El mendigo


 
Cartaz Lunes, 12 Febrero, 2018 12:00 PM

Caminaba un viejo solo

por un callejón oscuro,

con un costal en el hombro

y en sus manos un pan duro.

 

Agachado va el viejito

por enfermo y nada más,

se queja, mas no de grito,

sino pidiendo piedad.

 

Va rezando el pobre viejo,

rogando a Dios caridad,

llora quedo, exhala un quejo,

está enfermo de verdad.

 

Alguien lo va persiguiendo,

él no ha mirado hacia atrás,

le grita el malo diciendo:

¡Anda viejo, párate ahí!

 

Voltea el mendigo pidiendo

solo un pedazo de pan

y en la mano del bandido

brilla un enorme puñal.

 

Y furioso el desalmado

contra el viejo arremetió

y al verlo ya derribado

sus bolsillos revisó.

 

Al no encontrar ni un centavo

lo dejó y se levantó

viendo que éste era un mendigo

que su vida fracasó.

 

¿Por qué murió el pobre viejo?

Nadie jamás indagó,

solo lo supo el malvado

que fue quien lo asesinó.

 

José Miguel Ángel Hernández Villanueva

Correo: jomian1958@hotmail.com

Tijuana, B.C.

Comentarios

comentarios

Tipo de Cambio