15 funcionarios asesinados en 2017

Foto: Cortesía
 
Edición Impresa Martes, 12 Diciembre, 2017 12:00 PM

Desde custodios, policías, comandantes, hasta al comisionado Estatal de los Derechos Humanos, son los cargos de servidores públicos que han sido atacados que -al estilo del narcotráfico- en Baja California Sur, particularmente en La Paz y Los Cabos. A los tres oficiales de la turística los emboscaron; los agentes se quejan de la autoridad, critican el hecho de que el Alcalde no acuda a los sepelios de los oficiales, y las malas condiciones en que laboran. Las hipótesis sobre el atentado arroja una pregunta clave: ¿iban por uno de los policías o es otro ataque a las instituciones? De enero a diciembre van más de 630 ejecutados en BCS

“Una camioneta familiar de color dorado y un automóvil de color negro fueron los que agredieron a los compañeros; supuestamente lo que se dice es que poco antes hubo contacto con los sicarios, lo que dio tiempo a los agentes a prepararse para un posible atentado. Lo siguiente fue un intercambio de balas”, relató un miembro del Grupo de Coordinación de Seguridad Pública en Baja California Sur respecto al atentado contra dos Policías Ministeriales.

En punto de las siete horas del viernes 1 de diciembre, una serie de ráfagas de arma de fuego despertaron a los habitantes de las colonias como Arcoíris, Camino Real y Ayuntamiento, del Municipio de La Paz. Dos agentes de la Policía Ministerial fueron emboscados cuando circulaban por las calles Artículo 115 y Gil B. Morales. Hombres armados abrieron fuego desde unidades automotrices con rifles automáticos hacia el automóvil Mitsubishi Lancer, color gris, de la Policía Ministerial.

De entrada, Jesús Adolfo Meza Dimas, agente de investigación, resultó con heridas en el cráneo y pierna; su compañero Óscar Altamirano salió ileso gracias al chaleco antibalas, además logró que los agresores huyeran del lugar tras repeler la agresión.

Según las fuentes de inteligencia, los agentes se encontraban en servicio realizando recorrido de reconocimiento, cuando los sicarios les cerraron el paso, “hubo un intercambio de palabras y de pronto inició el enfrentamiento, eso dio tiempo a la respuesta de los agentes”, dijo la fuente de la Policía Ministerial.

Apenas eran las 7:02 am., del viernes y las alertas ya estaban encendidas. Sentado en la banqueta, el agente Altamirano relató cómo ocurrieron los hechos, iniciando por la manera en que se le fue cerrado el paso y la respuesta que se tuvo.

“Vecinos informaron de haber escuchado fácil 50 detonaciones de arma de fuego, al ver la unidad de la Ministerial, pudimos constatar que lo que los vecinos nos informaron no está alejado de la realidad”, expresó uno de los agente del Grupo de Coordinación de Seguridad Pública que acudió al llamado.

Pero la situación empeoró, al día siguiente (02 de diciembre), a las 4:35 pm., tres elementos adscritos a la recién nombrada Policía Turística a cargo de la SSP, fueron emboscados por un comando armado.

El Comandante Juan Pedro Polo Arreola, de la Policía Municipal y enviado a cubrir la tarea a través del Mando Mixto, así como el Comandante Supervisor Cristian Alberto León Aguiar y el agente Edmundo Vega Martínez, fueron decretados caídos en cumplimiento del deber al circular por las calles Paseo Álvaro Obregón y Antonio Rosales, de la colonia Centro.

Extrañamente, la tarde del homicidio de los tres elementos no fue activado el Código Rojo de búsqueda de los sicarios, las fuerzas de seguridad solo contaban con la descripción de la camioneta, una unidad de color blanco.

Los policías fueron asesinados a bordo de la unidad de la SSP, matrícula 00001, automóvil tipo Charger de modelo reciente; los elementos habrían sido nombrados en el encargo apenas el 27 de octubre, cuando el subsecretario de Seguridad Pública, Armando Nava Sánchez, puso en marcha las operaciones de la Policía Turística, donde comentó:

Foto: Cortesía.- 15 atentados contra servidores públicos se han registrado en lo que va del 2017, igual número han caído en cumplimiento del deber

“Que son 25 oficiales de la Policía Estatal y Municipal Preventiva, quienes a partir de hoy brindan seguridad y servicios de orientación a quien lo necesite, para prevenir delitos de robo, principalmente; los cuales han sido capacitados en el idioma inglés, a fin de ofrecer un trato de calidad y calidez para todos”, comentó.

