“No hay una escisión entre la palabra de Blancarte y su obra”: Miriam Kaiser

Foto: Ramón T. Blanco Villalón
Cultura lunes, 21 marzo, 2022 12:15 PM

El artista plástico Álvaro Blancarte será homenajeado virtualmente a través de la Secretaría de Cultura federal domingo 27 de marzo, a las 17:00 horas (Horario del Pacífico), a través de la cuenta oficial de Facebook del Instituto Nacional de Bellas Artes (@INBAmx) y Centro Cultural Tijuana (@cecut.mx)

 

Exposiciones y otros homenajes al artista plástico Álvaro Blancarte se llevan a cabo en el mes de su natalicio y a siete meses de su fallecimiento (Culiacán, Sinaloa, 27 de marzo de 1934-Tecate, Baja California, 22 de agosto de 2021).

Por estos días, La Caja Galería que dirige Arturo Rodríguez expone “De Barroco a Matérico”; la Sala de Arte “Álvaro Blancarte” de la Universidad Autónoma de Baja California (UABC) Campus Tijuana exhibe “Blancarte por Blancarte. Un homenaje”; la Secretaría de Cultura de Baja California trabaja desde 2021 en el proceso de declaratoria de Patrimonio Cultural del Estado, de diversos murales creados por el artista en esta entidad; y la Secretaría de Cultura federal, le rendirá un homenaje el domingo 27 de marzo, con la figura estelar de la legendaria museógrafa, curadora y crítica de arte Miriam Kaiser.

“Antes que nada, estoy muy agradecida, muy orgullosa y muy contenta de que se le dé más renombre o se conozca a una gente como Álvaro Blancarte, haciéndole este homenaje. Creo que de verdad Álvaro Blancarte fue un luchador de ésos de los que ‘son nones y no llegan a tres’. De verdad, es algo que se irá viendo con el tiempo lo que hizo o lo que trató de hacer, algunas cosas las logró, otras desde luego que no, pero siempre fue un hombre que empujó para adelante. Qué bueno que se le reconozca, porque va a ser un ejemplo tan positivo también en los jóvenes, que sepan que hay una persona que luchó precisamente por y para los jóvenes haciendo su obra, ese interés que siempre tuvo por la juventud, por dar clases; me decía: ‘Mira, fulano ya es un personaje importantísimo, fue mi alumno’. Estaba tan orgulloso cuando alguien sobresalía, como un padre, igualito. Así que yo estoy feliz de que se le haga este homenaje”, expresó a ZETA Miriam Kaiser, la prestigiosa curadora de arte que más conoce la obra de Álvaro Blancarte.

 

DESDE 2002

Con textos del poeta Eduardo Arellano y Sergio Rommel Alonso Guzmán, en 2003 fue publicado el libro “Álvaro Blancarte”, coeditado por el Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (Conaculta), Centro Cultural Tijuana (CECUT) y la Dirección de Investigación y Fomento de Cultura Regional (Difocur) de Sinaloa. La obra pictórica incluida en el libro estuvo bajo la curaduría de Miriam Kaiser.

¿Cómo conoció Usted al maestro Álvaro Blancarte o su obra?

“Un día, un amigo queridísimo, Rafael Santín del Río, que trabajaba en Vinculación Cultural del Conaculta, me dice: ‘Fíjate que yo estoy encargado del libro de Álvaro Blancarte por el Consejo Nacional para la Cultura y las Artes, pero ayúdame con los cuadros’. Y me dio un bonche de diapositivas, sin nombre, sin título. Le dije: ‘Esto es para la basura, no sirve, no sé de qué año son, no están documentadas. Yo lo que quiero es ver las obras y de ahí partimos. Si me invitas a hacer una curaduría, yo encantada, pero necesitamos conocer la obra’”, rememoró Kaiser.

