Alumnas y madres denuncian acoso, abuso e impunidad en secundaria técnica #20

Fotos: Gilberto Santiesteban Flores
Ezenario BCS martes, 19 abril, 2022 12:00 PM

Alumnas y madres denuncian acoso, abuso e impunidad en secundaria técnica #20

 

Alumnas, exalumnas y madres de familia reventaron en manifestaciones en la secundaria técnica #20 “Francisco Contreras Verdugo”, para denunciar diversos casos de acoso, abuso y hostigamiento sexual por parte de docentes y prefectos de la escuela. Pintaron las paredes con manos de color morado para exigir un alto a la negligencia e impunidad de las autoridades y de directivos.

Todo inició con una grabación que circuló en redes sociales, donde la supervisora de zona, Argentina Flores, realizó un ejercicio para que las y los alumnos puedan detectar el acoso y la violencia sexual en los planteles.

En la clase, una menor recordó que en 2019 denunció haber sido víctima de acoso por parte de un prefecto identificado como Igor “N”, sin que procediera alguna sanción o investigación.

Al ser notificada del caso, Argentina Flores enfrentó a docentes y la directora del plantel; sin embargo, al ver que la discusión se centró en el comportamiento de la supervisora y no en las denuncias, las manifestaciones feministas estallaron en el plantel.

La mañana del jueves 7 de abril, menores de edad y madres de familia acudieron a la secundaria que las recibió con las puertas cerradas. Colocaron cartulinas con leyendas para exigir un alto a la violencia contra las alumnas en la escuela y gritaron a las y los directivos que dieran la cara.

“No más pedófilos con licencia en las escuelas de nuestros niños”, “Fuera pedófilos de la técnica 20”, se leía en los carteles que colocaron en la entrada de la escuela.

Blanca Albañez, madre de la menor que expuso su caso a la supervisora, detalló que todo comenzó antes de la pandemia. Aunque buscó apoyo de la entonces directora, Amor Trujillo, esta solo intentó calmar la situación y evitar la denuncia.

“El prefecto Igor dijo que se quería comer un pollito muy gordo y grande con la niña, él la tocó el hombro y le deslizó la mano. ¿Por qué? ¿Dónde viene el reglamento? Yo quisiera verlo y que me expliquen si ahí está permitido que un prefecto agarre el hombro de la niña y le deslice la mano, porque él lo hizo”, expresó.

Recordó que intentó denunciar ante la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) en el Centro de Justicia para Mujeres, no obstante, no procedió la querella porque -le dijeron- “no habían violado a su hija” y que el acoso no estaba penado en ese momento.

Ante su búsqueda de justicia, la Secretaría de Educación Pública (SEP) le respondió que no había agravio y que no podían correr al prefecto ya que cuenta con el respaldo del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE).

“Me dijeron que él tiene sus derechos; o sea ¿puede estar violando porque tiene derechos? ¿Puede estar acosando niñas porque tiene derechos?”, reclamó Blanca Albañez.

En la actualidad, con el regreso a clases presenciales el caso resurgió y sirvió como combustible para que otras alumnas y exalumnas alzaran la voz.

Las protestas continuaron con un movimiento en el quiosco del malecón de La Paz que terminó con una marcha en el Palacio de Gobierno.

Blanca Albañez y otras alumnas denunciaron que hay más casos, no solo se trata del prefecto Igor, aunque las víctimas y sus madres aún no están listas para denunciarlo. Mientras tanto, la SEP y la dirección del plantel guardaron silencio.

 

Gobernador cuestiona intervención de la supervisora

Sobre las denuncias de pedofilia en la secundaria técnica #20, el gobernador del Estado, Víctor Castro Cosío, se centró en la intervención de la supervisora, Argentina Flores.

Dijo estar de acuerdo con la titular de la Secretaría de Educación Pública (SEP), Alicia Meza Osuna, quien manifestó que tampoco se trata de cometer excesos, abusos e injusticias en contra de docentes denunciados y  que todo debe canalizarse de acuerdo a la ley.

“Pero ir a meterse a un salón, a gritarles cosas frente a los muchachitos me parece que no ayuda, no abona a la lucha de las compañeras. Es una falta de respeto, primero, a los chamacos”.

“Si hay un maestro acosador, que se canalice. ¿Que no les han hecho caso? Pues nosotros le insistimos al procurador, que aceleren. No imparto la justicia, pero sí puedo declarar un llamado a las autoridades judiciales para que aceleren los procesos que están para que determinen si es culpable o no una persona”, declaró.

Comparó el caso con la protesta del 8 de marzo, donde feministas rompieron vidrios del Palacio de Gobierno.

“Cómo una persona va a fortalecer el movimiento en defensa de los derechos de las mujeres yendo con su monociclo a destruir el vidrio. El vidrio lo paga el pueblo, lo paga la gente con sus impuestos. Qué sentido tiene ir a destruir el vidrio con un monociclo por el resentimiento, yo entiendo la lucha de las mujeres”, continuó.

Insistió en que está a favor de los derechos de las mujeres y que todo acosador debe salirse aunque sea en su gobierno; sin embargo, recalca que deben hacerse “bien” las investigaciones”.

Comentarios

Tipo de Cambio