Disfunción eréctil hormonal

Opinionez lunes, 1 agosto, 2022 12:00 PM

Conzultoría Matrimonial y Familiar

 

 

 

La hormona sexual es un tipo de hormona que participa en la pubertad, la fertilidad y la sexualidad. Las hormonas sexuales por lo general se producen en los ovarios (en las mujeres) y en los testículos (en los hombres). Las hormonas sexuales femeninas son el estrógeno y la progesterona. Las hormonas sexuales masculinas, como la testosterona, ayudan a desarrollar y mantener las características sexuales masculinas y participan en la producción de espermatozoides en los testículos (wiwis).

La testosterona es la hormona masculina que regula varias funciones: producción de espermatozoides, activación del deseo sexual y los mecanismos cerebrales que detonan la erección, fortalecimiento de los huesos, desarrollo de masa muscular, así como la memoria. La disminución en los niveles de testosterona es gradual, a lo largo de los años, y a veces el hombre puede ni siquiera darse cuenta, por considerarlo una parte natural del envejecimiento.

Según la Clínica Mayo, los niveles de testosterona disminuyen en promedio 1% al año, después de los 30 años de edad; realmente muy poco, por eso muy pocos hombres nunca dejan de producir espermatozoides ni sufrirán de disfunción eréctil por causa hormonal.

Una vez diagnosticada la disfunción eréctil hormonal, lo lógico es el tratamiento con suplementos de testosterona. Habrá que decir lo riesgoso de esta práctica, ya que los efectos a largo plazo o incluso la efectividad de tratamientos hormonales para la disfunción eréctil en hombres mayores, se desconoce. Así lo revela una investigación realizada en el Hospital Brigham and Women’s, publicada por la Revista de la Asociación Médica Estadounidense, agregando que aún se deben recabar datos a largo plazo para precisar los efectos de las altas dosis de testosterona, tanto en la aterosclerosis como en otros problemas cardiovasculares.

No se ha comprobado que la testosterona solucione la impotencia sexual asociada a la edad. La terapia hormonal en hombres solamente debe ser prescrita por un urólogo o endocrinólogo especialistas en este tipo de enfermedades, ya que las consecuencias son serias, como afectar los efectos de otros medicamentos, el aumento anormal de glóbulos rojos, apnea del sueño, problemas para orinar, incremento del riesgo de ataque cardiaco, de accidente cerebrovascular, trombosis (coágulos sanguíneos en las venas) o cáncer de próstata.

Se ha establecido que uno de los síntomas visibles de la baja hormonal, es la falta de apetito sexual, especialmente cuando se da en una edad en la cual los hombres son más sexualmente activos (adolescencia y juventud).

¿Pero qué pasa cuando simplemente no hay ganas, cuando los mecanismos de excitación que activan la erección desde el cerebro hasta el pene, no se producen? La falta de deseo y, por consecuencia, la disfunción eréctil, puede ocurrir por factores psicológicos o emocionales: problemas de pareja, falta de atracción o de amor hacia la compañera, depresión, estrés, miedo a fallar, baja autoestima, etc. Todos merecemos ser felices, en todos los aspectos de la vida, incluyendo el sexo.

Un chequeo regular, una vez al año, dará la seguridad de que todo está bien y que si hubiera algo mal, atenderlo a tiempo. Tampoco tengan miedo de ir a terapia. No es que esté loco, solo se es un adulto funcional que quiere estar mejor. La depresión no siempre es sinónimo de tristeza; puede sentirse apatía, cansancio (más de lo habitual) ansiedad, irritabilidad, desconcentración o insomnio.

Afortunadamente, hay tratamientos muy eficaces para combatir los problemas emocionales y psicológicos; pero el mejor tratamiento preventivo es tener mucho sexo. “Lo que no se usa, se atrofia”, se dice por ahí. Las relaciones sexuales frecuentes generan endorfinas, dopamina, oxitocina, serotonina, mantienen el organismo sano, con buena circulación sanguínea, el cuerpo oxigenado y el corazón latiendo a un ritmo más alegre.

La disfunción eréctil hormonal se puede tratar de varias formas, según lo indique su médico. No dude en realizar una consulta con un profesional experto en salud sexual masculina, quien ofrecerá opciones de tratamientos de forma completa, ya sea con medicamentos que restauren la producción hormonal o alternativas tecnológicas nuevas como la terapia de ondas de choque, tratamiento de primera línea para la disfunción eréctil, que resulta más seguro que ningún otro, y su alto grado de eficacia se ha podido comprobar en miles de pacientes.

 

El Lic. Roberto Bautista es terapeuta de parejas con maestría en Mediación.

Comentarios

Tipo de Cambio