¡Aguas en México con el discurso de odio!

Foto: Internet/Donald Trump
 
Opinionez lunes, 12 agosto, 2019 12:05 PM

Desafortunadamente en Estados Unidos, los ataques de gente desquiciada contra inocentes es una constante. Cada año se presentan asesinatos masivos de personas influenciadas por diferentes razones, ya sean motivos religiosos, culturales, políticos, diversidad sexual, etc.

Las agresiones van dirigidas principalmente contra minorías asentadas en el país vecino del norte. La peligrosa combinación entre racismo y la facilidad con la que se puede comprar armas ha sido el resultado de múltiples pérdidas humanas.

Es terrible imaginar que a cualquiera le puede suceder en un día común, en un supermercado, pero lo más difícil de creer es que este tipo de sucesos trágicos van a seguir aconteciendo, ya que el gobierno norteamericano, más allá de aplicar regulaciones enérgicas, se doblega ante intereses de terceros como las asociaciones organizadas de ventas de armas.

Al racismo y al fácil acceso de armas habrá que sumarle el llamado “discurso de odio” de sus gobernantes, en especial y directamente el que practica a diario su Presidente Donald Trump.

El mandatario republicano decidió, desde su campaña y en lo que va de la administración, polarizar a la sociedad estadounidense. Por un lado están los “anglosajones natos”, aquellos que quisieran que los negros, latinos, musulmanes, asiáticos, no vivieran en su país; son los que afirman que los ciudadanos “gringos” con raíces diferentes a las suyas, deberían desaparecer. Este sector tan importante piensa y siente que las oportunidades de empleo, educación y salud se ven reducidas con la presencia de otras razas.

En el otro extremo tenemos aquella amplia población de raíces diferentes al americano tradicional, todos aquellos que de manera legal o ilegal habitan ese poderoso país. Si los ciudadanos con “papeles” se las ven muy complicado para crecer y desarrollarse en esa nación, qué podemos esperar de los ilegales.

Tan solo el pasado fin de semana y en diversas ciudades, se presentaron tres hechos lamentables, el más horrendo sucedió en El Paso, Texas, donde más de una veintena de personas perdieron la vida a manos de jóvenes atormentados que decidieron acabar con la “invasión latina en esa ciudad y en los Estados Unidos”.  En esta tragedia perdieron la vida varios mexicanos.

En una sociedad racista y con una cultura armamentista tan arraigada es vital que sus autoridades sean de los más prudentes en la construcción de políticas públicas, sobre todo en sus declaraciones diarias que realizan ante la opinión pública. Ahí es donde Donald Trump juega un papel determinante. Todos los días, a través de declaraciones a la prensa o en sus redes sociales, nos enteramos de alguna nueva medida contra los inmigrantes de cualquier parte del mundo. Si no es el anuncio de una medida en concreto, mínimamente expresa un punto de vista negativo.

Cuando la gente lo escucha, es normal que reaccionen, algunos le aplauden y otros lo rechazan. Pero día a día, gente mentalmente trastornada escucha sus comentarios atroces, por lo que consideran que le están haciendo “un favor a su patria” con acciones lamentables.

En México debemos prestar atención a lo que sucede con más frecuencia en Estados Unidos. Tener un Presidente que desprecia a cualquiera por no pensar como él es de lo más peligroso.

Esperemos que nuestro Presidente Andrés Manuel López Obrador tome nota. Confrontar todos los días divide y destruye. No todo es blanco o negro, hay una franja gris que queremos que el país mejore. En México también hay gente enferma que en ocasiones hasta por cinco mil pesos asesinan sin pudor alguno.

Todas las combinaciones pueden ser fatales, ojalá y nos demos cuenta a tiempo.

 

Alejandro Caso Niebla es consultor en políticas públicas, comunicación y campañas; se desempeñó como vocero en la Secretaría de Hacienda y Secretaría de Desarrollo Social en el Gobierno Federal, así como Director de medios en la Presidencia de la República. También fungió como Director de Comunicación Social en el Gobierno del Estado de Baja California. @CasoAlejandro

Comentarios

comentarios


Ir a la barra de herramientas
Tipo de Cambio