A Vera Ayala le concede amparo juez que exoneró a Hank

Foto: Archivo
 
Edición Impresa Lunes, 16 Abril, 2018 12:00 PM

La juzgadora que absolvió a Jorge Hank, Blanca Evelia Parra, ahora concede un amparo a Jorge Mario Vera Ayala, ahijado del político, para que quede sin efecto una orden de aprehensión dictada en Guadalajara. El amparo ordena al juez de la causa que “establezca sí es cierto que se encuentran acreditados los elementos del delito” de delincuencia organizada. El Ministerio Público Federal interpuso recurso de revisión contra el fallo protector y el asunto llegará a un Tribunal Colegiado en Mexicali

El ex comandante de la Policía de Tijuana, Jorge Mario Vera Ayala, acusado por la Procuraduría General de la República (PGR) por su presunta participación en el delito de delincuencia organizada, obtuvo un amparo que deja sin efecto una orden de aprehensión en su contra dictada en un Juzgado de Jalisco para que el juez analice detalladamente las pruebas que obran en la imputación.

La protección de la justicia federal fue otorgada al ahijado del político casinero Jorge Hank Rhon en el Juzgado Tercero de Distrito de Amparo en Materia Penal con residencia en Tijuana, cuya titular es Blanca Evelia Parra Meza, quien siendo Juez Noveno de Distrito, exoneró al concesionario del Hipódromo Agua Caliente del acopio de armas y otros delitos denunciados en 2011.

Producto de las mismas pesquisas realizadas por la Subprocuraduría Especializada en la Investigación de Delincuencia Organizada (SEIDO) de la PGR, en 2012 se ejercitó acción penal contra los gemelos Jorge Mario y Jerónimo Javier Vera Ayala, así como de ex integrantes de la Policía Municipal de Tijuana durante el mandato de Hank en la alcaldía de esta ciudad fronteriza.

Las declaraciones de testigos protegidos o colaboradores, entre ellos a quienes se denominó “Angélica”, “Carolina” y “Guadalupe”, sirvieron para incriminar a los hermanos Vera como presuntos operadores de un grupo de seguridad denominado “Alto Impacto” que brindaba protección al político y al mismo tiempo protegía actividades del Cártel Arellano Félix (CAF).

Los testimonios obran en la averiguación previa PGR/SIEDO/UEITA/117/2012, la cual detalla el hallazgo de 88 armas de fuego y nueve mil cartuchos en las instalaciones del hipódromo durante la penumbra del 4 de junio de 2011, cuando Hank Rhon fue detenido tras un cateo y posteriormente, dicha captura fue calificada como ilegal en el Juzgado Federal.

Los declarantes, algunos imputados y otros liberados, expresaron en la indagatoria que colaboraban para la organización criminal dedicada al narcotráfico y que les consta que Jorge Mario Vera Ayala era el responsable operativo del grupo “Alto Impacto”, con oficinas en el propio hipódromo. Delataron a los demás miembros, entre los que se encontraba el gemelo Jerónimo Vera.

Según señalamientos, apuntalados por el Ministerio Público Federal en su consignación, el grupo especial tenía como finalidad la coordinación de actividades delictivas, tales como secuestros, levantones, asesinatos y el trasiego de droga, en colaboración con el CAF. Además de la intervención ante la policía municipal para librar de problemas a los narcotraficantes.

En las constancias, los testigos expresan que Teodoro García Simental “El Teo”, entonces jefe de sicarios del CAF, visitó algunas veces el hipódromo para entrevistarse con Jorge Mario. “Carolina” dijo que entre los años 2005 y 2007 fueron custodiados de 15 a 20 cargamentos de droga –marihuana y/o cocaína- con la supervisión y mando de Vera Ayala para proteger las actividades de narcotráfico de los Arellano Félix.

Diversos imputados, entre ellos ex secretarios o directores policiales, incluido Jerónimo Vera, han sido exonerados a través de juicios de amparo, al no acreditar la autoridad ministerial las circunstancias de tiempo, modo y lugar de la materialización de los delitos atribuidos.

En el caso de Jorge Mario Vera, su situación se ha prolongado en el tiempo al encontrarse prófugo desde la fecha del cateo. Ha buscado la protección de la justicia federal en el Estado de México, en Jalisco y en Baja California, donde finalmente la Juez Tercero de Amparo le dictó el fallo protector.

La sentencia conviene que el amparo es para efectos de que el Juez Primero de Distrito de Procesos Penales Federales que dictó la orden de aprehensión contra Vera Ayala “deje insubsistente la resolución reclamada y dicte una nueva resolución en la que establezca si es cierto que se encuentran acreditados los elementos del delito”.

Tan pronto se conoció del amparo concedido al hijo de Antonio Vera Palestina, ex convicto condenado a 25 años de prisión por el homicidio del periodista Héctor Félix Miranda, codirector fundador de ZETA en abril de 1988, y el Ministerio Público Federal interpuso el recurso de revisión, por lo que el asunto será remitido ante un Tribunal Colegiado del Décimo Quinto Circuito para que confirme, modifique o revoque la sentencia recurrida.

Cabe mencionar que aunque Jerónimo, el hermano de Jorge, ya había librado los referidos cargos, actualmente en el Juzgado Noveno de Distrito de Procesos Penales Federales en el Estado de Jalisco, se encuentra procesado penalmente. El 25 de octubre último, un juez federal le negó el amparo contra un auto de formal prisión y esa resolución es combatida mediante un recurso de revisión en el Primer Tribunal Colegiado en Materia Penal del Tercer Circuito con residencia en Zapopan, Jalisco.

Comentarios

comentarios

Tipo de Cambio