“Está conformado por 25 oficiales, entre ellos elementos estatales y municipales. El cincuenta por ciento o sesenta por ciento de los oficiales que estamos actualmente domina habilidades en el 70 por ciento de inglés, siendo una herramienta fundamental para darle una gran atención al turismo”, externó el oficial caído Cristian Alberto, esto el día de la puesta en marcha de la Policía Turística.

Esta unidad atiende el cuadrante que se compone desde la calle Norte hasta 5 de Febrero, como límite, desde la avenida Álvaro Obregón o Malecón hasta la calle Revolución; asimismo, la cuadrilla tendrá presencia en las playas, desde Coromuel hasta Tecolote.

Apenas un mes con el encargo y ya estaban en la mira del narco, “quizá sean los compañeros que menos tenían que ver con tareas de combate al narco y fueron blanco fácil; nadie hubiera pensado lo peor. Hoy el mensaje queda claro, que todos los que portamos el uniforme estamos en riesgo y ésta es una lamentable historia que solo nos queda seguir el ejemplo”, dijo el elemento.

La lamentable tragedia fue traducida por cada uno de los elementos de la Policía Municipal, quienes conocían a Polo Arreola, a quien describieron como una persona con mucha humanidad, accesible y muy trabajador.

“Le ponía muchas ganas, y no significa que sea el único que lo hace, pero era una persona honrada, no se metía con nadie, siempre al tiro obedeciendo las órdenes tal cual se indicaban; en su trayectoria no hay nada que le puedan buscar y vincularlo con la delincuencia como se ha tratado con otros elementos. Era muy dedicado a su familia y hoy es una pena que todos debemos cargar; deja en desamparo a sus hijos y esposa”, manifestó con mucho dolor uno de los policías municipales en su sepelio.

 

La hipótesis del cruel asesinato

Según la hipótesis manejada por agentes de investigación, los tres oficiales de la Turística fueron ejecutados por sicarios que se encontraban a menos de dos metros de distancia de ellos, y quienes dispararon a través de la ventana de una camioneta: “son los únicos datos que nos han dado, ni siquiera tenemos la instrucción de perseguir y detener. Esos son los datos que tenemos a 48 horas del homicidio, pero obviamente por debajo llega más información y los compañeros estamos muy dolidos por tal situación”, manifestó uno de los agentes municipales que participa en el Mando Mixto.

Alrededor de las 4:20 pm., los oficiales daban rondines en la zona, fue aproximadamente 10 minutos después cuando los agentes a bordo de la unidad se encontraron con sus agresores. “Según la posición de los cuerpos, su muerte fue casi instantánea, no tuvieron tiempo para reaccionar, solo estuvieron invadidos por la nube de plomo y pólvora. El vehículo fue atravesado de lado a lado, incluso los mismos oficiales, esto debido a la cercanía en que fueron agredidos”, señaló uno de los elementos de investigación.

Todo quedó registrado en la cámara de vigilancia, situada en la cuchilla de Álvaro Obregón y Mutualismo, a solo 30 metros de donde ocurrió el atentado. La autoridad no ha revelado la razón por la cual, los sicarios actuaron en contra de los oficiales.

De entrada, los perfiles de los oficiales están siendo revisados, así como las imágenes captadas por la cámara de vigilancia, las cuales ya están siendo examinadas para dar con los presuntos responsables.

Foto: Cortesía.- Más de 150 casquillos percutidos fueron recolectados

“Nosotros lo único que vimos es a la camioneta que estaba en la calle junto con la unidad, la vimos como si vieras pasar un carro normal, no pusimos atención. Después de un rato escuchamos un ruido ensordecedor que se prolongó por unos segundos, luego vimos que la camioneta se va a exceso de velocidad”, expresó uno de los comerciantes del Parque Cuauhtémoc.

