Tras 670 ejecutados, llegan federales

Fotos: Especial Zeta
 
Edición Impresa Martes, 13 Febrero, 2018 12:00 PM

600 gendarmes se suman a mil 500 efectivos de la Secretaría de Marina para, ahora sí, reforzar la seguridad y salvaguardar el turismo en la entidad. “El turista extranjero no creo que se sienta más seguro viendo tantos soldados y convoyes armados; obviamente si seguimos en esa tónica, con un gran número de ejecuciones, no favorece para nada el desarrollo de los negocios”, opina Miguel Ángel Ochoa Rascón, titular de Coparmex

“El turista extranjero no creo que se sienta más seguro viendo tantos soldados y convoyes armados; obviamente si seguimos en esa tónica, con un gran número de ejecuciones, no favorece para nada el desarrollo de los negocios, sobre todo el turismo”, expresó Miguel Ángel Ochoa Rascón, titular de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) en Baja California Sur.

El comentario es alusivo a la llegada de 600 elementos más de la Policía Federal División Gendarmería, que se vienen a sumar a los mil 500 efectivos de la Marina, Ejército y Policía Federal que actualmente operan en BCS, sobre todo en La Paz y Los Cabos, para reforzar la seguridad de los 40 municipios más violentos  de México y salvaguardar al turismo.

La crisis se sintió desde 2014, con un proceso electoral en puerta (gobernador, municipios y Congreso de Baja California Sur en 2015), la omisión vino por parte de la Federación para abordar el tema de delincuencia organizada, aun cuando los homicidios estaban siendo cometidos con armas de uso exclusivo del Ejército, con ejecuciones al estilo del crimen organizado, narcomensajes y cuerpos desmembrados.

Solo basta recordar que 2017 cerró con 628 homicidios y, en enero de este año, se registraron 48 ejecuciones en esta entidad.

El trabajo que realizaban con anterioridad cuerpos de seguridad especializada en turismo, ahora lo realizan elementos fuertemente armados a la vista de norteamericanos

Ahora se repite la historia: en la antesala electoral, el gobierno de Enrique Peña  Nieto ha enviado refuerzos a este destino turístico. “La única estrategia que se ha tenido es enfrentar a los delincuentes plomo con plomo, pero ellos ya conocen quiénes son, cómo se mueven, incluso hemos estado con ellos cuando les llaman para decirles que los van a atorar.  Es algo que siempre hemos buscado, con ese nivel de inteligencia que ellos manejan, pero que no aplican; en lo local aplicamos la estrategia, pero a final de cuentas buscamos trabajar más en equipo y no cada quien por su lado”, informó a ZETA uno de los elementos del Mando Mixto en la entidad.

A la par, la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) se ha visto más activa que las fuerzas de inteligencia federal, con la detención de varias células y miembros de la delincuencia organizada.

Por su parte, a través de foros y mesas de trabajo, Coparmex ha requerido a las autoridades de los tres órdenes de gobierno realizar un mayor esfuerzo, específicamente en el área de inteligencia, ya que las detenciones de los presuntos responsables o autores intelectuales, siguen impunes.

“De alguna manera el Estado y la Federación tratan de dar una señal a la población de que se está haciendo algo, actuando ante el crimen organizado no lo dudamos, pero sí quisiéramos que privilegiaran mucho más la investigación y la parte de inteligencia que la parte de tantas Fuerzas Armadas”, refirió Ochoa Rascón.

Durante los primeros días del año, la cantidad de homicidios dolosos ha disminuido de manera considerable, incluso mediante algunos operativos se han desarticulado grupos delictivos, algunos han sido neutralizados por completo y sus estructuras operativas desechas, “pero es obvio que siguen las cabezas activas y distribuyendo recursos, la intención de la autoridad federal es cuidar los destinos turísticos del país, sin embargo, para la Confederación Patronal, la presencia de elementos no le brinda ninguna garantía al turista nacional o internacional que arriba al Estado.

