Más recortes en seguridad para Mexicali

Foto: Eduardo Villa
 
Edición Impresa Lunes, 5 Marzo, 2018 12:00 PM

Pese a que se encuentra entre los 50 municipios prioritarios en materia de seguridad pública, y que las cifras de criminalidad en Baja California son de las más altas del país, la Capital del Estado recibió un nuevo recorte en las aportaciones federales del programa Fortaseg, tendencia que se mantiene durante los dos años de gobierno de Gustavo Sánchez Vásquez

Lejos están las épocas en que Mexicali recibía aportaciones federales importantes para el combate a la delincuencia. Desde que terminó la administración del Presidente Felipe Calderón, Baja California dejó de ser uno de los principales receptores de recursos y la crisis agravó los dos años de gobierno de Gustavo Sánchez Vásquez.

Y es que de los 106 millones que se recibieron durante 2016, para este año se tiene una bolsa de 72 millones de pesos, lo que, según el director de la Policía Municipal, Alonso Ulises Méndez, provocará una reducción severa del gasto, sobre todo en el rubro de proyectos y equipamiento policial.

El programa de Fortalecimiento para la Seguridad (Fortaseg) fue otorgado a 300 municipios, de los cuales Mexicali y Ensenada se encuentran entre los 57 que sufrieron una reducción, los únicos dos en Baja California, pese a que la bolsa nacional y los beneficiados son los mismos, lo que quiere decir que redujeron su presupuesto para dirigirlo a otros.

De hecho, el recorte de 2018 pudo ser mayor, pero la política pública nacional establece que a las capitales del país no se les puede reducir más de 5 por ciento.

Foto: Eduardo Villa.- Gustavo Sánchez, alcalde de Mexicali.

Con los recursos que hace 10 años pudo comprarse una gran cantidad de unidades, dotar de chalecos de primera calidad, armas y municiones, además de construir dos subcomandancias y adquirir un helicóptero, hoy en día la Policía se encuentra en condiciones difíciles. Existe un importante déficit de patrullas y equipamiento, aunado a que un considerable porcentaje de las cámaras de vigilancia se encuentra en deterioro y el helicóptero no vuela.

En el Consejo Ciudadano de Seguridad Pública (CCSP) consideran que es imposible no sospechar de un trasfondo electoral o partidista, lo que finalmente repercute en la operatividad policíaca y en la incidencia delictiva.

 

REDUCEN 35 MDP EN DOS AÑOS

Para este nuevo ejercicio fiscal, el alcalde Gustavo Sánchez recibió la noticia que el recurso de Fortaseg sufría una nueva reducción, pese a que la bolsa nacional se mantenía en comparación con el año pasado.

De los 76 millones de pesos que Mexicali obtuvo en 2017, ahora rondará los 72. Sin embargo, en 2016 la bolsa alcanzó los 106 millones de pesos, entregados en dos conceptos. Esto quiere decir que solo en dos años se han perdido 35 millones de pesos por decisiones federales.

Los ayuntamientos suman el 20 por ciento de los recursos para este rubro, y también disminuyen al reducirse el monto base federal, dando un total de 42 millones menos en materia de seguridad.

Cuestionado sobre los motivos de la reducción, Ulises Méndez aseveró que “son unas fórmulas que usan ellos, donde contemplan si es Capital, la incidencia delictiva, son ciertas variables. Tal parece que si mejoras en ciertos rubros, te llega menor cantidad de dinero”.

Sin embargo, para el CCSP, el decremento podría tener un tinte electoral o partidista, ya que durante la administración de Felipe Calderón, el recurso tope era superior a 100 millones de pesos, pero fue cambiando de manera gradual durante el actual sexenio.

De hecho, solo en 2016 hubo un incremento para Mexicali, lo cual coincide con el aumento en la bolsa para Fortaseg, que alcanzó los 5 mil millones 952 mil pesos, para 300 municipios. Sin embargo, al año siguiente se redujo un 16% y el monto volvió a caer de manera generalizada.

“De 2016 a 2017 nos recortaron 32 millones, no es posible que Mexicali vaya hacia atrás. Vamos a hacer lo posible para hacer gestiones adicionales y traer más recursos”, expuso molesto Sánchez Vásquez.

El Estado de México es el más beneficiado con estos recursos, ya que recibe el 12.5% de la bolsa nacional, pese a que solo cuatro de sus municipios son considerados prioritarios: Naucalpan, Tlalnepantla, Nezahualcóyotl y Ecatepec.

Además, fue la entidad que más nuevos ingresos registró para este nuevo ejercicio fiscal, con un total de seis municipios, a los que se agregan 41 localidades que reciben recursos para seguridad de manera habitual.

