Dispersos y vulnerables

Cuentahiloz sábado, 5 junio, 2021 12:00 PM

Con el pronunciamiento que el candidato de Fuerza por México a la gubernatura, Jorge Ojeda García, hizo a favor de su contrincante de Morena-PT-PVEM, Marina del Pilar Ávila Olmeda, el capital político que ese partido había acumulado en Baja California quedó disperso.

El día en que el empresario del ramo inmobiliario anunció su inclinación por la candidatura de la alcaldesa mexicalense con licencia, algunos contendientes del partido rosa a diputados locales, se abstuvieron de participar en el evento realizado para tales efectos, en el que además de Ojeda García y Ávila Olmeda, estuvieron presentes el dirigente nacional de Fuerza por México, Gerardo Islas, y el senador suplente de Morena, Pedro Haces Barba.

Según confirmó una contendiente que sí acudió al acto, pero que se dijo “decepcionada” por la decisión de Ojeda, los candidatos por los distritos 10 y 14, Alejandro Tirado y Sandro Cerna, no asistieron; en tanto, quienes contienden por las demarcaciones distritales 8 y 12, Lorena Hernández y José Peña, abandonaron el evento, al igual que el abanderado para la alcaldía de Tecate, Paco Palani Rouvroy. Además, a la candidata por el Distrito 11, Ketzalli Cruz, “se le vio muy molesta”.

En opinión de la contendiente consultada, semejantes muestras de inconformidad representan la posibilidad de que las estructuras que esos abanderados lograron integrar en el actual proceso electoral, “voten por otros partidos”.

Para Marco Mercado Martínez, ex dirigente estatal del partido de nueva creación, con la “alianza de facto” dada a conocer el 26 de mayo, “muchos de los candidatos se sintieron traicionado””.

El fundador Fuerza por México en BC puso de manifiesto que Rouvroy sobresale por ser “institucional”, y que por tanto, se mantiene afín al instituto político. Asentó que en cambio, Peña y Cruz, así como el abanderado para el Distrito 13, Dagoberto Morgan, decidieron apoyar la candidatura de Jorge Hank al Gobierno del Estado por el Partido Encuentro Solidario y la de Jorge Ramos a la alcaldía de Tijuana como apuesta de la alianza PAN-PRI-PRD.

Agregó que Tere Márquez, de quien insinuó también se había sumado en apoyo a esas candidaturas, advirtió que renunciaría como secretaria de Acción Femenil estatal de Fuerza por México. En tales condiciones, es posible que el partido de reciente creación esté “muy lejos de tener una buena participación política electoral en este proceso”, acaso tenga “oportunidad a nivel nacional, a lo mejor de salvar su registro”, sin embargo, “en el Estado yo ya lo veo un poco difícil”, asumió Mercado.

“Para gobernador, si estás pidiendo el voto para otra persona ya no es una opción muy válida”, expuso. A ello hay que agregar que en Tijuana, Lourdes Inzunza se retiró de la contienda por la alcaldía, y no pocos de los candidatos a diputaciones, se sumaron a otros proyectos.

Mercado Martínez recordó que al interior de Fuerza por México siempre se aspiró a obtener dos dígitos en las elecciones del 6 de junio: “Nuestra meta era de 10 hacia arriba y estábamos en esa ruta, pero bueno, la política es así, unos tratan de construir y después hay situaciones y las cosas quedan como van a quedar”.

 

La renuncia

Sobre su propia renuncia, Marco Mercado aseguró que se dio por intuición. La inasistencia de Jorge Ojeda al tercer y último debate organizado por el Instituto Estatal Electoral, al que tampoco acudió Marina del Pilar Ávila, fue un factor determinante para decidirse a dejar el cargo partidista, el cual quedó en manos de Ricardo Ortiz, identificado como “jurídico” del empresario metido a político.

 

Comentarios

Tipo de Cambio