“Que sí se investigue y se aplique la Ley buscando justicia, más que legalidad, porque la legalidad es hermana de la impunidad, entonces cualquier criminal con un buen abogado o un defraudador sale libre apegándose a la legalidad, supuestamente la legalidad debería ser la mejor herramienta para producir justicia, pero no lo es porque interviene otro jugador que es la corrupción muchas veces, y entonces la legalidad y la corrupción generan impunidad”, puntualizó el titular de Coparmex en la entidad.

El único llamado, refieren, es aportar información a los empresarios, sobre todo de La Paz y Los Cabos, para que denuncien y haya menos impunidad. “Hemos tenido reuniones con autoridades del Gobierno del Estado, y hemos visto que en lo que más podemos aportar es diciéndoles a nuestros agremiados y a la población, que cuando conozcan de delitos o hechos delictuosos, por favor los denuncien, en eso podemos aportar, y estar vigilantes de que las cosas se hagan con estricto apego a Derecho y no se violen los derechos humanos”, finalizó Ochoa.

 

ARRIBAN GENDARMES

Más de 600 elementos de Gendarmería arribaron apenas hace algunos días a Baja California Sur, el principal encargo es recuperar la tranquilidad en Los Cabos y en segundo término en La Paz, sobre todo para tratar de enmendar las serias afectaciones registradas por los enfrentamientos que se venían dando entre células criminales de Sinaloa y Jalisco.

Embajadora de EUA en México, Roberta Jacobson se reunió con el Gobernador Carlos
Mendoza y su gabinete vinculado a seguridad, turismo y economía

Las fuerzas de seguridad fueron recibidas en un evento protocolario a puerta cerrada, luego que se anunciara por parte del Gobierno Federal el despliegue de más de 50 mil elementos en todo el país, específicamente en los destinos turísticos severamente afectados en imagen por los enfrentamientos de bandas criminales a plena luz del día.

El despliegue se desarrollará en tierra y aire para implementar de manera coordinada las estrategias con la presencia de la Gendarmería Nacional, Fuerzas Federales de Investigación, Inteligencia Antidrogas y Policía Científica.

“Estamos ya recibiendo el apoyo y acompañamiento de más de 600 elementos de la Policía Federal en sus seis divisiones, donde efectivamente vienen a realizar un trabajo de coordinación, de suma de esfuerzos y atender el tema de la seguridad pública basados en el principio de coordinación y de suma de esfuerzos”, apuntó Ricardo Millán Bueno, delegado de la Secretaría de Gobernación (Segob) en Baja California Sur.

A la par, fuerzas especiales de la Secretaría de Marina (Semar) y de la Defensa Nacional (Sedena) robustecen los operativos, como sucedió el 29 de enero en el fraccionamiento Juárez, con la detención de cinco agresores de policías, otros más están por vincularse al suceso, ya que fueron asegurados fuera del domicilio. Los primeros ya están vinculados a proceso y les concedieron prisión preventiva.

“Fue claro su temor, que nos echaron a la Policía local al frente”, dijo un elemento que participó en el operativo.

Los objetivos para trabajar son principalmente la prevención, así como la implementación de programas para frenar la violencia y la delincuencia, además de establecer métodos de ataque y mitigación de los grupos criminales que operan en la zona sur.

“Ha habido operativos muy específicos que han causado alguna situación en la sociedad, pero son acciones concretas y contundentes que van a mejorar precisamente esta situación. El punto y objetivo central es recuperar la seguridad, que la ciudadanía se sienta confiable de sus policías”, reiteró Millán Bueno.

Aunque la llegada de las Fuerzas Especiales de la Federación específicas para combatir de manera inteligente a la delincuencia organizada, resulta tardía, actualmente la PGJE ha conseguido perseguir delincuentes y aplicar castigos, amén de atender denuncias por narcomenudeo.

Sin embargo, abogados litigantes informaron a ZETA que llenar la zona turística de militares y gente armada solo abona a una imagen de temor a los visitantes extranjeros.

