Cosas que pueden perjudicar el sueño, el sexo y la pareja

Foto: Internet
Opinionez lunes, 27 junio, 2022 12:00 PM

Conzultoría Matrimonial y Familiar

 

 

 

Las horas de sueño perdidas ya no se pueden recuperar. Si roncas, es que duermes profundamente. Las parejas que duermen separadas tienen menos sexo. Existen muchas cosas que inventamos o se crean mitos sobre el sueño que se repiten una y otra vez hasta que llegamos a creer que son ciertos, no importa quién se las haya inventado.

Algunas conductas o hábitos relacionados con el sueño pueden afectar tanto a la salud como a la relación de pareja. Las horas de sueño no se pueden recuperar, es una verdad a medias. Más de la mitad de la gente no duerme bien entre semana y utiliza el fin de semana para recuperar horas de sueño, o al menos intentarlo; lo dice una encuesta que Philips y la Sociedad Española del Sueño publicaron en 2019. El 58% de los encuestados dormían mal, y el promedio de horas de sueño llegaba solo a las 6,8 entre semana, y eso por supuesto que afecta a la pareja, tanto en lo emocional como en lo sexual.

A menudo, la gente que duerme poco (por los horarios laborales, por ejemplo) se pregunta si realmente pueden recuperar las horas de sueño el fin de semana. La doctora Odile Romero, coordinadora de la Unidad del Sueño del Hospital de la Vall d’Hebron y de la Clínica Quirón de Barcelona, explica que recuperar horas de sueño nos puede ayudar a corto plazo debido a que los efectos inmediatos que provoca la falta de sueño son el cansancio o el mal humor (y claro que afecta a la pareja), y eso sí que se puede recuperar durmiendo más el fin de semana.

Asimismo suelen decir que si roncas es que duermes más profundamente. Este mito es totalmente falso. La doctora Odile Romero explica que los ronquidos denotan un problema de respiración: Roncar es sinónimo de que, cuando estás durmiendo, hay una disminución del flujo respiratorio. Puede que únicamente sea un tema de ruido (y por supuesto molesta a la pareja) y que la cantidad de flujo no se altere mucho, pero si realmente disminuye mucho, es cuando aparece la apnea.

Se cree que las parejas que duermen separadas tienen menos sexo; no hay ninguna relación entre una cosa y otra, según los expertos. En Estados Unidos una de cada cuatro parejas duerme en camas separadas, según un estudio de la Fundación Nacional del Sueño. Y en el Reino Unido, una encuesta de The Sleep Council apunta que uno de cada cuatro adultos que duermen en pareja confiesa que se cambia de habitación o que se acuesta en el sofá cuando no puede dormir. El deseo sexual entre dos personas es completamente independiente del hecho de dormir juntos o separados.

Dormir por separado puede tener ventajas con respecto al sexo, como reconoce la sexóloga y terapeuta de pareja Montse Iserte, pues -explica- dormir por separado puede tener ventajas con respecto al sexo: sirve para no dar las cosas por hechas. Los miembros de la pareja eligen cuándo se encuentran, y es una manera de no entrar en la rutina, agrega.

Por otro lado, unos creen que dormir desnudo es beneficioso para el cuerpo, lo cual es cierto; de hecho, dormir desnudo puede tener muchos beneficios para la salud, en muchos aspectos: puede mejorar desde el deseo sexual hasta la autoestima, pasando por una mejor regulación de la temperatura corporal. Uno de los beneficios más sorprendentes de dormir desnudo es que reduce el riesgo de infecciones vaginales por hongos. Si la zona genital se ventila durante la noche, se evita la humedad (la cual genera más riesgo de infecciones).

Si el sexo se vive de manera positiva, tiene un efecto relajante sobre el cuerpo y nos puede ayudar a dormir mejor. Por todo ello, los especialistas dejan en claro que habría que saber “cómo es el sexo” antes de afirmar categóricamente que nos puede ayudar a dormir: El sexo no siempre es igual ni se vive igual. Si no se puede dormir, tener sexo; si se ronca, dormir separados o en el sofá; y si se duerme desnud@, aumenta la libido y hay mayor y mejor sexo. Cuiden su figura, verán.

 

El Lic. Roberto Bautista es terapeuta de parejas con maestría en Mediación.

Comentarios

Tipo de Cambio