13.3 C
Tijuana
miércoles, enero 18, 2023
Publicidadspot_imgspot_img

Los franciscanos en el Río Colorado


Publicidad



Publicidad

 


*Sevilla-Berkeley: Diario del Padre Escobar, 1605.

*Cutganes, Cucapah, Yumas, Holicuamays: tribus hospitalarias.

*Frijol, maíz, calabaza, sandías, los frutos milenarios regionales.

*De 20, le comen 13 caballos a Oñate y soldados.

La “Relación” del padre Francisco Escobar de la expedición al Mar del Sur de Juan de Oñate (1604-1605), por La Universidad de Berkeley, California. Y el Archivo de Indias de Sevilla, España. Dentro del proyecto Cíbola, comparten públicamente el Diario de Fr. Francisco de Escobar, fechado en octubre 25 de 1605. (https://escholarship.org/uc/item/1t41z1jz).

La aventura al Golfo de California o Santa Clara, inicia en octubre de 1604 y finaliza en abril de 1605.

Encabeza la expedición el zacatecano de Pánuco, gobernador de Nuevo México Juan de Oñate, y el sacerdote Fr. Francisco de Escobar; les acompañan treinta soldados jóvenes y tres frailes. Última expedición del militar, y un aparente “fracaso”. Un 25 de enero de 1605, entre las aguas del Colorado y el Mar de Cortés, tomarán “posesión” en nombre de su majestad el Rey.

Los conocedores llaman a Oñate El Adelantado, por sus conquistas, e incluso por sus errores, como lo ocurrido en Acolman, Nuevo México.

Pocas veces los misioneros vienen separados de los militares; y si es el caso, como en septiembre de 1540 con don Hernando de Alarcón, que auxiliado por los Cucapah de la banda poniente del Río Colorado, lo surcará en barcazas jaladas desde la Isla de la Presentación hasta las unión del Gila y el Río de la Buena Esperanza (Colorado). El expedicionario enseñará el Pater Noster y el Ave María a los Quechans, Cucapah y Yumas.

El franciscano sacerdote Escobar describe en su Relación o Diario de Viaje, su encuentro con naturales, a quienes denominan sus vecinos como Cruzados. Aquí el relato original textual:

“En esta tierra ay unos  yndios  a quien los españoles llaman cruçados  por unas cruçes que trayn en las frentes los mas dellos hechas de caña. No se saue el  orixen que esta costumbre tubiesse pero crehese auerle tenido de xpistianos  porque quando ay españoles en su tierra las [fol. 2r] traen mas comunmente; es jente para con ellos muy afable. No sienbran ni cojen maiz ni frixoles, sustentanse de carne de benado y carneros silbestres que tienen de benados la piel y de carneros la caueça y cuernos, aunque muy desyguales en grandeza los 5 cuernos destos, de los quales ay muchos en esta tierra y benados de cuyas pieles hacen gamuzas con que todos hombres y mugeres se uisten qu’es el traje hordinario de que usan”. [sic]

Vivimos en una de las regiones más hermosas de la tierra: Chihuahua, Sinaloa, Sonora, Baja California; Nuevo México, Texas, Arizona, California…

En Janos, Chihuahua, están reintroduciendo los búfalos, casi extinguidos. El 90% de la lechuga que se consume en USA, se produce en los Valles de Yuma, Somerton, Gasden y San Luis. Y el rancho datilero más grande de América Latina llegó a ser el de San Francisco las Cachoras. Y para sandías y melones, los valles de Mexicali y San Luis, no se diga Imperial.

El Adelantado Juan de Oñate, fundó comunidades como El Paso y Santa Fe. Indudablemente eran personas de inmensa fortaleza espiritual, física, emocional y mental. Siete meses de ida y vuelta a caballo, y a pie desde Nuevo México hasta Villa Koipal, para encontrarse con los milenarios pobladores del bajo delta del Colorado: los Cucapah de ambas riberas: oriente y poniente. Hoy Sonora y Baja California.

Aquí el relato textual y original del padre Escobar:

“Dos leguas mas adelante desta bimos otra poblaçion llamada Cocapa, allega hasta la mar o hasta donde llega el agua salada que entra de el mar en el rrio que seran quatro u çinco leguas. Tiene esta poblaçion nueue rrancherias la qual me paresçio la mayor de todas. Bimos dellas solas dos rrancherias: la vna tendria hasta mill almas y la otra no ternia aun quinientas. Paresçiome seria toda la poblason de Cocapa de hasta çinco o seis mill almas porque estando en ella se juntaron a bernos tantos yndios que todo[s] lo juzgaron pasar de tres mill almas”. [sic]

Por un caballo, que le comieron a la tropa del capitán Atondo y Antillón los naturales sudcalifornianos Guaycuras o Cochimíes, al reunirlos mansamente delante del padre Kino, el militar descargó un cañonazo a mansalva, matando a varios de ellos en una misión que torpemente la intolerancia militar abortó en 1685, cuando Kino había fundado la primera misión del Noroeste: Nuestra Señora de Guadalupe de las Californias. (Abril de 1683).

En su exploración y encuentro con los Cucapah en enero 25 de 1605, Oñate y el padre Escobar, encargaron a los naturales veinte caballos famélicos, como el de don Quijote de la Mancha, para que comieran zacate, agua y vegetales. Fue el plan, pero la sorpresa de quienes celebraron la Primera Misa en el Río Colorado el día de la Conversión del Apóstol San Pablo, la detalla el propio franciscano sacerdote Escobar. Aquí el relato original de su Relación o Diario (https://escholarship.org/uc/item/1t41z1jz). Los hambrientos aborígenes se despacharon 13 de 20 caballos:

“Pasada esta nasçion de Bahaçecha que corre en su rrancheria siete u ocho leguas por la bega de el rrio de una banda y de otra allegamos a otro rrio grande pero mucho menor que el de Buena Esperança el qual daua a los bastos de las sillas de los cauallos; llamosele el Nonbre de Jhezus llamamos de la Conuersion por auerse descuvierto este dia, la qual haçe el rrio de Buena Esperança entrando en la mar con tres o quatro leguas de uoca, segun afirmaron hombres de mar que conmigo la uieron”. [sic]

(Con gratitud a los historiadores: Karol Brooks, Ma. Isabel Verdugo, Hermes Flores (+) Federico Iglesias Serafín, Georges Chávez, Carlos Lazcano, Claudio Murrieta, y a la comunidad Cucapah).


Relación de fray Francisco de Escobar sobre la expedición de Juan de Oñate a la Mar del Sur (1604-1605)

1605: La derrota de Oñate se precipitó en parte como consecuencia de la relación que el padre Escobar le presentó al Virrey de México, el Marqués de Montesclaros, en 1605.

1920: Herbert Eugene Bolton publicó el texto por primera vez en traducción inglesa.

1953: Otra traducción, de George Hammond y Agapito Rey.

1986: Relación redactada por el padre franciscano, fray Francisco de Escobar, fue transcrito y publicado por primera vez en español por Clark Colahan y Alfred Rodríguez en 1986.

Germán Orozco Mora reside en Mexicali.

Correo: saeta87@gmail.com

- Publicidad -spot_img

Autor(a)

- Publicidad -spot_img

Puede interesarte

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

-Publicidad -spot_img

Notas recientes

-Publicidad -

Destacadas