“Tenemos la certeza de que con este apoyo de fuerza federal se va a seguir atendiendo el tema de la seguridad. Estos elementos que llegan con capacidad de movilización por tierra y aire, van a poder permitir definir en mayor medida las estrategias que se están desarrollando ya, traemos la presencia fortalecida de la Gendarmería Nacional, de las fuerzas federales de investigación, inteligencia y antidrogas y también la Policía Científica, que a su vez con el procesamiento de los trabajos de prevención, van a aterrizar 33 programas de atención ciudadana con los que se busca la prevención de la violencia y la delincuencia con estos enfoques de atención a la ciudadanía, tanto en ataque directo y frontal contra las fuerzas que están cometiendo delitos”, agregó el delegado de la Segob.

Pese a la denuncia de expertos en materia de delincuencia organizada, la Federación ha concentrado hasta 2 mil elementos federales en la zona turística de Cabo San Lucas y San José del Cabo. Incluso en el último año de violencia registrado en la zona de Los Cabos y La Paz, hechos violentos y enfrentamientos se dieron en la zona donde los elementos se resguardaban.

“Con el despliegue de las fuerzas federales, esperemos que Baja California Sur presente estos índices de seguridad en mayor medida, y que ya se han venido bajando en los últimos días, la proyección en los próximos meses, es que volvamos a esos estándares de seguridad que los sudcalifornianos están requiriendo. Estamos procesando esta información de enero a lo que va del mes, tenemos datos muy generales que todavía se analizan en la plataforma; sin embargo, la ciudadanía ha visto esta percepción de mejora”, finalizó el representante de Gobernación en la entidad.

El Gobierno de Baja California Sur ha solicitado mayor presencia de fuerzas federales, pues el Estado se limita en cuanto a delitos de orden federal como en la participación de la delincuencia organizada, tema que ha sido muy obvio en la pelea por la plaza sudcaliforniana.

Actualmente las principales operaciones han sido con inteligencia estatal y la intervención de  la Semar, pero se requiere un esfuerzo mayúsculo para erradicar la amenaza.

“La Policía Federal en el operativo especial ha desplegado 600 elementos adicionales, que vienen a contribuir en este esfuerzo de mantener la paz y la tranquilidad en el Estado”, refirió el gobernador Carlos Mendoza Davis.

 

SEGURIDAD SIGUE EN MANOS DE MARINA

“El problema persiste y se encuentra en un estado de contención que aspiramos a prolongar, pero sobre todo a resolver, vamos a seguir trabajando en la ruta trazada para obtener los resultados que Baja California Sur merece”, aseguró el mandatario sudcaliforniano ante los embates que se habían resentido.

Aunque la principal ola de inseguridad que sacudió a la entidad se percibió a principios de enero, el cese al fuego deriva de diversos operativos y mayor presencia, pero un estado de alerta en el Palacio de Cantera, “pareciera un acuerdo para el manejo de la plaza, pero es un tema muy delicado que en cualquier momento se puede desatar una guerra entre cárteles, situación que se está previniendo con la presencia de efectivos federales”, indicó un miembro del gabinete de Seguridad enlistado en el Grupo de Coordinación de Seguridad Pública.

El gobernador del Estado dio a conocer que se han intensificado los operativos en La Paz y Los Cabos, sobre todo se ha llegado al fondo de los casos, dándoles seguimiento con resultados positivos.

“Con inteligencia y con amplia colaboración de las fuerzas de seguridad de los tres niveles de gobierno, civiles y militares, hemos desarticulado células criminales, decomisado importantes cantidades de drogas, armas y equipos, gracias a este trabajo  hemos visto una disminución constante de los homicidios dolosos violentos, relacionados a la delincuencia organizada y el narcotráfico”, citó Mendoza.

Precisamente para mantener la dinámica de operatividad, un cambio más se tuvo en la estrategia: el Capitán de Navío, Armando Nava Sánchez, cumplió su comisión en la Secretaría de Seguridad Pública, cargo que desempeñó desde mediados de octubre de 2017, momento crítico en la seguridad de Baja California Sur, con los índices más altos en su historia.

Pasó de 125 en el citado mes, a 41 homicidios dolosos por delincuencia organizada a la mitad de enero y cuatro en la segunda mitad de ese mes.

