Templo cívico. México: su pasado, presente y futuro (Quincuagésima quinta parte)


 
Cartaz lunes, 7 enero, 2019 12:00 PM

En el discurso que dirigió en el aeropuerto Haile Selassie dijo para la prensa que ese “un día inolvidable en mi vida de gran amigo de México. Llego a un país, que como a mi querida patria, ha sido siempre paladín de la libertad y de la justicia; este es un día inolvidable para mí, de la gran amistad de México y Etiopía”.

En Palacio Nacional, Selassie pronunció un discurso donde dijo que: “Etiopía no se olvida que México se negó a reconocer los hechos consumados por las fuerzas italianas fascistas de Benito Mussolini, y que alzó la voz en defensa de la razón y la verdad, la justicia y el derecho; con cabal exactitud, nosotros empleamos la palabra –hermanos- para referirnos a México y a los mexicanos, pues jamás olvidaremos la fraternal y viril actitud que la delegación mexicana desarrolló en defensa de los sagrados derechos de Etiopía. En aquellos momentos de nuestra millonaria historia como estado, con 30 siglos de existencia, soberana e independiente, la voz de México se alzó una vez más, generosa y valiente, dejándose oír para defender como esforzado campeón de Etiopía”.

Durante su visita y ya para su regreso a Etiopía, el 24 de junio, Ruiz Cortines despidió a Selassie en una ceremonia celebrada en el Hangar Presidencial del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México y se le distinguió con la Orden del Águila Azteca.

El 24 de octubre de 1954 llegó a la ciudad de México el ministro de relaciones de Japón, Katsuo Okazaki, con el propósito de estrechar los lazos culturales, políticos y económicos entre ambas naciones, por lo que firmó un tratado entre México y Japón el día 25. Dicho escrito fue publicado en el Diario Oficial de la Federación el 12 de diciembre de 1955. Y éste tenía una vigencia de cinco años y quedaría en vigor hasta el periodo del término de un año a partir de la fecha en cual una u otra parte contratante lo denuncie.

Durante el periodo de Ruiz Cortines se intensificó la inversión extranjera directa, abarcando los sectores de producción manufacturera y el comercio. Surgieron las grandes tiendas departamentales y el uso de las tarjetas de crédito, así como las ventas a crédito y la economía cobró una gran actividad sobre todo en la clase media, entusiasmada por la variedad de productos y las compras a crédito.

El gobierno de Ruiz Cortines se afilió al sistema de la Organización de Estados Americanos, la que pretendía hacer un acuerdo con Estados Unidos con el fin de obtener su apoyo financiero pero que, simultáneamente, buscaba evitar que ese soporte impulsara las pretensiones estadounidenses a perjudicar las economías latinoamericanas. Para México era muy importante mantenerse dentro de los lineamientos de la “Doctrina Estrada”, basada en la intervención y la libre autodeterminación de las naciones.

En abril de 1954, los secretarios de Relaciones Exteriores de los países latinoamericanos combatieron al comunismo. Luis Padilla Nervo, José Gorostiza y Roberto Córdova, delegados mexicanos, se opusieron con los argumentos que la mejor solución era el progreso económico. La propuesta fue rechaza por 17 votos en contra y tres a favor, correspondientes a México, Argentina y Guatemala.

Continuará.

 

Guillermo Zavala

Tijuana, B.C.

 

Comentarios

comentarios

Notas relacionadas

Tipo de Cambio