“Entonces, me trasladé a Tijuana, en 2002, ahí fue donde conocí a Álvaro Blancarte. Él ya sabía lo del libro y ya me tenía preparadas unas obras. Le dije: Oye, déjame ver, ¿qué está allá atrás? ‘Unos cuadritos viejos’, me dijo. A ver, vamos a verlos. Y allá fuimos, a la cueva, un taller grandote que estaba en el sótano del CECUT, allí estaba él, allí estaba su obra. Entonces empecé a ver y le digo: A ver, estos cuadros, vamos a echarlos para adelante. Eran unos cuadros de los eróticos de la serie ‘Kaimansutra’. ‘No, eso no importa’, me dijo. Le digo: Discúlpame, pero a ver. Entonces empecé a ver la obra, no la que él me quería enseñar, sino la que teníamos que ver. Y así se hizo la curaduría para el libro ‘Álvaro Blancarte’”, narró.

Cuando se le inquirió qué le llamó la atención de la obra del maestro Blancarte, la ex directora del Museo del Palacio de Bellas Artes y la Sala de Arte Público Siqueiros, entre otros recintos del país, no dudó a la hora de contestar:

“De la A a la Z, todo. Ahí vi a un gran artista, un artista muy metódico, trabajador, me fascinó la obra. Cuando me habló del neofresco, de su textura, pues me fui enamorando de la obra”.

 

“LA COLUMNA VERTEBRAL DE BLANCARTE ES UNA GRAN MAESTRÍA”

Tras realizar la curaduría de la obra de Blancarte para el libro “Álvaro Blancarte” (Conaculta, CECUT, Difocur, 2003) la maestra Miriam Kaiser se adentró en la obra del artista sinaloense radicado en Tecate.

Álvaro Blancarte es autor de las series “Espacio y forma”, “Una perra llamada la vaca”, “Las siete colas del perro”, “Kaimansutra”, “Chamanes”, “Barroco profundo”, esta última comenzada en 2002. En la última década creó las colecciones “Matéricos” -iniciada en 2010-, “Hecho en México” y “Para Xólotl”; esta última, el maestro la trabajó hasta sus últimos días en su taller “La Panocha” de Tecate, el cual rentaba junto con el también artista plástico Gabriel Adame.

¿Cómo considera Usted que evolucionó o cambió la obra del maestro Blancarte?, cuestionó ZETA a Miriam Kaiser.

“La obra de Blancarte desde un principio tenía ya una voz muy potente. Sí, obviamente hay cambios en la técnica y en la forma, pero ahí ya vemos que hay un artista para rato. Sí hay aportación en cada serie, pero cuando ve uno una curaduría, cuando ve uno una serie de obras, como casa la de los años 70 con la de los 80, con la de los 90, hay un discurso muy suave, porque está una mano, hay una gran calidad con todas las variantes, pero una obra casa perfecta con otra, no las tenemos que poner todas las los 70, aquí; todas las de los 80, acá, no.

“Yo siento de verdad que en Blancarte hay un hombre de una gran maestría, con una voz muy particular, obviamente es un hombre que dio arte. Así como para escribir tienes que leer a fulano y a zutano, Blancarte vio a sus clásicos y obviamente abreva de todo lo que vio; no estoy hablando de que lo de él es único, no, pero sí asimiló perfecto todo lo que vio para producir una obra que tiene una espléndida voz gracias a este tipo de series que iban creciendo obviamente; iba, por decir, madurando. Pero si lo ve uno de atrás para adelante o adelante para atrás, ve uno antes que nada una extrema calidad y son obras que no te dejan mudo, cada obra dice algo.

“La obra ‘Patria’ de la serie ‘Hecho en México’, de verde, rojo y colorado, está hecha con rabia, pero tiene relación con todo lo demás. Yo no puedo separar una serie de la otra. Siento que cada una tiene una voz, una gran mano, una gran maestría, porque la columna vertebral de Blancarte es una gran maestría”.

—  A diferencia de sus primeras series realizadas tanto en Culiacán como en Ciudad de México, ¿en qué aspectos se ve reflejado el semidesierto de Baja California en la obra de Blancarte?

