Van por Los Solís en Mulegé

Fotos: Cortesía.- La estructura de Los Solís es el blanco de grupos criminales que buscan controlar la Zona Norte, los tres cabecillas ya cayeron
Edición Impresa martes, 19 enero, 2021 1:00 PM

Según el mapa delictivo elaborado por inteligencia naval, los hermanos Solís Arce encabezan la plaza de la Zona Norte, comandados por Jesús Jaime “El Rodo” y sus brazos armados Ramón alias “El Mon” y José Luis “El Gallo”. Los tres son los líderes visibles de la estructura; aparentemente siguen sus hijos

Bien armados circulan los descendientes de Los Solís, cayeron los líderes, pero se preparan para una guerra los sucesores

A mediados de octubre de 2020, fuerzas de inteligencia federal confirmaron a ZETA la estructura criminal relacionada con la desaparición forzada de personas y la distribución de estupefacientes en el la Zona Norte en Mulegé.

Fuentes de investigación refieren que el grupo criminal generador de violencia a mediados de 2019 y 2020 son Los Solís, quienes mantuvieron enfrentamientos por la disputa de la plaza con el ex líder Edson Reyes Reyes “El Chucky”, capturado en mayo de 2019.

“Los Solís estaban en la lista de espera, se movieron bajo perfil hasta poder ascender al control de la plaza. Se trata de una familia muy grande, con arraigo en Mulegé, mantenían o mantienen control en Villa Alberto Alvarado, Díaz Ordaz, Vizcaíno y Santa Rosalía, no se descartan incursiones en otras zonas. La captura de uno de sus pistoleros desató la ubicación como blancos prioritarios”, informó a este Semanario un miembro de la Mesa de Seguridad Pública de Baja California Sur.

Apenas un mes después que las autoridades establecieran la estructura criminal de este grupo delincuencial, grupos rivales aprovecharon para atacar al régimen de la Zona Norte, lo que ha generado disputas entre grupos delincuenciales.

En la comunidad de El Vizcaíno, fuerzas de los tres niveles de seguridad atendieron el llamado por detonaciones de arma de fuego en Avenida Vicente Guerrero, Colonia Benito Juárez, además del reporte de una persona lesionada por disparos.

Al llegar la unidad paramédica, el masculino lesionado ya no contaba con signos vitales, extraoficialmente la víctima fue identificada como Pablo Sánchez, de 58 años. Testigos informaron que hombres armados le dieron un tiro en la cabeza, para después huir.

“Desde finales de 2020 la violencia se venía asomando, levantones y ejecuciones al estilo de la delincuencia organizada, en los datos de prueba se confirma la disputa por la plaza, particularmente las comunidades donde hay mayor presencia de Los Solís. Aún no hay datos que revelen la estructura que esté intentando ingresar o si se trata de una limpia del mismo cártel para quitar a las cabezas visibles de la operación”, resumió el integrante del grupo de seguridad estatal.

Jesús Jaime Solís Arce El Rodo de 49 años, sicarios lo interceptaron y a su acompañante en la colonia El Paraíso II de la comunidad de Villa Alberto Alvarado Arámburo, el 14 de noviembre

Es sabido por los propios ciudadanos que se ha incrementado la presencia de personas armadas en comunidades como El Vizcaíno, Gustavo Díaz Ordaz, Santa Rosalía y Guerrero Negro, pues a través de redes sociales ha evidenciado la presencia de sicarios en complacencia de elementos de seguridad, “a todos lados andan armados, les pasan por un lado a los judiciales y no hacen nada, hay uno que le dicen ‘Kaluchín’ que está con ellos, son varios carros en los que se mueven, nomás les quitan las placas, pero la misma Policía se la lleva con ellos”, expresó una vecina de la zona de Vizcaíno.

 

“Estamos cansados, y no nomas aquí, en Guerrero Negro también anda la gente armada. ‘El Werito’ con sus amigos, los de la camioneta guinda Cherokee, la Kia blanca, la Cherokee azul, la Runner negra que la pintaron de beige, el Titán blanco… busquen por ahí en esos carros”, reveló.