Se cree que la camioneta en que viajaban los sicarios, circulaba por Álvaro Obregón hasta llegar a Antonio Rosales, allí se encontró a la unidad de la Policía Turística, después del atentado pudo haber huido por Rosales, en dirección hacia arriba y doblado a la derecha por Francisco I. Madero.

La hipótesis es que sicarios hayan ido por uno de los elementos, el cual según inteligencia militar, “está plenamente identificado y estamos en ese hilo”; la otra vertiente que tienen en el papeleo es causar desestabilización en las corporaciones de seguridad y enviar un mensaje claro de ataque frontal a las instituciones que vienen a “afectar” el trabajo de las diferentes células criminales.

Lo inevitable es que, los oficiales fueron ejecutados en la zona dorada de La Paz, lo que causó que varios turistas se asustaran; por otro lado, el desconcierto de los oficiales de Seguridad Pública los ha llevado a ver riesgoso el trabajo de protección a la ciudadanía, cuando una vez más se han visto vulneradas las insignias, pues con este caso ya suman 14 de agresión contra las fuerzas del orden y servidores públicos, esto apenas en lo que va de 2017. Un caso insólito para Baja California Sur, donde siempre había sido de respeto a las instituciones.

 

Los turísticos caídos

Los elementos de la Policía Turística cayeron en cumplimiento de su deber atacados a balazos, lo que resulta una mala determinación y coincidencia para algunos; aunque no se ha revelado alguna versión por parte de la Procuraduría General de Justicia en el Estado (PGJE), se cree que fueron utilizados rifles AK-47.

Cristian Alberto León Aguiar.- se desempeñaba como Supervisor Comandante de la Policía Turística, registrado en la Subsecretaría de Seguridad Pública como Oficial de la Policía Estatal Preventiva (PEP), en el folio 792.

Estuvo involucrado en marzo de 2015 por una agresión a reporteros que le implicó su remoción de las calles y colocado en trabajos de oficina por su mala conducta; en mayo de 2016 estuvo implicado en otro hecho y fue vinculado a proceso por el delito de abuso de autoridad y uso ilegal de la fuerza pública, tras la detención de un presunto sicario.

Esto tras el atentado que sufriera el Comandante General de la Policía Estatal Preventiva, Luis Alejandro Osorio Álvarez; los sicarios consiguieron herirlo y huir de la escena en la colonia Diana Laura, sin embargo, fueron alcanzados por oficiales en la estación de Gas localizada sobre Forjadores; allí policías dieron muerte a uno de los sicarios dentro del vehículo, uno más huyó hacia las instalaciones de la gasera, lo que desató una segunda balacera.

Lamentablemente allí murió un civil, Víctor Manuel Morales Zúñiga, sin embargo, se detuvo a un presunto sicario que precisamente el agente estatal Cristian Alberto pateó en el suelo y quedó registrado en video, por ello fue sancionado por la autoridad.

Desde ese entonces, el elemento hubo de estar “apagado” por los mandos por sus antecedentes. Fue hasta el 27 de octubre que, tanto el Subsecretario de Seguridad Pública, como el Comisario de la PEP, Víctor Beltrán Peña, dieron luz verde para ocupar un cargo de cercanía con la gente en la Policía Turística.

Juan Pedro Polo Arreola.- Comandante de la Policía Turística que se desempeñó por 11 años al servicio de la Policía Municipal. Contaba con 39 años cumplidos.

Su labor y desempeño lo llevó a formar parte del Mando Mixto adscrito a la Policía Turística a cargo de la Subsecretaría de Seguridad Pública (SSP), cargo que desempeñaba con antelación cuando dicha institución pertenecía a la municipal.

“Siempre fue un líder con toda decencia; siempre mantuvo alineada a la institución y era el primero que nos pedía que estuviéramos alineados, que la ciudadanía viera que cumplimos nuestra labor y desde luego, atender al turista siempre dando una buena cara. A él lo mirabas con nosotros dando recorridos, solo se movía cuando era solicitado de la Dirección, pero al rato volvía”, dijo uno de los compañeros cercanos en la Policía Turística, cuando pertenecía al municipio.

Contaba con una licenciatura en Criminología por la Universidad Mundial, al concluir ingresó a la Policía donde murió en cumplimiento de su deber.