“El desierto permea en muchísimas obras de Blancarte, porque él amó profundamente esa tierra, la entendió, la vivió. En cada obra de ‘Barroco profundo’, con esos colores ocres, ocres claros hasta los negros, tenemos a Baja California, Tecate y La Rumorosa. Él no es fotógrafo, pero dentro de su arte está perfectamente reflejado el desierto, sí lo asumió. Álvaro Blancarte adopta a Tecate, pero Tecate lo adopta a él, se mete adentro de él”.

 

EXPOSICIÓN VIRTUAL

“Colores y texturas en las obras de Álvaro Blancarte” fue el título de la exposición que se montó, en 2018, en el Museo José Luis Cuevas, bajo la coordinación de la Secretaría de Cultura federal, Instituto Nacional de Bellas Artes y Fundación Maestro José Luis Cuevas, bajo la curaduría de la museógrafa Miriam Kaiser.

La reconocida curadora expresó a ZETA que el homenaje a Blancarte incluye la exposición virtual “Colores y texturas en las obras de Álvaro Blancarte”, básicamente con la misma obra que se exhibió en el Museo José Luis Cuevas entre 2018 y 2019.

“Repetí la curaduría del Museo José Luis Cuevas de México porque la verdad la vio muy poca gente, se inauguró tres días antes de que se acabara el sexenio (28 de noviembre de 2018), ya era pre navidad y los ambulantes no permiten caminar por ahí en la Calle Moneda, no se puede caminar. Entonces, la verdad, siento que esa exposición quedó casi inédita, aunque fue una exposición hermosa, lució de maravilla, quedó muy bien la exposición. Esa exposición la entretejimos entre él y yo, cada cuadro fue discutido”, refirió Kaiser a este Semanario.

En el texto curatorial de “Colores y texturas en las obras de Álvaro Blancarte”, Kaiser escribió:

“Sus temas giran siempre alrededor, por un lado, de recrear ese maravilloso paisaje que enmarca a Tecate; sus montañas mágicas, el color de la tierra, y aún más, traduciendo al lenguaje pictórico las increíbles historias ancestrales, trasmitidas de manera oral por sus viejos chamanes. Por el otro lado, también existen las preocupaciones relacionadas con la vida cotidiana y la política, que a todos nos atañe”.

 ¿Cómo podría Usted describir el lenguaje pictórico del maestro Blancarte?

“Tengo la impresión de que su lenguaje pictórico emana de un profundo conocimiento básicamente de la técnica. Técnicamente su obra es muy formal, o sea, no es de las que se va a deshacer pasado mañana, hay amor y un profesionalismo en su manera de atacar una obra de arte. Pero luego viene la otra parte: hay una conjunción de la técnica con el discurso, por lo tanto, es una obra entera”.

 

EN LOS ESTADOS

Miriam Kaiser es también una conocedora del arte mexicano, incluidos los artistas de los estados, por eso advirtió:

“Es algo muy lamentable que en México existan, de Norte a Sur, Este y Oeste, pues una pléyade de artistas jóvenes, medianos y mayores que no son muy conocidos, porque no hay la visión de circular la obra de los grandes artistas, de los medianos artistas”, lamentó.

“Los estados guardan unos secretos gloriosos, porque ni el estado los propone, ni nadie; son artistas que los conocen localmente, que tienen su tradición, su conocimiento y hasta ahí, pero no hay una circulación de artistas como debería”.

 ¿Considera Usted que la obra del maestro Blancarte será más valorada con el transcurso del tiempo?

“Creo que Blancarte irá tomando su lugar. Yo tengo mucha confianza en la familia, que van a hacer muchas cosas por él y que la gente lo va a empezar a pedir aquí y allá, de eso no me queda la menor duda, porque Álvaro Blancarte es un gran artista”.

Para concluir, Kaiser sentenció:

“No hay una escisión entre la palabra de Blancarte y su obra. Lo que cuenta Blancarte está reflejado en su obra. Es un hombre cabal, de acuerdo su arte con lo que dice”.

 

Comentarios

Tipo de Cambio