Informes preliminares indican que es muy probable que la disputa entre grupos criminales se extienda a otros municipios de la Zona Norte, como Loreto y Comondú, por lo que la Mesa de Seguridad ha reforzado los operativos y recorridos en colonias.

CAEN LOS SOLÍS

Según el mapa delictivo elaborado por inteligencia naval, los hermanos Solís Arce estarían encargados de la plaza de la Zona Norte, comandados principalmente por Jesús Jaime “El Rodo” y sus brazos armados, Ramón alias “El Mon” y José Luis “El Gallo”, líderes visibles de la estructura; aparentemente les siguen sus hijos.

El primer blanco de sus contrincantes fue Jesús Jaime, de 49 años. La tarde del 24 de noviembre de 2020, sicarios lo interceptaron a él y su acompañante en la colonia El Paraíso II de la comunidad de Villa Alberto Alvarado Arámburo. Los agresores dispararon en repetidas ocasiones en contra del vehículo Hyundai color guinda, informó la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE).

“En el lugar se constituyeron Agentes Estatales de Investigación Criminal (AEIC) y peritos adscritos a la Dirección de Servicios Periciales, quienes localizaron, a bordo de un vehículo marca Hyundai color guinda, el cuerpo sin vida de una persona del sexo masculino. A otra persona del sexo masculino, los servicios de emergencia lo trasladaron a un nosocomio del lugar para su atención médica. determinó como causa de muerte traumatismo craneoencefálico severo, secundario a herida producida por arma de fuego”, confirmó la PGJE.

El 03 de enero, el ex Policía de Los Cabos, Cristian Rivera López, y uno más fueron levantados del bar Caballero Tigre y encontrados muertos al día siguiente

Según informes, el lesionado tiene 33 años, es originario de Sinaloa, además, “contaba con orden de aprehensión vigente por el delito de homicidio calificado y delito contra la salud”, reveló la autoridad. Desde octubre estaba entre los hombres más buscados de BCS, imputado por el delito de homicidio calificado y desaparición forzada de personas, así como delitos contra la salud.

El siguiente en caer fue “El Mon”, segundo al mando de Los Solís. El reporte se dio alrededor de las diez de la noche del 25 de diciembre. En el rancho El Tablón, también de Villa Alberto, fue localizado el cuerpo de un masculino con rastros de violencia, “en el Kilómetro 137 del tramo carretero Santa Rosalía -Paralelo 28, el cuerpo sin vida de una persona del sexo masculino, con lesiones producidas, al parecer por disparo de arma de fuego”, revelaría la PGJE.

El mismo día en que asesinaron a “El Mon”, José Luis “El Gallo” fue privado de su libertad, la familia brindó algunas señas particulares del desaparecido de 47 años, a quien identifican como moreno claro, con tatuaje en la mano izquierda superior con las iniciales JLSA y dos cicatrices en la región superior del rostro; tiene dos dientes frontales faltantes, así como maxilar superior y dos molares. Al momento de su desaparición, “El Gallo” vestía pantalón negro, camiseta azul, chamarra negra y zapatos de trabajo color camel.

Días después, el 29 de diciembre, se localizó a una persona sin vida en el Ejido Gustavo Díaz Ordaz, municipio de Mulegé. Se encontraba en el interior de un domicilio en Calle Margarita Maza de Juárez, en avanzado estado de descomposición.

 

LEVANTADOS EN LOS CABOS

Entrando el año, la violencia se extendió, ya que de diciembre de 2020 a la fecha se han reportado 12 personas desaparecidas en La Paz, Los Cabos y Mulegé: ciudadanos reportaron a través de los Colectivos de Búsqueda de Personas y de la Comisión Estatal de Búsqueda, cada una de las desapariciones.

Durante la madrugada del domingo 3 de enero, el ex policía de Los Cabos, Cristian Rivera López y su hijo, Cristian Jaciel, fueron privados de la libertad en el estacionamiento del bar Caballero Tigre en la colonia de Las Veredas, junto con otros dos individuos.

Según los informes brindados en el sitio, los cuatro fueron subidos con lujo de violencia a dos camionetas tipo Ford Explorer de color blanco y de reciente modelo. Una de las testigos, familiar del ex agente, relató a las autoridades que alcanzó a reconocer a los agresores, testimonio que quedó en un video que circuló a través de redes sociales.