Edmundo Vega Martínez.- Elemento de la Policía Turística, con apenas cuatro meses de servicio tras formar parte de la nueva era de Cadetes de la Academia de la Policía Estatal Preventiva.

Adscrito a la Turística apenas hacía un mes de inaugurada, desde entonces era aprendiz de los elementos de experiencia, como el Comandante Polo; su encargo era atender directamente las solicitudes de los comandantes.

 

Funcionarios atacados

Son al menos 15 atentados en lo que va del año, en contra de servidores públicos de la entidad. Los ataques han sido dirigidos principalmente en La Paz y Los Cabos; los más afectados son agentes adscritos a la Subsecretaría de Seguridad Pública (SSP), con ocho elementos caídos; de estos, cinco miembros de la Policía Estatal Preventiva; le sigue la Policía Ministerial, con tres agentes sin vida y dos policías agredidos a tiros; Policía Municipal con dos elementos; Secretaría de Marina, un efectivo; y el Presidente de la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH).

El atentado de los dos agentes de la Policía Ministerial, los tres caídos de la Turística y uno más que se suma a la ola de agresiones contra servidores públicos, ocurrió la madrugada del miércoles 6 de diciembre en el domicilio ubicado en Plancton y Santa Rosa, de la colonia Miramar, en el municipio de La Paz, donde hombres armados dispararon en repetidas ocasiones hacia la vivienda.

Foto: Cortesía.- Los Policías de la Turística fueron ejecutados a quemarropa, las armas de grueso calibre atravesaron de lado a lado a la unidad policial.

“Entraron incluso hasta el patio de la vivienda, pero el compañero repelió la agresión, lo que dio tiempo para que huyeran y llegaran las unidades de la Policía Ministerial”, refirió un agente de investigación.

La vivienda del Policía Ministerial, Eduardo González Reynoso, recibió al menos 150 impactos de bala, desde el interior disparó contra sus agresores y logró salvar su vida y la de su familia, la cual se encontraba en el interior.

“Estamos revisando el caso, si es que se trata del compañero o de sus familiares, a los cuales se tiene un historial que revisamos y tenemos el caso en investigación”, agregó el agente de la Ministerial.

Los atentados se enumeraron de la siguiente manera:

15 de enero.- ejecutan a Rosario Cadena Cota, custodio del Cereso de La Paz, en la colonia Ruiz Cortines.

21 de febrero.- dos agentes de la Policía Ministerial privados de la vida a bordo de una unidad, en San José del Cabo, en el municipio de Los Cabos.

El 5 de abril.- murió a las afueras del Cereso de La Paz, Salvador Díaz Moreno, Comandante de la PEP.

1 de mayo.- en el fraccionamiento Villas del Cortés, San José del Cabo, municipio de Los Cabos, marinos atacaron a los ocupantes de una vivienda tras ser agredidos a tiros, el saldo fue de siete civiles abatidos y un efectivo de la institución.

5 de junio.- Carlos Paul, subdirector del Cereso de Los Cabos, fue ejecutado cuando salía de su casa en San José del Cabo.

3 de julio.- custodio herido a las afueras del Cereso de La Paz.

7 de julio.- en el interior de una vivienda de la colonia Ayuntamiento fue privado de la vida un policía estatal, identificado como “El Colomo”.

12 de julio.- policía municipal de La Paz fue ejecutado en colonia Santa Fe.

25 de agosto.- servidor público del C4 privado de la vida en el interior de su vivienda, en la colonia Ayuntamiento, junto con su esposa.

19 noviembre.- ejecutan al Comandante Fernando Rojas de la Policía Ministerial, el cual se encontraba adjunto a labores del Centro de Control Comando, Comunicaciones y Cómputo (C4).

20 de noviembre.- privado de la vida junto con su hijo, Silvestre de la Toba Camacho, Presidente de la Comisión Estatal de la Derechos Humanos (CEDH).

30 de noviembre.- fue levantada Flor González Castro, quien se desempeñaba como custodia del Cereso de La Paz, por la noche fue encontrada sin vida en la colonia Centro.

1 de diciembre.- emboscaron a policías ministeriales con rifles de alto calibre, resultando un lesionado.

2 de diciembre.- tres elementos de la Policía Turística emboscados por sicarios mientras circulaban por la zona dorada de La Paz.

