Jueza libera a violador con antecedentes

Fotos: Enrique Botello
 
Edición Impresa Lunes, 25 Junio, 2018 01:00 PM

La ofendida apeló la sentencia, denunció ante PGJE por abuso de autoridad y la madre de otra menor le pidió a Martha Flores Trejo tomar en cuenta las agravantes

Victoria seguirá esperando justicia tras denunciar haber sido violada cuando tenía 16 años de edad, el 9 de diciembre de 2013. El viernes 1 de junio de 2018, la jueza Martha Flores Trejo dictó sentencia absolutoria a favor de Mario Enrique Buelna Morales, de 58 años, quien obtuvo su libertad por no haber suficientes pruebas.

El agresor de Victoria está vinculado en las averiguaciones previas 2026/04/311 por lesiones en riña y 662/12/300 por daño en propiedad ajena intencional; mientras que en el expediente 674/2013 se le investigó por privación ilegal de la libertad en agravio de una niña de 11 años, en las inmediaciones de Villa del Prado, el 7 de noviembre de 2013; estuvo preso por homicidio calificado.

La víctima y su abogado, Humberto Horcasitas, expusieron ante ZETA su lucha contra lo que llamaron la mala administración en la impartición de justicia. Relevaron denuncia contra la servidora pública y la apelación de la sentencia.

Este Semanario se solicitó entrevista a la jueza Martha Flores, pero a través de una secretaria, aseguró no poder dar declaraciones y remitió a Comunicación Social del Poder Judicial, sin respuesta. También se solicitó versión a la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE), pero no se facilitó.

 

EL INFIERNO DE VICTORIA

En entrevista con ZETA y como parte de su declaración en la averiguación previa 6246/13/311, la ofendida narró que el 9 de diciembre de 2013 salió de casa acompañada de su padre para tomar el microbús que la llevaría a la preparatoria donde cursaba sus estudios.

Eran aproximadamente las 5:40 am cuando la joven se separó de su papá para tomar rutas diferentes. Ella siguió caminando cuando vio una camioneta estacionada, con el cofre abierto, sobre una calle de la colonia Moderna. Junto al vehículo estaba un hombre “llenito en su complexión, de tez morena, de labios pequeños, nariz picuda y afilada, con ojos pequeños, con barba cerrada y bigote”.

Al pasar junto al sujeto, Victoria sintió un jalón en uno de sus brazos y escuchó “Súbete al carro”; ella se negó y entonces Mario Enrique sacó una escopeta, le apuntó en el lado derecho de la cintura y le volvió a decir “Súbete, si gritas te voy a disparar”.

Ella subió al vehículo, una camioneta blanca Dodge Nitro modelo 2007. Él reclinó el asiento del copiloto para que nadie mirara a Victoria y le ordenó cerrar los ojos, para después conducir unos diez minutos hasta llegar a la colonia Azteca.

Después detuvo la marcha del carro y el conductor descendió para cerrar la cochera. Bajó a Victoria tapada con una colcha y la llevó hasta un cuarto blanco, amueblado solo con dos sillas y un escritorio.

El agresor le preguntó si tenía novio y si ya había tenido sexo con él; ella le dijo que sí a lo primero y no a lo segundo. “Haz lo que yo te diga, piensa que las cosas que te haga las estás haciendo con tu novio”, le decía Mario mientras ella clamaba “No me hagas nada, por favor, déjame ir”, declaró Victoria ante el Ministerio Público el mismo 9 de diciembre a las 10:57 am.

Buelna abusó de ella dos veces, narra con detalle en la declaración: “Mañana te voy a dejar 500 pesos en una cajetilla de cigarros, en el mismo lugar donde te subí, ¿tienes número de teléfono o número de cuenta para depositártelo?”. Ella respondió que no. Antes de bajar del carro, en Gastélum y Siete, el agresor le advirtió no decir nada, “ni a tu novio, porque si le dices lo que te hice a tu novio, ya no te va a querer y la gente te va a estar juzgando, además que si dices algo, te voy a buscar y te voy a matar”.

 

OFRECIÓ 20 MIL DÓLARES PARA NO SER DETENIDO

Un día después de la agresión, Mario Enrique Buelna Morales fue detenido por agentes de la Policía Ministerial en la calle Bahía de la Paz de la colonia Moderna, donde “levantó” a Victoria. El detenido volvió al sitio para entregarle los 500 pesos a la víctima, como se lo indicó después de la agresión.

El billete estaba dentro de una cajetilla de cigarros Marlboro roja, donde los agentes ministeriales Claudia Rivera y José de Jesús Quezada encontraron una carta para la víctima, según consta en el informe de la orden de investigación 2660/13/311.

En el mismo documento, los oficiales narran lo que Mario Buelna les dijo cuando lo detuvieron: que le ofreció raite a Victoria, que ella aceptó y él le dijo si podían ir a algún lugar para estar juntos. Que ella aceptó y la llevó a un cuarto desocupado frente a su casa, donde le hizo sexo oral, pero no la penetró.