Juan Ramón El Mon, segundo al mando de Los Solís, cazado y asesinado el del 25 de diciembre en el rancho El Tablón, también
de Villa Alberto

“La hermana del ex agente expresó que opuso resistencia para que no se llevaran a su familiar, sin embargo, la aventaron y golpearon, de ambos no se sabía nada, hasta que el hijo de 16 años fue liberado por los sicarios. Cristian y otro de los levantados fueron localizados, el reporte preliminar indica que fueron localizados restos humanos en bolsas negras en la segunda etapa de la colonia Ejidal en San José́ del Cabo”, se informó.

La consanguínea de Rivera solicitó a los dueños del bar que les brindaran las grabaciones del local para hacerlas llegar a las autoridades encargadas de investigar el incidente.

Aproximadamente a la una de la tarde del lunes 4 de enero, se reportó el hallazgo de dos masculinos sin vida, al parecer eran Cristian Rivera López y Jesús Eduardo Bernal; de los agresores no se tienen mayores datos, solo los que brindó la familiar del ex agente.

Cristian contaba con 34 años y se dedicaba a brindar servicio de transporte por la plataforma Uber, era originario de La Paz y contaba con un largo historial criminal, delitos como posesión de arma de fuego, lesiones dolosas con arma de fuego, contra la salud y alterar el orden público.

De Jesús Eduardo se informó que contaba con 20 años y era originario del Estado de México. La autoridad de procuración de justicia confirmó la apertura de la carpeta de investigación por el delito de homicidio doloso, y se trabaja en la identificación de los agresores para su detención.

 

ARTERO ASESINATO DE ANA LUISA

Los feminicidios es algo que está preocupando a la comunidad sudcaliforniana, cada vez ocurren más a menudo, lo peor de todo es que los “robos con violencia” ahora incluyen homicidios. Al menos así se interpretó la información que brindó la PGJE en el incidente registrado al mediodía del jueves 7 de enero en Jardines Universidad.

Ana Luisa Patricia Judith Gutiérrez Hernández, secretaria de la Universidad Autónoma de Baja California Sur (UABCS), fue atacada violentamente en su domicilio ubicado en calle Sin Nombre, entre Ciencias del Mar y Rectoría; hasta el momento no se ha revelado el número de agresores. La encontraron bocarriba en medio de un charco de sangre, ya que recibió un corte en la garganta.

José Luis El Gallo, fue privado de su libertad el 25 de diciembre, a la fecha permanece en calidad de desaparecido

Ana Luisa, paceña de 36 años, luchó por su vida, claro está con los múltiples golpes en su cuerpo, la herida mortal se hizo con un arma punzocortante a la altura del cuello.

De acuerdo con la información vertida, fue localizada por su esposo alrededor del mediodía, desde las 9:30 am no respondía la comunicación, por lo que se trasladó a la vivienda y observó el cerco de malla ciclónica abierto y la camioneta no se encontraba en el lugar, como tampoco algunos objetos de valor. Al ver a su esposa tendida, llamó a los números de emergencia, además de interponer la denuncia con Número Único de Caso LPZ/094/2021, ya en manos de las autoridades.

Durante la noche fue localizada la camioneta de la víctima, una Jeep Patriot negra modelo 2014, matrícula 535-PNJ-9. Fue confiscada por la Dirección de Servicios Periciales para la búsqueda de indicios.

La UABCS lamentó la muerte de la trabajadora y exigió a la PGJE “una investigación ágil, oportuna y exhaustiva”, a la que la Comunidad Universitaria estará atenta.

Hasta el cierre de edición, el móvil del feminicidio se determinó por robo con violencia, en el que al parecer Ana Luisa opuso resistencia y fue agredida en repetidas ocasiones por sus captores, quienes, al finalizar de la tortura, le quitaron la vida.

“Agentes Estatales de Investigación Criminal se dieron cita en el lugar de los hechos, corroborando lo anterior, localizando el cuerpo sin vida de una persona del sexo femenino con aparentes huellas de violencia”, afirmó la PGJE.

El feminicidio de la empleada de la UABCS es el primero del año, marcando un violento inicio de 2021.

Comentarios

Tipo de Cambio