Los delincuentes trasnacionales del CJNG

Foto: Cortesía.- Eduardo Manuel Cuéllar Sánchez, "El Tsunami" / Martin Cruz Martínez, "El Chulillo" / Venustiano Moreno Ayala, "El Tanillo"
 
Edición Impresa Lunes, 2 Julio, 2018 01:00 PM

Investigaciones realizadas por grupos de inteligencia de México y Estados Unidos, muestran la operación de 86 organizaciones delictivas trasnacionales. En ambos lados de la frontera, las autoridades están dando seguimiento especial a indagatorias abiertas en torno a “Los Tsunamis” y “Los de Jacume” por la violencia que puede generar su reciente incorporación a los servicios del Cártel Jalisco Nueva Generación

Algunos iniciaron como vendedores o trasegadores de droga y ampliaron sus actividades delictivas al tráfico de personas. Otros han participado en ataques o asesinatos de agentes de la Patrulla Fronteriza. Entre todos integran una red criminal que autoridades de Estados Unidos estiman en 300 mil personas agrupadas en 86 organizaciones criminales, cuyas actividades ilícitas desarrollan en ambos lados de la frontera. Solamente entre Tijuana y Tecate, y la frontera sur de la Unión Americana.

De acuerdo a información de los grupos de coordinación  policíaca en ambos países, estos hombres y mujeres son responsables de delitos en las dos fronteras, algunos ni siquiera tienen antecedentes penales, al formar parte de investigaciones aún selladas. Otros han sido capturados y al ser liberados han reincidido en investigaciones en curso, y algunos tienen órdenes de aprehensión en Estados Unidos, razón por la que no cruzan al vecino país.

Actualmente las autoridades norteamericanas, con apoyo de las bajacalifornianas, dan seguimiento a las actividades delictivas de cinco de los 86 grupos, los más grandes en redes de personas y los que más droga trafican, además de ser los grupos que más violencia de alto impacto originan.

Tres de esos grupos son parte del Cártel Arellano y actualmente operan con el Cártel de Sinaloa. Una organización con base criminal en Playas de Tijuana, que informan, está encabezada por hombres de apellidos Barragán, Domínguez González y Villalba; también la célula a cargo de Iván Portillo; y la encabezada por Miguel Aguirre. Sin embargo, a los investigadores norteamericanos les merecen especial atención los otros dos grupos, ambos aliados al Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG), y responsables de los brotes de violencia en sus zonas de influencia.

 

“LOS TSUNAMIS” Y “BLACKTOP” 

El organigrama que las áreas de inteligencia han logrado armar a partir de investigación, aprehensiones y análisis, refiere que esta organización es encabezada por Eduardo Manuel Cuellar Sánchez “Tsunami”, de 35 años de edad.

De acuerdo a la base de datos del sistema nacional, por su nombre, fecha de nacimiento e imagen, Cuellar fue detenido en 2006 y en 2012 en Baja California Sur, por delitos contra la salud. Además, sin precisar fecha, estuvo recluido y fue liberado por posesión de drogas en Baja California, preso en Tijuana y trasladado al penal de “El Hongo”. En 2002 se le capturó por cruzar ilegalmente a Estados Unidos.

Foto: Cortesía.- Luis Adán Cortez López, “El Güero Camarón”, “El Camarón” / Sergio Iñiguez Oceguera, “El Ilegal” / Víctor Mendoza Rojas, “El Diablo”

Hoy día, explicaron, cuenta con orden de aprehensión que aparece como “vigente”, pero no especifica. Fue emitida en marzo de 2005 por un Juzgado en Ensenada. Sin embargo, en la investigación policial, determinaron que Cuellar solicitó y obtuvo una carta de no antecedentes penales.

“Tsunami”, informaron los investigadores, es un delincuente experimentado que dirige un grupo criminal dedicado al tráfico de personas y de droga, y coordina, supervisa o está aliado a tres células: una identificada como “Los Tsunamis”, la otra bautizada como “Blacktop” y una tercera integrada por un grupo de motociclistas de Tecate, de los cuales los policías no precisan cuántos están involucrados en actividades delictivas, pero algunos han sido detenidos al intentar cruzar pequeñas cantidades de droga a Estados Unidos.