“Al estar entrevistándonos con esta persona, este nos dijo que si había forma de que le echáramos la mano y nos daba la cantidad de 20 mil dólares para salir libre de este problema, porque ya había pasado cinco años en la cárcel por un homicidio y no quería regresar; por lo que al preguntarle si sabía que lo que había hecho era un delito nos contestó que sí estaba consciente de lo que había hecho, y sabía que estaba mal”, consta en el documento.

 

LOS EXÁMENES MÉDICOS

En la hoja 17 de la sentencia se puede leer que “con los alelos encontrados en ese electroferograma (…) advertimos la presencia de una mezcla de dos perfiles (genéticos), uno masculino y uno femenino y encontramos la coincidencia del perfil masculino con la muestra del procesado”.

En la misma hoja se da cuenta de otro resultado: al comparar los indicios con la muestra de Mario Buelna, no se encontró perfil genético que vincule al acusado. A decir del abogado de Victoria, el primer resultado corresponde a la PGJE y el segundo a un privado al que acudió la defensa de Buelna, pero ya no hubo un tercero.

Como indicios, se tomaron tres hisopos con muestra de exudado vaginal que dieron resultado positivo, tres hisopos con muestra de exudado bucal que dieron negativo y una prenda tipo calzón que también arrojó positivo.

La conclusión segunda del perito Víctor Ikechukwu Obiala fue que “en el estudio realizado a los tres hisopos con muestra de exudado vaginal y a la prenda tipo calzón (…) sí se detectó la presencia de líquido seminal”.

En el certificado ginecológico y proctológico número 4318/4ME/2013, elaborado por Servicios Periciales, en el apartado Antecedentes Ginecobstétricos se indica que Victoria inició su vida sexual activa un año antes y que la última relación sexual consentida había sido también hacía un año.

LOS AGRAVANTES

Buelna fue detenido con un arma de fuego, una escopeta Winchester calibre .12 modelo Defender, con número de serie L1695148, fabricada en New Heaven, Estados Unidos; así como con cuatro cartuchos útiles y uno en la recámara. Sin embargo, de acuerdo con el abogado de la parte ofendida, nunca se le procesó por ese delito.

Por otro lado, en seguimiento a la causa penal 674-2013 por privación ilegal de la libertad en agravio de una menor de 11 años, la madre de esta giró un escrito a la jueza Martha Flores solicitando imputarle todas y cada una de las agravantes, así como acumulación de los demás delitos que cometió Buelna.

“Solicito -refiere el escrito recibido en el Juzgado Único el 18 de junio-, que se haga llegar de todos y cada uno de los medios de pruebas vastos y suficientes para evitar que el de nombre Mario Enrique Buelna Morales evada la justicia (evitando que en el momento de dictar sentencia, el responsable salga por falta de pruebas, el cual es su responsabilidad haciendo buena administración de la justicia)”.

Al final, la jueza indica que en su calidad de administradora de la justicia, es su responsabilidad “velar por los intereses y derechos de las víctimas”, y ejercer su profesión con ética y responsabilidad apegado al Derecho.

 

APELAN SENTENCIA Y DENUNCIAN A LA JUEZA

La parte ofendida apeló en contra de la sentencia absolutoria el 8 de junio, “en virtud de que son totalmente violados mis derechos en mi carácter de ofendida y que a todas luces dictó sentencia por más arbitraria e ilegal”.

El 11 de junio de 2018, Victoria acudió al Módulo de Orientación de la Calle Novena de la PGJE, para presentar denuncia por abuso de autoridad contra la licenciada Martha Flores Trejo, asignando el ministerio público Jorge Armando Rodríguez, el Número Único de caso 0201-2018-09248.

En el relato de la entrevista, expuso que la jueza en todo momento bloqueó el acceso a la sentencia y negó explicación de la absolución.

“La juez (sic) Martha Flores Trejo no tomó en cuenta las pruebas aportadas por el Ministerio Público, siendo presentación de la camioneta en la que se comete el delito, omitiendo el arma de fuego (…) omite la declaración del indiciado Mario Enrique Buelna Morales, la declaración de la ofendida, los peritajes de ADN, la declaración de los policías ministeriales, los cuales declaran que en el momento de la detención del inculpado les ofreció veintiún mil dólares, es decir, no toma en cuenta el cohecho, no toma en cuenta un dictamen químico de exudado vaginal, ni examen ginecológico. Tampoco toma en cuenta la prenda femenil con residuos seminales que corresponden de acuerdo al dictamen al indiciado, las pruebas psicológicas a la víctima, no toma en cuenta que el indicado es reincidente en los delitos de violación, privación de la libertad personal, dos homicidios calificados, entre otros”.

Y continúa: “Sin manifestar en su razonamiento de sentencia motivo o razón del por qué no las considera o toma en cuenta, solo manifiesta no hay pruebas suficientes, favoreciendo la libertad del indiciado, por lo que en este acto presento formal denuncia por el delito de abuso de autoridad y/o lo que resulte cometido en mi agravio”.

Comentarios

comentarios

Notas relacionadas

Tipo de Cambio