Eliminan competencia, matan a “El Atlante”

Fotos: archivo
 
Edición Impresa Lunes, 24 Septiembre, 2018 01:00 PM

Autoridades representadas en los grupos coordinados de seguridad,  no tienen claro cuál de los cárteles mandó asesinar a Alfonso Lira Sotelo, pero coinciden en que lo hicieron porque el traficante liberado en noviembre de 2017, había retomado sus actividades delictivas y estaba ampliando su campo de influencia 

 

Pasadas las ocho de la noche del jueves 13 de septiembre, un hombre que portaba una licencia de conducir que lo identificaba como Mario Iván Collantes Rodríguez, expedida por el Gobierno del Estado de Sinaloa, fue llevado por particulares a la clínica CENSI en la colonia Chapultepec en Culiacán.

Con heridas de bala en la cabeza, fue ingresado al cuarto rojo, pero no pudieron salvarlo. A las nueve de la noche, elementos de la Policía Municipal reportaron al Centro de Mando a “una persona muerta en el hospital”.

En el Informe Policial Homologado, uniformados dieron cuenta de la existencia de la licencia falsa otorgada en febrero de 2018 y el nombre real de la víctima: Alfonso Lira Sotelo, de 48 años de edad.

Consultadas fuentes de información en Sinaloa y Baja California, coincidieron en que “El Atlante” fue asesinado por su regreso al trasiego de droga. Sin embargo, ninguna de las fiscalías en ambas entidades, mostró interés por dar seguimiento al expediente de este homicidio.

El cadáver de Lira que las autoridades tuvieron a la vista, presentaba cicatrices de las múltiples cirugías realizadas, además tenía tres tatuajes, uno con la leyenda “Andy” sobre la tetilla derecha, otro con la  imagen de un hombre sobre la tetilla izquierda y una gran figura de la Santa Muerte en el brazo izquierdo. El cuerpo fue reclamado de manera inmediata, para ser entregado a dos mujeres, una de las cuales se presentó como hermana.

En el informe compartido por grupos coordinados en Sinaloa y Baja California,  personal de la Fiscalía General identificó al occiso como líder de una célula delictiva que operaba en Tijuana, “se tenía considerado como uno de los principales responsables del repunte en el número de homicidios dolosos registrados en Tijuana, Baja California (…) contaba con una orden de aprehensión provisional con fines de extradición  hacia Estados Unidos por los delitos de narcotráfico y conspiración para el tráfico de droga”.

Foto: Cortesía

ZETA consultó a las autoridades del otro lado de la frontera, la respuesta fue que en Estados Unidos no existía alguna orden provisional pendiente en contra de Lira.

 

COMO UN MUERTO MÁS Y DOS HIPÓTESIS CONTRADICTORIAS

En Sinaloa y Baja California, el asesinato del cabecilla criminal se trató como un tema de bajo perfil y poca monta “porque acá nadie lo conocía”, expusieron desde Culiacán.

Versiones extraoficiales indican que el capo había sido citado para tratar acuerdos relacionados con el tráfico de droga por Tijuana, Ensenada y Mexicali, en un punto de la Capital sinaloense. Andaba sin su jefe de escoltas, pero acompañado de por lo menos dos guardias cuando fue baleado. Sin embargo, no hay nada sobre eso en los informes oficiales.

En lo que se refiere al móvil específico del crimen y a los victimarios, las hipótesis cambiaron de acuerdo a las fuentes consultadas en cada entidad.

En Sinaloa, el reporte no oficial indica que fue asesinado por órdenes de René Arzate “La Rana”, el menor de Los Aquiles, con quienes Lira Sotelo habría hecho un acuerdo para mover droga de Baja California a Estados Unidos, bajo el auspicio de Ismael “El Mayo” Zambada García.  Refieren que no hubo robos ni malos entendidos, el conflicto fue porque la capacidad operativa del “Atlante” estaba creciendo rápidamente y temían ser desplazados.

En Baja California, las sospechas están dirigidas sobre miembros del Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG). “Hay que recordar que su abogado era Alejandro Estrada Bañuelos, no supimos si al final cambió, pero de lo que sí nos enteramos fue que mientras estaba dentro (encarcelado) le quitó un rancho y varias propiedades, y cuando salió, ya no le regresaron nada”, detalló un integrante del Grupo Coordinación.

 

EL OPERADOR CRIMINAL

Alfonso Lira Sotelo nació el 24 de mayo del 1970 en el Distrito Federal, a partir de 2010 hasta 2014, fue identificado por el Grupo Coordinación de Baja California como cabecilla de una célula de traficantes de droga en la que también tienen operatividad delictiva sus hermanos Javier “El Carnicero” o “El Hanibal” y una de nombre Delia.

El grupo tienen residencia en Tecate, pero movilidad en toda la zona costa. Dedicados también al lavado de dinero a través de casas de cambio, su gente operó criminalmente con células de los cárteles Arellano Félix, de Sinaloa y CJNG.

“El  Atlante” fue capturado el 16 de  septiembre de 2014 en Zapopan, Jalisco, e internado en el Centro Federal de Readaptación Social Número 2 “Occidente”. En agosto de 2015, la Interpol capturó a dos de sus operadores de lavado de dinero en Colombia y fueron extraditados a la Unión Americana. En septiembre de 2016, el Departamento del Tesoro de Estados Unidos hizo pública una alerta y ordenó el congelamiento de los bienes de los hermanos Lira Sotelo.

El 4 de enero de 2018, en el puente peatonal del entronque de las calles Ramón Alarid y Bulevar Federico Benítez en Tijuana, se colgó una manta con un mensaje en su contra: “MIRA HIJO DE TU PUTA MADRE NO PORQUE ACABES DE SALIR TE CREAS BIEN VERGAS YA NOS DIMOS CUENTA QUE LE ANDAS OFRECIENDO JALE A LA GENTE AQUEL QUE SE SORPRENDA AGARRÁNDOLE JALE Y TENGA ALGO QUE VER CON ESTE PERRO ALÍAS EL ATLANTE SE LE DARA PISO MIRA MENDIGO RATERO SI TÚ ALFONSO LIRA SOTELO TAMBIÉN COMO YA NO TE QUISIERON LOS DE SINALOA NI TAMPOCO EN JALISCO TE FUISTE A MAMARLE LA VERGA A LOS ZETAS PERO AQUÍ VAS A CHINGAR A TU MADRE MENDIGO PERRO ATT. CTNG MÁS FUERTE QUE NUNCA”.

La siguiente noticia que se tuvo del capo, fue la de su muerte a balazos el 13 de septiembre, en Culiacán.

Comentarios

comentarios

Notas relacionadas

Tipo de Cambio