Como segundos al mando de Cuellar, las corporaciones identifican a Sergio Íñiguez “El Ilegal” o “Pariente”, y a Víctor Mendoza Rojas “El Diablo”.

Íñiguez está incluido en investigaciones en proceso en EU tras ser detenido en 17 ocasiones por ingresar de manera ilegal, y en México no cuenta con antecedentes penales ni existe registro de actividades delictivas. Sin embargo, los investigadores norteamericanos lo califican como “un contrabandistas con contactos en la ciudad de Chicago, Illinois” y “mucha actividad en la frontera”.

Respecto a Víctor Mendoza Rojas, de 43 años, informan que fue detenido y procesado por posesión de armas, robo a transeunte  y delitos patrimoniales en Quintana Roo. Estuvo interno en el Centro de Readaptación Social (Cereso) de Tijuana por violación a la Ley General de Población, pero fue liberado. Su captura data de diciembre de 2014.

En aquel momento, el jefe de la Patrulla Fronteriza en San Diego, Paul Beeson, declaró que la aprehensión fue un trabajo coordinado y que Mendoza era “uno de los criminales más buscados en San Diego”, al formar parte de una célula dedicada al secuestro, tráfico y cruce de migrantes; organización de la cual capturaron 172 delincuentes y acusado 42 delitos.

Asimismo, Mendoza has sido aprehendido por la Patrulla Fronteriza y deportado por falta de documentos en trece ocasiones.

Actualmente, informaron a ZETA, Íñiguez y Mendoza apoyan a Cuéllar para “… controlar el tráfico de indocumentados y de narcóticos a los EU por el área de Jardines del Rincón.  Entre los dos supervisan a los guías y a las ‘mulas’ que cruzan contrabando por el área”, en los límites de Tijuana y Tecate.

En cuanto a los principales cabecillas de la célula “Blacktop”, reportes policiacos ubican a cinco personas, de las cuales solo uno cuenta con antecedentes delictivos: Ernesto Parra Valenzuela, quien ha sido detenido en nueve ocasiones en Estados Unidos sin portar documento. En julio de 2009 fue aprehendido por la Policía Federal como uno de los presuntos responsables del asesinato del agente de la Patrulla Fronteriza, Robert Rosas, cometido la noche del 23 de julio en El Campo, California. Quienes lo señalaron como responsable, fueron los hermanos y traficantes de personas Eugenio y José Quintero.

Por el homicidio del agente también fueron apresados y entregados a autoridades de Estados Unidos, Marcos Manuel Rodríguez Pérez “El Virus” y Christian Daniel Castro Álvarez, pero no hay antecedentes de que Parra Valenzuela haya sido procesado.

En México, Parra estuvo preso en el Cereso de Tijuana por tráfico de menores, y en 2014 fue aprehendido por violencia intrafamiliar agravada; posteriormente policias municipales lo detuvieron por faltas administrativas.

Olizan Ruiz de Loera, “El Cheque” / Leonel Garcia Garibay, “El Chucky”

Del resto de la banda, investigadores informaron a ZETA que únicamente tienen antecedentes por ingresar sin documentos a Estados Unidos: Alberto Fuentes, detenido en 23 ocasiones; Samuel López, con cinco capturas; Medardo Bello, con 23 entradas ilegales con deportación; y Óscar Rentería, con cinco aprehensiones por ingreso ilegal y en junio de 2016 una captura por posesión de marihuana.

De acuerdo a la investigación binacional, estos hombres se dedican a reclutar integrantes para el grupo criminal y mantienen la operatividad diaria de la organización en Baja California  (Tijuana y Tecate) y del otro lado de la frontera (de San Ysidro hasta El Campo, California).

La célula, según han identificado en Estados Unidos, se dedica principalmente al tráfico de marihuana y de personas, y son apoyados por policías deshonestos de Tecate, quienes les sirven de apoyo y escolta. Otros elementos se dedican al tráfico de metanfetamina, heroína y cocaína por las garitas de Tecate y San Ysidro, utilizan vehículos “arreglados” en talleres mecánicos de Tecate y de Tijuana.

