Un peso pesado de Morena en BC

Foto: Isaac Esquivel/Cuartoscuro.com
 
Cuentahiloz Lunes, 1 Octubre, 2018 01:00 PM

La tarde del miércoles 26 de septiembre, ya entrada la noche, Jaime Bonilla Valdez estrechó la mano de Leonel Godoy Rangel, perredista de toda la vida y recientemente afiliado a las filas de Movimiento Regeneración Nacional.

Durante años, Bonilla ha sido el hombre de confianza de Andrés Manuel López Obrador en el norte del país, le delegó varios estados en 2014, cuando apenas se formalizaban las asambleas para dar vida al partido. Desde entonces es el dueño del partido en el Estado y quien manda, amén de la amistad que desde hace años mantiene con el Presidente electo.

Por su parte Leonel Godoy fue uno de los fundadores del Partido de la Revolución Democrática, integrante del famoso Frente Democrático Nacional que dio nacimiento al “Sol Azteca” a finales de los ochenta. Pertenece a la generación de aquellos perredistas como Cuauhtémoc Cárdenas Solórzano, Ifigenia Martínez y Porfirio Muñoz Ledo, todos, excepto el nieto del “Tata” Cárdenas, afiliados al partido de López Obrador.

No ha habido puesto político de importancia en que Godoy no haya estado bajo la bandera del PRD: ex subsecretario de Gobierno en la administración de Cárdenas en Ciudad de México; ex secretario de Seguridad Pública con López Obrador; ex diputado en dos ocasiones, ex senador, ex dirigente nacional de partido y ex gobernador de Michoacán.

Foto: Internet.- Alejandro Álvarez, delegado reemplazado

En septiembre de 2017 declaró, palabras más, palabras menos, que el PRD había acabado con su tolerancia, y ante el anuncio de la alianza entre su partido y Acción Nacional, el michoacano puso fin a toda una vida de perredista. Su reconciliación y cercanía con AMLO, ya es historia.

Quienes supieron del acuerdo, describen el momento: Yeidckol Polevnsky, dirigente de Morena a nivel nacional, los puso frente a frente, se saludaron, platicaron de temas generales y se les avisó que Godoy tomaría las riendas del partido en Baja California.

Bonilla no tenía opción más que aceptar con beneplácito el relevo, pues acaba de ser electo senador de la República y designado presidente de la Comisión de Asuntos Fronterizos en la Cámara Alta; además,  AMLO lo nombró el próximo coordinador federal en la entidad.

La dirigencia de Morena en Baja California, pues, cayó en manos de don Leonel Godoy, un hombre que roza los 70 años de edad, un operador del proyecto lopezobradorista de primer nivel, que viene de una derrota en Guanajuato, donde fue delegado por Regeneración Nacional.

A los días de las recientes elecciones, Olga Sánchez Cordero, quien titulará la Secretaría Gobernación en el gabinete de López Obrador, dio a conocer que Godoy Rangel sería parte de ese organismo, titulando una subsecretaría, aprovechando la carrera académica del perredista que colecciona una maestría y un doctorado en Derecho con especialidad en Derecho Penal.

Ahora se sabe, Morena lo prefirió en Baja California. Y el partido tendrá a un hombre de nivel de subsecretario, delegado y dirigente. El mensaje podría descifrarse con los ojos cerrados: en 2019, la gubernatura de BC, López Obrador la quiere en sus manos.

Comentarios

comentarios

Notas relacionadas

Tipo de Cambio