Gerardo Ortiz, en la mira de la justicia

Foto: Internet/No acudió el miércoles 27 a dos citatorios formulados por la Fiscalía General de Jalisco
 
Espectáculoz Lunes, 2 Mayo, 2016 12:00 PM

Fiscalía de Jalisco advierte presuntos nexos del artista y de empresas de sus familiares con narcotraficantes. Autoridades federales investigan lavado de dinero y otras supuestas actividades ilícitas del californiano. Ortiz Medina ha optado por la estrategia de guardar silencio ante los medios de comunicación. En sus presentaciones en diversas partes del país le prohibirán cantar narcocorridos

Lo que parecía una exageración por parte de las autoridades empieza a tomar forma y los días de libertad para el cantante Gerardo Ortiz Medina podrían estar contados, en caso de que se confirme que tiene vínculos con la delincuencia organizada, independientemente de las investigaciones por la presunta apología del delito en el videoclip de la canción “Fuiste Mía”.

Conforme pasan los días, la situación del intérprete de música  regional mexicana se complica, pues siguen surgiendo pistas de su conexión con empresas y personas con nexos inconvenientes, ha declarado el fiscal general del Estado de Jalisco, Jesús Eduardo Almaguer Rodríguez.

Todo inició con la crítica sobre el videoclip de la canción en mención, en el que el artista grabó escenas en las que -producto de la infidelidad y los celos- asesina a su rival de amores de un balazo, tortura a su pareja, la introduce a la cajuela de un auto y después la incinera. Imágenes consideradas con un alto contenido misógino e incitadoras al feminicidio, lo que le valió que el video fuese eliminado de YouTube.

El asunto tomó otro cariz al advertirse que para la producción se contó con policías municipales y patrullas de la Comisaría de Zapopan, presuntamente no autorizados a participar por sus superiores. Enseguida se conoció que la residencia de la locación, en la colonia El Mante, había sido asegurada a un grupo del crimen organizado en 2014. También se agregó que en el exterior de dicha finca, en 2010, fue asesinado un promotor artístico.

En la Fiscalía de Jalisco se siguieron dos investigaciones, una en contra de los servidores públicos partícipes del video y, otra, en contra de Gerardo Ortiz por presunta apología del delito. Sin embargo, durante las pesquisas, el fiscal Almaguer reveló que se encontraron indicios de que las empresas utilizadas por el cantante -algunas dirigidas por sus propios familiares- están relacionadas con la delincuencia organizada.

De lo anterior, la dependencia estatal dio parte a la Procuraduría General de la República, señalándose que cuatro personas que participan en el video están relacionadas con los hechos criminales investigados en noviembre de 2014, cuando en la finca de El Mante se desmanteló un casino de apuestas clandestinas y donde había gente armada, que presuntamente pertenecía al Cártel Jalisco Nueva Generación.

Por las investigaciones del fuero común, Ortiz compareció amparado la tarde del viernes 22 de abril ante dos agentes del Ministerio Público del Área de Visitaduría, en atención a un par de citatorios. Primero lo hizo en calidad de “testigo” por el caso de los policías “actores”; después lo hizo en calidad de “indiciado” por la apología del delito. En ambos asuntos, cuya presencia duró cuatro horas, postergó sus testimonios y prefirió entregarlos por escrito la noche del lunes 25.

La mañana del miércoles 26 de abril, el cantante de origen californiano, debía comparecer ante la Fiscalía para ratificar sus declaraciones presentadas por escrito, sin embargo, éste no acudió.

La primera de las citas estaba programada para las 10:30 am, en la Agencia Número 8, para que ratificara la declaración que entregó por escrito el pasado lunes 25, dentro de la averiguación previa 288/2016, donde se investiga su probable responsabilidad en la comisión de la conducta penal “apología de un delito”. Mientras que el segundo citatorio al que faltó Gerardo Ortiz, fue al que se desprende de la averiguación previa 343/2016-V, en la que se indaga la presunta participación de policías de Zapopan y vehículos oficiales en el videoclip de la canción “Fuiste Mía” y en la que el intérprete tiene la calidad de testigo.

Un día antes, el fiscal Eduardo Almaguer informó que fue notificado del inicio de la averiguación previa por parte de las autoridades federales, lo que sienta un precedente en contra de los artistas que cantan a la violencia o están relacionados con presuntos criminales.

El funcionario afirmó que Ortiz Medina es un cantante que tiene más de 50 corridos, en los que enaltece los delitos de un grupo de la delincuencia organizada. Agregó que, de los resultados de las diligencias practicadas, existe la presunción “del entreveramiento (sic) para la operación con recursos ilícitos de diversas empresas”.

La estrategia mediática de Gerardo Ortiz, por recomendación de sus abogados, ha sido la de guardar silencio y evitar las entrevistas; aunque eso sí, ha filtrado a los medios de comunicación los horarios y fechas de sus comparecencias para que los periodistas sean testigos en caso de que se registre algún abuso de autoridad en su contra.

El intérprete de música regional mexicana sólo ha concedido algunas palabras a canales de televisión -de capital norteamericano, de habla hispana- en las que se ha evitado el tema de su conflicto con la ley.

Tras la abrupta cancelación de su concierto el viernes 22 de abril en el palenque de las fiestas de “Tepabril”, en Tepatitlán de Morelos, Jalisco, por haberse localizado droga, Ortiz ha continuado con sus presentaciones sin contratiempos en el municipio de Cihuatlán (26 de abril) y en próximos días en Metepec, Estado de México (día 30) y Tequisquiapan, Querétaro (mayo), donde presuntamente no podrá cantar narcocorridos, por disposición de las autoridades locales.

Related Post

Comentarios

comentarios

Notas relacionadas

Tipo de Cambio