“Los choferes son regularmente reclutados por su ubicación geográfica, Tecate o Tijuana, para concordar con las garitas y no causar sospecha. Choferes de seguridad escoltan el transporte de los narcóticos en carreteras americanas, vigilando y avisando a los choferes de cualquier actividad o presencia policiaca en las carreteras”, refirieron los agentes.

En cuanto a tráfico de personas, los inmigrantes enganchados en Tijuana son ubicados de entrada en casas de seguridad en colonias como Jardines Del Rincón y Ejido Chula Vista en Tecate, zona que ha sido utilizada desde finales de los noventa para introducir personas y enervantes por Alpine, California, donde cuentan con “guías” que llevan a los inmigrantes a El Campo, y de ahí a Los Ángeles, California.

 

“EL GÜERO CAMARÓN”

Se llama Luis Adán Cortez López y lo identifican como “El Güero Camarón”. Dicen que encabeza al tráfico de droga y de personas hacia Estados Unidos para el CJNG en Jacume y Tecate.

De sus antecedentes, indican que solo los tiene la Unión Americana, por cuatro ingresos ilegales. En México nada por los delitos federales que le achacan. Eso sí, dos órdenes de aprehensión por incumplimiento de obligaciones de asistencia familiar, una de 2012 y otra de 2014.

El informe revela que “El Güero Camarón” suplió a Javier López Ríos “El Tito”, presuntamente asesinado por sicarios del Cártel de Sinaloa en noviembre de 2017 -no se localizaron registros-,y quien fuera principal operador en Tecate de Arturo Giovanni Gómez Herrera “El Gross”, acribillado en Jalisco en octubre de 2016.

Fuerzas de coordinación binacional han detectado que Cortez opera protegido por “agentes judiciales” en El Descanso, en Tecate.

En México, la Procuraduría General de la República (PGR,) a través de la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada (SEIDO), tiene abiertos algunos expedientes contra este grupo criminal. Han aprehendido elementos en dos operativos y 12 órdenes de cateo se cumplimentaron el 27 y el 28 de febrero de 2017 en diversas colonias de Tecate.

Según el reporte oficial, tras una investigación binacional de dos años, más de 400 elementos de la SEIDO y la Policía Federal en Tijuana y Tecate, participaron en un operativo donde se detuvo a ocho hombres: Cornelio, Artemio, Santos, Manuel, Juan José, Adrián, Juan y Javier. Todos internados en el Cereso “El Hongo” y procesados por delincuencia organizada y tráfico de personas.

De acuerdo al expediente, las detenciones fueron debido a la fragmentación y división del grupo, pero ni así acabaron con la mafia. Después de la aprehensión de los hombres, hijos y hermanos de estos tomaron el liderazgo delictivo para continuar la operación criminal como un negocio familiar.

En el organigrama de los investigadores, en la célula de Cortez aparecen once hombres y una mujer. Solo cuatro cuentan con algún antecedente delictivo en México; fueron aprehendidos y liberados. Algunos han sido capturados en Estados Unidos.

Martín Cruz Ramírez “Chulillo”. 50 años, detenido y procesado en Tijuana por violaciones a la Ley General de Población y en los noventa, por lesiones y portación de arma, mientras en Estados Unidos fue preso de 1996 a 1998 por posesión y transprotación de narcóticos.

Venustiano Moreno Ayala “Tanillo”. 32 años, detenido en Tijuana con vehículo robado, y en Estados Unidos por compraventa de marihuana en 2005 y 2007. En ocho ocasiones lo han detenido sin documentos en el vecino país.

Olizan Ruiz de Loera “Cheque”. 36 años, anteriormente capturado en Tijuana por posesión de arma de uso exclusivo del Ejército; la Patrulla Fronteriza lo ha detenido y deportado en 15 ocasiones.

Leonel Garcia Garibay “Chucky”. 44 años, aprehendido en Tijuana por violación a la Ley General de Población y posesión de cartuchos, y en California, en 2002, por conspirar para distribuir metanfetamina en Nebraska; era residente legal del vecino pais, pero fue deportado.

