Parejas que viven en una relación tóxica

Opinionez lunes, 11 julio, 2022 12:00 PM

Conzultoría Matrimonial y Familiar

 

 

 

Siempre las personas tóxicas han existido; las relaciones tóxicas también, solo que ahora está de moda tratarlas: la normalización de conductas negativas que pueden llevar a confundir el cariño con la falta de límites o de respeto, la protección con el control, el perdón con la justificación y el amor con la dependencia evidencian que algo falla. Según los expertos en psicología, en el desarrollo de las relaciones tóxicas entran en juego muchos factores, como la autoestima, la confianza, la inseguridad, el miedo al abandono o a la infidelidad, además del modelo de pareja alrededor del que crece.

Incluso señalan que una vez que la pasión inicial se extingue, a veces puede llegar a convertirse en una relación tóxica cuando la interacción entre los involucrados gira en torno a hábitos negativos. El problema es que, al estar involucrados emocionalmente, es complicado darse cuenta de lo que está ocurriendo de manera objetiva, y así, muchas veces terminan atrapados en relaciones que lejos de satisfacer sus necesidades emocionales y sacar a la luz su mejor versión, terminan mostrando la peor cara.

Muchas veces, estas situaciones son difíciles de identificar, puesto que se van gestando de manera progresiva en el tiempo. Las relaciones tóxicas no surgen como resultado de un único factor, sino que a menudo se crean por la confluencia de varias causas que son las que dan forma a ese tipo de relación insana.

Hay una característica fundamental que comparten muchas de las personas que viven en una relación tóxica: la baja autoestima. Es habitual que quienes no se quieren a sí mismos y no se valoran lo suficiente terminen inmersos en relaciones tóxicas que hunden cada vez más su autoestima. Creen que es la vida que merecen y que no les aguarda nada mejor en el mundo. Como resultado, terminan compartiendo su vida con personas que sacan a la luz su peor versión y les impiden crecer emocionalmente.

Sin embargo, la falta de autoestima no es el único factor por el que se caracterizan quienes tienen una relación tóxica. Los psicólogos añaden que la dependencia emocional y la falta de responsabilidad por el bienestar propio, que pueden cobrar vida a través de los celos o una crítica excesiva, también definen a este tipo de personas.

En estos casos, la pareja anula su individualidad y dejan de tener objetivos propios, para centrarse única y exclusivamente en la relación y llenar el vacío de su vida con su pareja, cuentan los especialistas en estos temas. Es una manera de poner la responsabilidad por el bienestar propio en la otra persona.

El miedo a la soledad es otro factor que puede llevar a muchas personas a terminar en relaciones insanas, en las que no se sienten bien y que no le aportan nada, por temor a quedarse solos y enfrentarse a la vida de manera independiente. La inseguridad o unas expectativas demasiado bajas también pueden conducirlos a las puertas de una relación tóxica, de la misma manera que las creencias distorsionadas sobre el amor y las relaciones de pareja que arrastran desde la infancia pueden conducirlos a compartir sus vidas con personas con las que en realidad no son felices.

Los desencuentros cotidianos, motivados por descuidos o errores que llevan a uno de los miembros en ocasiones a perder la calma, forman parte del día a día de una pareja. De hecho, las parejas que tienen una relación sana también atraviesan crisis y etapas difíciles en las que el amor puede tambalearse, solo que, a diferencia de las parejas tóxicas, cuentan con las herramientas para resolver sus diferencias y salir fortalecidos de esas situaciones.

Los conflictos en una relación son inevitables, ya sea por las facturas, los hijos o el estrés. Las diferencias de opinión no solo son normales, sino que incluso pueden llegar a convertirse en una buena señal porque significa que los miembros de la pareja han mantenido su propia identidad; es decir, que uno no ha absorbido al otro ni anulado su personalidad. Siempre será necesario tratar de evitar conflictos que parezcan insuperables; intenten por medio de la Mediación buscar solucionar sus diferencias.

 

El Lic. Roberto Bautista es terapeuta de parejas con maestría en Mediación.

Comentarios

Tipo de Cambio