No apoyé ni apoyaré a AMLO

Foto: Internet
 
Opinionez Lunes, 9 Abril, 2018 12:00 PM

Soy el General de División D.E.M. retirado, Sergio Aponte Polito, quien para difundir los conceptos que abajo menciono, me apoyé en la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, edición 2017, principalmente en tres artículos que en forma extractada cito:

Artículo 1.- En los Estados Unidos Mexicanos, todas las personas gozarán de los derechos humanos reconocidos en la citada Constitución…

Artículo 6.- La manifestación de las ideas no será objeto de ninguna inquisición judicial o administrativa, sino en el caso de que ataque a la moral, la vida privada o los derechos de terceros, provoque algún delito o perturbe el orden público…

Artículo 7. Es inviolable la libertad de difundir opiniones, información e ideas a través de cualquier medio. No se puede restringir este derecho por vías o medios indirectos…

Ninguna ley ni autoridad puede establecer la previa censura ni coartar la difusión, que no tiene más límites que los previstos en el Artículo 6…

Menciono estos artículos de nuestra Constitución Política para aclarar a muchas personas que me cuestionan: ¿por qué motivo, siendo militar retirado, publicas tus opiniones y denuncias a quienes incurren en hechos de corrupción e impunidad?

 

No apoyé a AMLO

Después de esta breve explicación, procedo a informar que a principios del año 2017, el señor ingeniero Jaime Bonilla, empresario de Tijuana, Baja California; quien es integrante del equipo de colaboradores del hoy candidato Andrés Manuel López Obrador, me invitó a formar parte de un grupo para acompañar al citado político a un mitin y firmar un documento de apoyo, en la ciudad de Tijuana, BC. Me permito hacer la aclaración que en forma atenta decliné la invitación del ingeniero Jaime Bonilla.

Considero que la invitación que me hizo el señor Bonilla, se debió a que conoció las actividades militares que el personal a mi mando realizó en los estados de Baja California, Sonora y Baja california Sur, cuando me desempeñé como Comandante de la II Región Militar, durante los años 2006-2008, habiéndose obtenido excelentes resultados en contra del narcotráfico y también en la denuncia  de hechos de corrupción e impunidad cometidos por algunas autoridades federales, estatales y municipales, que eran las que protegían a los narcotraficantes en sus actividades delictivas, principalmente en la ciudad de Tijuana, BC.

Considero conveniente mencionar que la sociedad del Estado de Baja California, durante el desempeño de nuestras actividades, nos brindó su confianza, apoyo y reconocimiento; lográndose establecer la llamada anónima “Nosotros sí Vamos” para denunciar hechos delictivos, la cual tuvo mucho éxito para enfrentar la comisión de diversos delitos. Esta medida después se aplicó en toda la República Mexicana. Como un estímulo y encontrándome ya retirado, se me entregaron las llaves de la ciudad de Tijuana; por tales motivos, considero que a esto se debió la invitación del empresario Bonilla.

Un poco después de este evento, recibí de parte del presidente de Morena en Querétaro, señor Carlos Peñafiel Soto, otra invitación para asistir a un mitin en el centro de la capital del Estado, a fin de acompañar al señor Andrés Manuel López Obrador y firmar un documento de apoyo.

Me permito mencionar que la invitación que me hizo el señor Peñafiel Soto, tal vez se debió a que conoció algunos hechos de mi carrera militar y también a que había leído un artículo periodístico que escribí con el título “El Gasolinazo y mi Tristeza, Malestar, Deseos y Sueños”, que se  difundió en  PLAZA DE ARMAS, El Periódico de Querétaro, así como en los semanarios ZETA “Libre como el Viento”, de Tijuana, B.C., y Proceso del Distrito Federal, así como en las redes sociales SinEmbargoMX. Me permito aclarar que también decliné esta invitación, pero tuve la oportunidad de explicarle al señor Peñafiel Soto, los motivos de mi negativa, siendo los siguientes:

Le mencioné que al pasar a la situación de retiro por la edad límite, se me reconocieron 49 años de servicios ininterrumpidos, que durante esos años tuve la oportunidad de desempeñar diversos cargos o comisiones militares, entre ellos: Comandante del Cuerpo de Cadetes del Heroico Colegio Militar y director de la escuela militar de clases; le expliqué que en esos cargos había contribuido en la formación profesional de los cadetes y clases del Ejército Mexicano y además se les inculcaron las principales virtudes: honor, lealtad,  patriotismo, disciplina, valor, abnegación y espíritu de cuerpo; pero también se les fomentó   amor a México, al Ejército Mexicano y al Heroico Colegio Militar. En la actualidad, una gran cantidad de esos alumnos son generales, jefes y oficiales.

Le expliqué que en la Secretaría de la Defensa Nacional fui director de Infantería y también de Transportes Militares; además comandante de una guarnición militar, cinco zonas militares y una región militar que el desempeño de estos mandos me dieron la oportunidad de conocer y enfrentar con éxito, las actividades de los narcotraficantes y la manera en que son apoyados por diversas autoridades para perjudicar en forma extrema a la sociedad mexicana.

Le comenté que en todos los lugares había dejado buenos recuerdos entre la sociedad y también entre miles de militares que me conocen y que no verían con agrado que quien fue  su comandante o director,  estuviera en una imagen de televisión o en la fotografía de un periódico, saludando de mano y firmando un documento de apoyo a un político que constantemente está denostado a las Fuerzas Armadas, mencionando sin pruebas que el Ejército había desaparecido a 43 estudiantes de la Escuela Normal de Ayotzinapa, Gro.;

que no podía salir retratado con quien acusaba sin ningún fundamento a la Marina de haber masacrado a jóvenes menores de edad; comprobándose después que los supuestos menores de edad resultaron ser adultos y conocidos narcotraficantes que murieron en el enfrentamiento con la Marina.

Así pues, no podía salir fotografiado con quien hace algunos años, la periodista Adela Micha le había preguntado en una entrevista: ¿Qué sí llegaba a ser presidente iba a disminuir el presupuesto o los efectivos del Ejército?, siendo la respuesta de éste, las dos cosas, demostrando con esto su menosprecio o rencor por el Ejército Mexicano. Tal vez porque recordaba cuando bloqueaba los pozos petroleros en el Estado de Tabasco, resentido porque no pudo ser presidente municipal de Macuspana, Tabasco, ni tampoco Gobernador del citado Estado. El Ejército se lo impedía porque eran hechos violatorios de la Ley.

Por todo lo anteriormente mencionado y otros hechos que por razones de espacio no cito, está claro que no podía acompañarlo en su mitin ni en la firma del documento de apoyo. Al final de la entrevista, el señor Carlos Peñafiel Soto comprendió la razón de mi negativa y nos despedimos amigablemente, además tuvo la gentileza de obsequiarme un libro y anotar en ese momento una dedicatoria.

Continuará.

 

General de División D.E.M. Ret. Sergio Aponte Polito.

Comentarios

comentarios

Notas relacionadas

Tipo de Cambio