6 de diciembre.- atentado contra el oficial de la Ministerial, Eduardo González y su familia; hombres armados dispararon e ingresaron a la parte trasera del domicilio, mismos que fueron ahuyentados por el agente que accionó su arma de cargo.
Indignante desenlace divide al Mando Mixto

Alrededor del mediodía del 4 de diciembre, familiares y amigos dieron el último adiós a Juan Pedro Polo Arreola, Comandante de la Municipal, uno de los tres policías turísticos caídos en el Malecón de La Paz. El Comandante Polo pertenecía a la Policía Municipal, además estaba adscrito a la Turística Estatal a través del Mando Mixto.

Fue su último pase de lista en compañía de elementos que lo vieron crecer en los 11 años de servicio, el alcalde Armando Martínez Vega, así como el director general de Seguridad Pública, Policía Preventiva y Tránsito Municipal (Dgsppptm), Eladio Amaya Muñiz, no estuvieron presentes en la ceremonia organizada por los elementos municipales.

“Qué bueno que la familia se negó a que a nuestro amigo Polo le hicieran un homenaje en gobierno, él se merece el respeto de todos los compañeros, no el cinismo por el que estamos tan jodidos. Nosotros los policías, quienes les damos la seguridad a la ciudadanía y somos los peores pagados, los más despreciados, los que dejan al final y aparte contamos con prestaciones mínimas, es más, algunos ni siquiera pueden acceder a un crédito porque el patrón no ha pagado al Issste, así de olvidados estamos”, externó una oficial de la municipal.

Las sirenas se hicieron sonar una vez más en recuerdo del Comandante Polo. Decenas de elementos de seguridad de la Municipal y de Corporaciones Estatales estuvieron presentes, sus rostros cubiertos de incertidumbre por los hechos.

“Por qué en la muerte de los compañeros no están presentes las autoridades, qué acaso somos menos o valemos menos. No señor, somos quienes a cada día nos rompemos la espalda para cuidar a nuestra gente, porque aquí vivimos y aquí tenemos a nuestras familias. El llamado enérgico es que las policías tengan el respeto que se merece y la atención que se demanda”, finalizó la agente.

De fondo amenizaba la banda de guerra con sus últimas notas dedicadas al “amigo que se nos fue”, exclamó un elemento.

“Nuestros compañeros no están saliendo a las calles, no hay las garantías suficientes para que podamos estar tranquilos o por lo menos trabajar con dignidad; estamos expuestos y esto es más que una prueba de que necesitamos el respaldo de nuestros líderes, no solo órdenes, sino respaldo y es un reclamo que tenemos y esperamos nos escuchen. Subirse con un Estatal es riesgoso, sabemos que algunos no andan tan bien”, lanzó uno de los Comandantes Presentes en el sepelio.

11 años de servicio, periodo en el que se ganó la confianza de todos los elementos y de la misma ciudadanía. Los elementos de la Policía Turística que cayeron en cumplimiento de su deber, junto a Polo Arreola, también fueron despedidos por sus compañeros y familiares, tras un hecho sin precedente en Baja California Sur.

Pero esto se deriva desde el mes de septiembre, cuando se registró una manifestación en el Palacio de Gobierno, donde elementos del Mando Mixto (Policía Municipal y Estatal) lanzaron consignas contra el ex comisario de la Estatal, Arnulfo González Mireles, en cuyo lugar fue nombrado Víctor Beltrán Peña.

Desde ese entonces se sabía que las inconformidades eran reales, por lo que sostuvieron una reunión con autoridades municipales; en esa ocasión hicieron llegar una carta en papel a ZETA, en donde expusieron decenas de inconformidades, sobre todo de maltrato y denigración.

“El principal reclamo que tenemos, con este dolor que nos parte, es que termine el Mando Mixto; estamos cansados de ser los gatos de los oficiales de la Estatal, se creen que son más que uno, pero nosotros tenemos más experiencia en esto; además, ellos, está más que demostrado que están sucios y nos arrastran a este tipo de situaciones que es lamentable, y no digo que todos los agentes estén sucios, porque hay nuevos elementos, pero los mañosos siguen haciendo de las suyas, no hace falta que se mencionen, la cabeza de la seguridad sabe quién y cómo”, agregó el Comandante de la Municipal.