“Desde su llegada, primero en la subsecretaría y luego en la secretaría, puso su empeño y capacidad para fortalecer a las diversas áreas que la integran, el trabajo desarrollado ha sido fundamental en el combate al crimen organizada, desde su cargo coordinó tareas de inteligencia, despliegue y operación que las fuerzas federales y estatales aquí en territorio sudcaliforniano, tras colaborar para la seguridad, dando excelentes resultados, el Capitán Nava finaliza su gestión”, refirió el gobernador Mendoza Davis.

Aglomeración de Fuerzas Federales es notoria en La Paz, las unidades están inmóviles en el estacionamiento del Hotel ZAR donde descansan, solo un bajo porcentaje circula

Con efectos a partir de su nombramiento la mañana del miércoles 7 de febrero de 2018, se designó al Capitán de Navío de Infantería de Marina, Fuerzas Especiales y Diplomado de Estado Mayor, Germán Wong López, nuevo secretario de Seguridad Pública, “con vasta experiencia en temas de seguridad”, destacó el Ejecutivo estatal.

Algunas de las capacitaciones con las que cuenta y que denotan una lucha frontal y directa a los cárteles, son:

* Curso de patrullas y operaciones especiales.

* Curso de contraguerrilla.

* Curso básico de paracaidismo naval.

* Curso de ingeniería de combate.

* Curso de fuerzas especiales.

* Análisis de información contra el narcoterrorismo.

* Taller de Derechos Humanos en materia de procuración de justicia federal.

* Maestría en Administración Naval.

 

LA REPERCUSIÓN DE LA INSEGURIDAD

Desde el 31 de julio de 2014 a la fecha, suman mil 180 muertos en 42 meses, tasa que ha llevado a la entidad al primer lugar en el crecimiento de delitos de alto impacto y homicidios.

Según el recuento de ZETA, hubo 53 homicidios en 2014,  147 en 2015, 207 en 2016, 728 en 2017 y, hasta enero de 2018, 45 ejecutados.

A casi cuatro años del incremento de homicidios dolosos en el Estado, los índices van a la baja en el arranque del presente año, pero los años violentos dejaron un impacto a la visitación turística que vino a compensar un poco, con la modificación de la alerta que emite el Departamento de Estado de Estados Unidos a sus connacionales que visitan el territorio nacional.

La Asociación de Empresas Hoteleras y Turísticas (Emprhotur) de La Paz dio a conocer que durante el segundo semestre de 2017, el nivel de reservación se vino abajo, sin embargo, aunque los delitos de alto impacto han golpeado a la economía a nivel estatal, no le atribuyen en un cien por ciento la responsabilidad de las cancelaciones.

“La segunda alerta, que nos subieron una rayita más en el segundo semestre, en el reporte que nosotros tenemos como socios, perdimos casi 17 mil cuartos con respecto al año anterior, no podemos atribuirlo solamente a ese tema, tuvimos el 19 de septiembre el terremoto de la Ciudad de México, eso nos hizo un daño muy fuerte, hemos tenido reducción de vuelos nacionales, hay menos conectividad en el destino, eso nos hace una merma, son varios elementos, no solo las alertas”, justificó Eduardo Herrera por parte de los empresarios turísticos.

La modificación de la alerta, que a la par emite recomendaciones de cuidado al viajar a la entidad,  no solo trajo buenas noticias, sino que libra a BCS de comparaciones con Sinaloa, Tamaulipas y Baja California, estados que frecuentemente se encuentran en guerra entre cárteles.

“Estamos felices porque cambió la presentación de la alerta, definitivamente es algo que nos va ayudar no a corto plazo, no estamos atribuyendo que la falta de demanda del último semestre sea por eso, pero definitivamente las noticias positivas se tienen que ver reflejadas en general no solo por la alerta que emite el Gobierno de Estados Unidos, sino lo mismo que se publica en la prensa es lo que funciona; mientras menos efectos colaterales haya, va a ser mejor para nosotros”, es la opinión desde Emprhotur La Paz.

Con esta modificación, el sector empresarial buscará ofertar con mayor energía a los turistas, ya que el mercado neto de La Paz es 70 por ciento nacional y 30% internacional, no así en Los Cabos, donde el mayor crecimiento y aportación de turistas es netamente extranjero, con casi el 90%.

