Docentes de inglés de BCS llevan tres meses sin sueldo y sin pago por vacaciones

Ezenario BCS martes, 19 abril, 2022 12:00 PM

Los profesores se ven obligados a conseguir un segundo empleo o pedir préstamos; sin embargo, la problemática cada vez es más precaria ya que no solo se enfrentan a retrasos en pagos, sino también a la falta de prestaciones

Maestros y maestras del  Programa Nacional de Inglés (PRONI) en Baja California Sur, exhibieron las condiciones de precariedad a las que se enfrentan debido a que desde hace tres meses no han recibido su sueldo. Asimismo denunciaron que la situación durante el gobierno del Presidente Andrés Manuel López Obrador, ha escalado al grado de que ya no les pagan los periodos vacacionales.

Un grupo de docentes, en representación de casi 200 afectados y afectadas, acudieron al Congreso del Estado de Baja California Sur para solicitar a la XVI Legislatura que intervengan con pronunciamientos.

En denuncia colectiva, subrayaron que no saben a qué autoridad dirigirse para resolver la problemática.

Explicaron que el 14 de febrero regresaron a laborar a las escuelas públicas, debido a que el reinicio de clases presenciales se pospuso durante enero por la ola de contagios de COVID-19 que se registró en la entidad.

Representantes del programa les prometieron que para el 28 de febrero tendrían su pago puntual, sin embargo, esto no ocurrió.

El 16 de diciembre de 2021 dejaron de laborar por el inicio de las vacaciones de invierno y no han percibido salario desde enero de este año.

Recalcaron que en administraciones pasadas esto no sucedía ya que sus sueldos estaban asegurados en cualquier periodo vacacional.

“Muchos estamos en la zozobra de qué está pasando, no estamos contratados, no sabemos si realmente nos va a llegar o no el pago. No hay ninguna seguridad”, comentaron.

La problemática y las condiciones de precariedad han crecido durante el gobierno de la Cuarta Transformación, comparte. Ahora ya no son considerados trabajadores de la educación; simplemente aparecen como “asesores” y esto sirve como argumento para que, en lugar de recibir un sueldo, les paguen una beca.

Para sobrevivir y llevar el pan a casa, los docentes se ven obligados a buscar un segundo empleo que les permita continuar frente al aula. En otros casos piden préstamos, sin embargo, les cobran intereses que rebasan sus ingresos.

“La situación es precaria, en casos donde este pago es el único ingreso. Solamente cuando nos llega el pago sería lo único, esa beca. No nos llegan bonos, no nos llega nada adicional”, mencionaron.

Anteriormente ya se han manifestado por esta problemática, sin embargo, a quienes denuncian la situación no se les vuelve a contratar. Es por eso que prefieren callar y evidenciarlo por medio de denuncias colectivas.

Tras las denuncias, la Coordinación Estatal PRONI en Baja California Sur informó que pagarían la segunda quincena de febrero y la primera de marzo, quedando pendiente un pago.

Comentarios

Tipo de Cambio