Incluso, en el propio sepelio del Comandante Polo surgieron las inconformidades, por lo que, de acuerdo con la expresión de comandantes presentes, señalaron que habría una reunión de mandos a las 15 horas de ese mismo 4 de diciembre, en donde expondrían el miedo a seguir operando con Estatales, al igual que solicitar la terminación del Mando Mixto.

De tal suerte que dicha solicitud surgió para negar la ruptura del Mando; miembros de Seguridad Pública y pertenecientes al Grupo de Coordinación, confirmaron que sigue en pie el Mando Mixto.

“Solo habrá algunos cambios, seguimos operando de la misma manera, pero para ofrecer una mejor cobertura y estrategia, se entregarán 15 unidades patrulla a la municipal y le trataremos de dar un giro para seguir cumpliendo con nuestra tarea de brindar seguridad a nuestros pobladores”, comentó la fuente a ZETA.

Policías ministeriales publicaron una carta, esto a través de un perfil no oficial creado por los agentes, donde señalaron lo siguiente:

“Por el exceso de trabajo, no había podido publicar nada de los hechos violentos que ocurrieron hace un par de horas, en los cuales mis hermanos de armas han CAÍDO EN EL CUMPLIMIENTO DEL DEBER.

“Sé que no hay palabras que pueda consolar la pérdida de un hijo, hermano, padre, esposo y amigo. Pues somos todo además de ser POLICÍAS.

“Estas líneas son para todos nosotros, pues todos sentimos la pérdida de nuestros hermanos CAÍDOS EN EL CUMPLIMIENTO DEL DEBER”, señala la entrada.

Para finalizar la intervención, manifiestan que fue un ataque cobarde contra los compañeros oficiales, “que DEP Policías caídos en cumplimiento de su deber”, dice.

Los últimos dos meses han traído al menos 230 muertes que están relacionadas con la delincuencia organizada, justamente el secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública contempla, en los Datos Abiertos de Víctimas del Fuero Común, que en Baja California Sur se registraron 536 homicidio dolosos de enero a octubre de 2017, siendo octubre el mes con mayor número de registros, con135; le sigue marzo con 75; enero con 55, entre otros.

Sin embargo, no contempla aún noviembre, donde, de acuerdo con los datos obtenidos por ZETA, se tiene una contabilización de 100 personas asesinadas de manera violenta, lo que da como resultado 636 homicidios dolosos del primero de enero al 30 de noviembre; el equivalente en homicidios da como resultado dos muertos por día. Obviamente los meses más violentos han sido octubre y noviembre con 235 muertos, entre ellos seis atentados contra servidores públicos, seis de ellos muertos en cumplimiento del deber.

 


 

Turismo pende de un hilo

 “Nos deja un profundo vacío, nadie como él buscó siempre que los derechos de la Policía Municipal se respetaran. Hoy, él lo único que desearía es justicia, no solo para él, sino para toda la gente paceña que estamos atrapados entre dos frentes que están disputando la venta de qué sé yo, pero es algo que a nosotros nos tiene sin cuidado, lo que nos preocupa es lo que le está pasando a nuestros inocentes, la gente que de verdad trabaja y son callados por las balas de la delincuencia”, lamentó un familiar de Polo Arreola.

Esto lleva a reflexionar sobre lo que hay en juego entorno a la violencia que se vive, la cual afecta enormemente a la riqueza que provee el turismo a Baja California Sur, estamos hablando de cerca de 125 mil millones de pesos al año.

“El 75% de los ingreso se recaban en actividades turísticas, es decir, el PIB en 2017, el Gobierno de Baja California Sur recabó un total de 125 mil millones de pesos. Para 2018, con el Impuesto de Aprovechamiento al Turismo que aún no se implementa, se espera recabar un total de 540 millones de pesos más”, fue comentado a ZETA por personal de la Secretaría de Finanzas y Administración Pública.

Si esa cantidad deja de entrar a las arcas gubernamentales, Baja California Sur sería borrada por completo del mapa, ya que tres cuartas parte de los recursos provienen del Turismo.