“Estamos trabajando con todos los socios comerciales que se quieran sumar, viendo alternativas de conectividad, no hay vuelos directos que estén llegando, salvo los que ya conocemos, que son pocos de la Ciudad de México, Guadalajara y Monterrey, pero estamos tratando de ver que por lo menos tengas una escala y llegues aquí”, puntualizó Herrera.

El 78% de la población de Los Cabos se dedica a un trabajo dedicado al turismo, lo que implica que la mayor generación de recursos y el crecimiento del Producto Interno Bruto se deban a ese sector, sobre todo el extranjero.

Según el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), La Paz se mantiene a nivel nacional en el índice más alto de cierre de comercios de manera prematura, en un periodo no mayor a tres años; solo se mantiene activo un 20 %, y en un año, un 40%.

En el último año -en comparación con 2016 y 2017- se generó un incremento del 40% en la derrama económica generada por turistas, de 8 mil 395 millones, a 11 mil 927 millones de pesos, siendo Los Cabos, La Paz y Loreto, los principales destinos turísticos.

Economistas han calculado que entre el 75 y 80% de los ingresos que se generan en BCS derivan de las actividades turísticas, por lo tanto, la tarea de proteger principalmente a Los Cabos, es el enfoque de preservar la economía que sostiene a Sudcalifornia.

Turistas ahora no sólo conviven con prestadores de servicios turísticos y los habitantes cabeños, las fuerzas federales se han convertido en su vista diaria

Durante el tercer trimestre de 2017, BCS tuvo un crecimiento económico del 17.5%, a diferencia de estados como Puebla, que creció 9% y Nuevo León 4.7%.

“Comprometí que íbamos a tener crecimiento, a generar empleos, a disminuir los niveles de pobreza y que iba a haber oportunidades para todos, hoy somos el Estado que económicamente más crece, crecemos al 17.5% anual, quien sigue después de Baja California Sur –según Inegi- crece al 9%”, celebró el gobernador Carlos Mendoza Davis.

No obstante, las cifras en realidad derivan de una tremenda caída en el segundo trimestre de 2016, los indicadores apuntaron que BCS había decrecido -3.1% en su economía en rojo, pero esto se vino a recuperar en el siguiente trimestre, con 6.1 %.

De manera que 2016 cerró con una economía sostenida en los 6 puntos porcentuales y 2017 arrancó su primer trimestre con 5.8% de crecimiento.

Una de las obras que generado la importante inversión es sin duda la remodelación del Malecón de La Paz, la cual consta de 150 millones de pesos y contempla desde la calle Márquez de León hasta la Guadalupe Victoria, justamente la obra inició en julio de 2017, periodo en que arrancó el tercer trimestre de 2017.

El año pasado, Baja California Sur fue el segundo Estado con mayor crecimiento en cuanto a generación de empleo, con 9% respecto al año anterior, con mayor desarrollo en la industria del turismo, solo comparado con un desastroso 2016.

“Crecimos en la ocupación hotelera y estamos creciendo en infraestructura, se están construyendo 5 mil cuartos de hotel en Baja California Sur, estamos haciendo del turismo el motor económico que jale al sector primario, ahora queremos que haga más grande la pesca, a la acuacultura, a la ganadería, que haga más grande a la agricultura”, finalizó el Ejecutivo del Estado.

 

EN LA MIRA DE ESTADOS UNIDOS

El jueves 8 de febrero, la embajadora de Estados Unidos en México, Roberta Jacobson, arribó a la entidad para participar en la reunión del Consejo Asesor de Seguridad Exterior en Los Cabos, con el ánimo de identificar las debilidades de los gobiernos mexicano y sudcaliforniano en cuanto a la prevención de la violencia y la delincuencia que pudiera afectar a turistas norteamericanos.

Desde el enfrentamiento sangriento que se ha vivido en Los Cabos, entre células de los cárteles de Sinaloa y Jalisco Nueva Generación, y la intervención de células locales, ha generado incertidumbre en las autoridades diplomáticas, sobre todo por el riesgo a que podrían estar expuestos sus connacionales.