Mil 166 ejecutados en Tijuana, a días de concluir primer semestre del año

 A dos días de que concluya el primer semestre del año, hasta el cierre de edición de ZETA, mil 666 personas han sido ejecutadas en Tijuana; 199 corresponden a junio.

Entre los últimos hechos violentos destacan:

Domingo 24 de junio. Con ausencia de extremidades superiores y región cefálica, envuelto en una bolsa de plástico color negro y dentro de una pila de agua, se encontraron los restos de un masculino en el fraccionamiento Palma Real. Al interior de un refrigerador, se localizó el cuerpo sin vida de un hombre en la colonia Nuevo Mileno. Afuera de un local de “maquinitas” en Terrazas, otro varón fue asesinado de un balazo en el tórax. Y el cadáver de Socorro Rentería Martínez, de 51 años de edad, fue encontrado en Villas de Baja California.

Lunes 25. Un cuerpo calcinado, de sexo a determinar, fue localizado en la colonia Alcatraces.  El cadáver maniatado de un desconocido se encontró en el  fraccionamiento Natura. Carbonizado fue hallado el cuerpo de una persona en la colonia Mi Ranchito. Julián Palomar Moya, de 52 años, fue ejecutado a tiros en la colonia Obrera primera sección. En un domicilio ubicado en Terrazas del Valle segunda sección, dos hombres fueron asesinados a balazos. De un tiro en la cabeza fue ultimado René Sarabia Togo, de 36 años, en la colonia Francisco Villa. Mientras que en la Clínica 1 del IMSS falleció un desconocido de entre 40 y 45 años, tras ser herido de bala en la cabeza.

Martes 26. Un cuerpo sin vida se localizó en la colonia  3 de Octubre. En el interior de un taller, Autoeléctrico Iván, en el fraccionamiento Salvatierra, Cristian Iván Fuentes Vázquez fue ultimado con armas de grueso calibre. En Los Valles fue localizado el cuerpo sin vida de un hombre, con heridas en la región cefálica producidas al parecer con objeto contundente. En un domicilio en Camino Verde, un sujeto fue acribillado de un tiro en la cabeza. Y en el patio de una vivienda en Villas de Baja California, Francisco Javier García García fue localizado sin vida, por heridas producidas por arma de fuego.

Miércoles 27. Ricardo Delgado Robles, de 23 años, quien realizaba trabajos de construcción, fue ejecutado a balazos afuera de la tienda de abarrotes El Ñongo en la colonia 10 de Mayo.

Jueves 28. En la falda de un cerro en Villa del Prado segunda sección, un joven de entre 20 y 25 años fue ultimado a balazos. En la 3 de Octubre fueron localizados los cadáveres calcinados de tres personas, los cuales estaban cubiertos de escombros.

Hasta el cierre de edición, Baja California registra mil 448 homicidios dolosos: Tijuana está a la cabeza con mil 166, Ensenada aparece con 125, Mexicali con 78, Tecate reportó 40 y Rosarito 39.

Raymundo Mercado Delgado. 41 años, detenido en 2002 en posesión de 355 kilos de marihuana, purgó setencia y fue deportado. En México existe orden de arresto en su contra por tráfico de personas.

Luis Regalado Acosta. A sus 43 años, ha sido detenido en varias ocasiones: en 1999 en Jacuma, California, cargando una mochila con marihuana; en 2005 en Las Vegas, Nevada, por posesión de droga; y en 2014, en la misma ciudad, por posesión de parafernalia para narcóticos. Fue deportado en octubre de 2017 y resgistra 17 arrestos por entradas ilegales.

De la misma célula, han sido detenidos en Estados Unidos sin portar documentos para una estancia legal: Jesús Zavala (43 años), una detención; Ernesto Martínez (39), tres arrestos; José Quiñonez (39), cuatro capturas; Leonardo Torres (29), seis aprehensiones; y Olga Mora (60 años), procesada por trafico de personas y deportada en 1992.

Así el historial de algunos de los integrantes de las 89 organizaciones criminales que autoridades deEstados Unidos, en coordinación con las mexicanas, han localizado en la frontera de Baja California. Delinquen para los cárteles, sin ser investigados en la entidad.

Comentarios

comentarios

Notas relacionadas

Tipo de Cambio