Por ello es vital que haya resultados en cuanto a la mitigación de los daños colaterales que ha producido la delincuencia organizada. Joel Vargas Aguiar, diputado local del Partido Revolucionario Institucional (PRI), exigió a las autoridades a dar resultados.

“Exhortamos a las autoridades a que se esclarezcan todos los delitos cometidos, sobre todo estos lamentables porque enlutan a familias sudcalifornianas; son servidores públicos que hacen su trabajo pensando en regresar a sus casas y ahí están estos resultados que aún no llegan a Baja California Sur en materia de seguridad”, expresó.

Reconoció que el interés o la mina de oro de este Estado es el turismo, por ello se debe luchar para restaurar la buena imagen de la entidad y sus destinos.

“Si algo tiene que cuidar Baja California Sur es el turismo, creo que es un serio llamado, que seriamente se tienen que replantear las cosas, en cuanto a la estrategia y en cuanto a las personas. Creo que se tiene que revisar desde lo más alto a lo más bajo en esta estrategia de seguridad que no ha dado resultado y por supuesto, que preocupa al Estado y lo que pudiera significar en repercusión negativa hacia el turismo”, lanzó Vargas Aguiar.

La ruptura interna del Mando Mixto solo pone en evidencia que los agentes de seguridad pública, al menos en La Paz, están cansados y la triple ejecución de los elementos de la Turística solo fue la gota que derramó el vaso.

Desde luego que el ataque a los policías en plena zona dorada vulnera la seguridad y pone en tela de juicio la labor que está desempeñando el Mando Mixto para resguardar la zona, sobre todo se ve la ausencia de la Gendarmería, la cual habría sido enviada para proteger la zona turística.

“Todos los hechos lamentables que suceden en La Paz son temas que nos convulsiona; lo dije y hemos sido muy claros con todo lo que nos duele, y desde luego a la familia desearles, como autoridad, que transite en el tema espiritual que pronto haya fortaleza, pero eso no quita que nuestra obligación sigue pendiente, acatando la instrucción que hay del Mando Mixto, de la estrategia que manda el Sistema Nacional; no hemos fallado en algún tema de que haya sido señalada La Paz de que no hayamos cumplido. Nosotros acatamos lo que nos dicen”, consideró Armando Martínez Vega, alcalde de La Paz ante el triple asesinato.

El mensaje de las autoridades locales es que visiten la ciudad, que disfruten de las bellezas que ofrece el municipio, aunque a su vez haya una disputa entre células criminales, principalmente emanadas del Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG) y del Cártel de Sinaloa.

“Han pasado hechos en nuestro municipio, no tenemos por qué señalar ninguno, nosotros hemos fortalecido la seguridad, decirle a la gente que viene a La Paz que venga pensando en esa tranquilidad que siempre hemos presumido. Nosotros estaremos reforzando todos los eventos donde tengamos capacidad de cubrirlo y por supuesto, hemos sido portavoces ante el Mando Mixto de que nos refuerce y nos ayude. La idea es que el que venga se vaya convencido de que La Paz sigue siendo un destino bonito y en paz, y todo el esfuerzo que estamos haciendo es para regresar esa paz que todos presumimos”, agregó Martínez Vega.

Es claro que la tranquilidad se les ha ido de las manos, pese a ello siguen con la esperanza de recuperarla sin hacer cambios de raíz. Existe temor en la población, sobre todo al salir, incluso a través de redes sociales como Facebook y WhatsApp han surgido cadenas en las que hablan de toques de queda y la cancelación de eventos como el Carnaval 2018. El servidor público los desmintió y dijo que la ciudadanía debe salir a las calles y tomarlas, antes que entregarlas a la delincuencia organizada.

“Que se utilice malecón, que vayan a la ExpoCiencia, que este carnaval de manera irresponsable se estaba diciendo que se había cancelado, yo nunca comenté que se iba a cancelar el carnaval por tema de seguridad, que tenemos la obligación de reforzar como lo hemos hecho por tratarse de una fiesta familiar, lo haremos, porque es nuestra responsabilidad y no de ahorita, siempre que hay un evento masivo se tiene que resguardar a todas las familias que vayan”, finalizó el alcalde Paceño.

 

Comentarios

comentarios

Tipo de Cambio