadie’, me dijo. Han venido, aparte de él, a decirme que vienen de su parte, y si no me parece, no, pero yo le pregunté a él, y no”.

A la gobernadora electa, Marina del Pilar Ávila Olmeda, por el contrario, poco la ve, “casi no la veo, porque está en Mexicali”.

Lo cual no significa que haya una mala relación, “nos hemos ido a comer y demás, a tomar una cheve, porque le gusta a ella la cheve y a mí también. Sí hemos tenido esa comunicación. Ahorita, si yo estoy ocupada, ella está al triple de ocupada y aparte está embarazada, así que pues yo no soy mala influencia. No tengo problemas con Marina, no me van a ver hablando mal de ella, porque lo último que quiere la gente es vernos enojadas, y aparte, mujeres enojadas es peor, somos peores, nos aventamos hasta el molcajete. Yo no quiero eso, ¿quién se quiere pelear con su jefe? Yo no soy González Cruz, para nada, si me dan el agua, pues me la dieron, y si no me la dan, pues no me la dieron, pero no me meto en los problemas. Si es que tienen problema, el ingeniero y ella”.

Lo mismo en el tema del transporte, pues el gobernador quiere el Sistema Integral de Transporte de Tijuana, “estoy esperando para que no suceda lo del agua. El agua, ni por aquí me pasaba, no me lo esperaba, se da el tema y tengo que ir caminando en lo que marca la Ley, hasta el momento que nos lo dieron. Yo estuve en la transición, la Ley me dicta que lo suspenda, lo suspendo. No quiero pasar por el mismo escabroso tema del agua en el transporte, entonces, quiero que Marina me diga, si quiere ella el sí, se lo doy. Si me da el transporte, lo acepto, pero quisiera yo ese tema, y todavía no lo platico con ella, no he tenido oportunidad, decirle: para que no caigamos en el tema de agua, si ella me dice ‘Quiero el sí’, de una vez se lo doy, porque me conviene, porque… Ella es la jefa, nadie quiere estar peleado con su jefe, vivimos la historia de González Cruz, entonces, estoy esperando eso, por eso le doy la primicia a Usted de lo del SITT, si ella quiere o me lo regresa, no quiero pasar lo del agua. Tampoco quiero que nos inventen historias de que estamos peleadas, yo no estoy peleada con ella, nunca he peleado con ella, yo me llevo bien con ella.

“Estamos amarradas, vamos a trabajar juntas, no se va a ir ella, no me voy a ir yo. A veces peleas con una vecina y dices que se cambie la vecina, pero la realidad aquí es que no nos vamos a ir, yo intento, aparte está embarazada, sé lo que es pasar un embarazo, y no quiero ser parte de nada que perturbe ese embarazo. Entonces, hago mi mejor esfuerzo porque ¿de qué me voy a pelear con ella, en qué le voy a ganar si ella es gobernadora? Pero si ella el día de mañana hace reformas, ¿qué puedo hacer yo? Pues nada. Si ella no me da más presupuesto, ¿qué puedo hacer yo? Trabajar con lo que tengo, porque si no, me voy a volver adicta a esto y obsesiva. Me han preguntado de la reelección, ¡todavía no toco la silla!”.

Eso no impide que no busque recursos por otra parte, aunque insiste Caballero, siempre respetando a la gobernadora, “tengo buena relación con el Presidente, no somos amigos, es mucha diferencia de edad y de jerarquías, yo puedo ir a tocar la puerta del Presidente, pero no quiero saltarme a la gobernadora. Ojo, a la gobernadora, lo que diga la gobernadora, porque de ahí en fuera, tengo también mi equipo de trabajo.

“Si me dice algo la gobernadora, o su secretario de Gobierno, que creo va a ser el licenciado Catalino, lo platico con ellos. De ahí en fuera, con nadie. Con nadie. Por ejemplo, si me habla su esposo, yo no asisto, porque no quiero ser grosera. A mí me cae bien Carlos, de hola y adiós”.

Comentarios

Tipo de Cambio