“De los tres millones de visitantes que recibimos al año, dos millones son de Estados Unidos, y son por miles los norteamericanos que viven de manera permanente o temporal en Baja California Sur, y qué decir de la inversión extranjera directa que llega de ese país”, puso en contexto Carlos Mendoza en cuanto a la repercusión que tiene la inseguridad en cuanto a turismo.

El interés radica en establecer una relación más cercana para estar vigilante del destino y la calidad que ofrecen a los turistas.

El gobernador reconoció que la visita de la embajadora se debe al análisis y diagnóstico de lo que se tiene y en qué pudiera cambiar para establecer una mejor relación con los visitantes. Para conocer el estado real de la estrategia que se tiene en la entidad, la embajadora debe estar presente y experimentarla, de ahí la visita, luego de meses de intenso trabajo para reducir los índices delictivos en comparación a 2017, donde ocurrió la peor pugna criminal; ahora, 2018 parece ser un año de encauzar la seguridad y la estrategia para recibir mayor número de turistas.

“Vienen a evaluar, a diagnosticar en qué condiciones nos encontramos sobre todo en materia de seguridad, del estado de reinserción social y en materia de procuración de justicia, pero no con un ánimo inquisidor, sino de ver la manera en que puedan colaborar con nosotros, a través de mecanismos que tienen disponibles, como los recursos de la Iniciativa Mérida”, consideró Mendoza.

El Consulado de Estados Unidos dio a conocer que Jacobson “dialogó con el Ejecutivo estatal sobre la situación actual en temas de seguridad pública en el Estado, desarrollo económico, así como de las nuevas Recomendaciones de Viaje recientemente emitidas por el Departamento de Estado”.

A la reunión también acudió el Cónsul General de Estados Unidos en Tijuana, William Ostick, lo que revela la importancia de la estrategia de seguridad en Los Cabos.

Para las autoridades estatales, es necesario establecer nuevos mecanismos para proteger o blindar -como lo han mencionado fuerzas federales – la zona turística, pero que realmente funcione, ya que con anterioridad el blindaje habría sido vulnerado, no solo por los hechos violentos, sino por la venta de estupefacientes al por mayor.

Situación que hasta el momento ha sido retenida, no así controlada, a lo que expresan que se debe erradicar de fondo para entregar un destino turístico “saludable”.

“El tema de buscar una evaluación más objetiva en las estrategias o alertas de seguridad que mucho daño nos habían causado en su edición anterior, y que afortunadamente, dada la apertura y sensibilidad de las autoridades diplomáticas, tuvimos ahora una mejor evaluación, donde se apuesta y se señala con toda claridad que ejerciendo los mínimos cuidados precautorios, que quienes nos visitan a Baja California Sur no tienen por qué sufrir una consecuencia”, apuntó Mendoza.

Pero el tema de llevar una mayor presencia de fuerzas de seguridad, ha provocado incomodidad, sobre todo por la presencia de militares entre los turistas, lo cual brinda una imagen de guerra en uno de los destinos turísticos más importantes del país.

Para lograr una fuerza de seguridad más especializada y civil, se requiere de la participación de fuerzas locales, pero la convocatoria ha sido pobre, sobre todo por temor a portar un uniforme en medio de una guerra entre cárteles.

“En los tres niveles de gobierno se están haciendo esfuerzos para tener un mayor despliegue de efectivos, y de manera constante estamos en ejercicios de preparación, utilizando nuestra Academia de Seguridad Pública para fortalecer las fuerzas estatales y municipales, se está haciendo esfuerzo de parte del gobierno municipal de Los Cabos buscar contratar gente fuera del Estado, dada la escasa participación de alguna convocatoria”, externó el mandatario estatal, para concluir:

“Todas las instituciones han tenido un despliegue mayor, y esperemos que sea mucho mayor, ya que contemos con las instalaciones adicionales, tanto para la Secretaría de Marina en La Paz y Los Cabos, como para el Ejército en La Paz”.

Comentarios

comentarios

Tipo de Cambio