 

EQUIPAMIENTO E INFRAESTRUCTURA, LOS AFECTADOS

Con esta medida se verán afectados los rubros de infraestructura y equipamiento policial, por encima de otros sectores como el diseño de políticas públicas de prevención del delito y la profesionalización, según comentó el Director de la Policía en Mexicali, ya que los últimos mencionados representan el rubro más importante para los objetivos del Fortaseg.

Proyectos especiales como la ampliación de la red de vigilancia en la ciudad, la optimización de las cámaras de vigilancia, los arcos carreteros, la adquisición de equipo de radiocomunicación, uniformes, armamento, entre otros rubros de este sector, se verán afectados.

Sobre el pago del arrendamiento de patrullas, el funcionario comentó que está cubierto por el mismo programa federal, lo que quiere decir que de los 72 millones de pesos, 24 serán destinados a pagar la renta de las 66 unidades; los otros 8 millones serán cubiertos con dinero de las arcas municipales.

Foto: Cristian Torres.- Ulises Méndez, director de la policia municipal.

Además de ello, el 25% del recurso -18 millones de pesos- sería destinado a capacitación en el Nuevo Sistema de Justicia Penal y a prevención del delito, por lo que más de la mitad del dinero ya se tiene comprometido.

Marco Antonio Carrillo Maza, ex director de la Policía Municipal y experto en temas de seguridad, aseveró que una reducción a este rubro es muy sensible, ya que el Ayuntamiento no cuenta con solvencia para cubrir estas necesidades por su cuenta.

Durante su administración se recibieron alrededor de 100 millones de pesos por año, lo que era prácticamente el tope presupuestal; con ese recurso se compraron unidades, armas, municiones, equipo táctico y se puso en marcha el sistema de monitoreo que sería abandonado por la siguiente administración, al grado que solo 60 de las 160 cámaras distribuidas en la ciudad no funcionaban cuando ingresó la actual administración municipal.

“No hay recurso suficiente”, señaló al decir que en su gestión hubo complicaciones en el tema, por lo que recurrieron al apoyo de la ciudadanía a través de las patrullas de colonia, además de la venta de boletos del sorteo de la Policía Municipal.

Referente a los motivos de la reducción, no descartó que tenga alguna relación con un posible descuido o en observaciones por parte de la Federación en el uso del dinero del programa durante la administración de Jaime Díaz.

“No cumplieron en algunos rubros y hay castigos, por eso hay que supervisar y tener gente que sepa de esto”, indicó.

Otro factor fue el reajuste federal en la materia, pese a ello, la construcción de la nueva Subcomandancia de la Zona Dorada continúa como un objetivo para este año, ya que tendría inversión del sector empresarial junto con la del gobierno municipal.

 

NO HAY POLÍTICA PÚBLICA FEDERAL EN EL COMBATE AL CRIMEN

Los constantes reajustes en el tema de recursos destinados al combate a la delincuencia dejan en evidencia una pobre o nula política pública por parte de la Federación en materia de seguridad, lo que se refleja directamente en la incidencia delictiva que a nivel nacional incrementó de forma considerable.

Según la organización Semáforo Delictivo, México se encuentra en números rojos en materia de seguridad en la mayoría de los delitos, destacando Colima, Baja California Sur, Guerrero, Baja California, Chihuahua y Sinaloa, como los estados más peligrosos según los datos analizados per cápita.

El ex director de la Policía Municipal dijo que esto es un reflejo de las acciones tomadas por el Gobierno Federal, pues desde el inicio hubo reducciones en temas importantes como la prevención del delito, además que los topes para aportaciones federales se redujeron de manera sustancial.

También afectó la desaparición de la Secretaría de Seguridad Pública, al volverla un ente perteneciente a la Secretaría de Gobernación, lo que provocó que el tema se politizara.

Por su parte, Alejandro Vázquez Valadez, presidente del CCSP en Mexicali, consideró que los recortes provienen de la política nacional que pretende determinar en qué medida afecta la asignación del recurso en la incidencia delictiva de los municipios.

Afirmó que la Federación exige una serie de lineamientos complejos para liberar el dinero de los programas, además de tener una intensa fiscalización. Sin embargo, no descartó que la disminución tenga un trasfondo electoral a nivel nacional, derivado de los próximos comicios.

Cuatro de los cinco municipios de Baja California reciben recursos del Fortaseg -solo Tecate no participa en los programas-, de los cuales Mexicali y Tijuana comprenden la lista de los 50 objetivos prioritarios en materia de seguridad; la Capital del Estado y Ensenada son los únicos que sufrieron reducciones en el presupuesto.

Comentarios

comentarios

Notas relacionadas

Tipo de Cambio