La banca rota

Foto: Internet
 
Opinionez Lunes, 24 Septiembre, 2018 12:06 PM

Los de siempre están en lo suyo. El chantaje, la extorsión, el sabotaje, esta vez no lo hacen por encargo para debilitar a un opositor o chivo expiatorio del sistema, lo hacen para proteger a sus propios “negocios”. Para esa perversa misión cuentan con medios de comunicación que representen sus intereses. Por eso el acoso mediático al presidente electo; la demonización de ciertos personajes demonizables para obligar a AMLO a cambiar su discurso conciliador. Lo que quieren es que concilie, sí, pero con ellos y sus intereses. Por eso vemos la réplica de notas tergiversadoras en las columnas de opinantes profesionales escandalizando con nimiedades. La última, es la utilización de la afirmación de López Obrador, de que México está en problemas económicos para realizar llamados a la precaución ante un eventual regreso hacia el desastre económico lopezportillista, utilizando como garlito, que aquél fue causado por el sistema estatizador de economía mixta. No quieren un gobierno que los regule.

Veamos la crisis del 82, que no se debió al modelo estatista de economía mixta, se debió al incremento exponencial de las exportaciones petroleras mediante un desproporcionado endeudamiento con la banca extranjera, primera política abiertamente neoliberal en este país. Con esa decisión se rompió el modelo económico keynesiano del milagro económico mexicano, medida que, además, generó el surgimiento de la gran corrupción que conocemos hasta nuestros días. Poner en una balanza a la estabilidad económica sin crecimiento, la alternancia política, y al respeto a las libertades que dicen hoy vivimos, argumentando que estos “beneficios” pesan más que la corrupción y la violencia desatada de estos tiempos, es una intentona tramposa, pues soslaya que dicha “estabilidad” ha significado la pérdida absoluta del poder adquisitivo de nuestra moneda, que hoy está a más de 18 pesos por dólar, y, la precarización del salario.

También soslayan que la “alternancia”, en los hechos, fue más bien una mascarada bien elaborada de otro autoritarismo: ¿Acaso no se reprimió a costa de vidas y dignidades, violentamente, a movimientos sociales? ¿Atenco, Nochistlán, Aguas Blancas, no comprueban mi hipótesis?; ¿las grandes cadenas de medios de comunicación y el grueso de la prensa dejaron de ser comparsa del gobierno y sus intereses? ¿De verdad?  ¿No fue esta “alternancia democrática” la que desaforó a López Obrador? ¿La del ahiga sido como ahiga sido? ¿La de las tarjetas Monex y los periódicos nacionales subastando encuestas? ¿No es esta “alternancia” la del “democrático” pacto de impunidad? ¿La de los moches? ¿No es la que fundó un sistema que trasladó la soberanía popular a los partidos políticos y alejó peligrosamente al ciudadano de sus “representantes”? ¿La que “respetó” la libertad de expresión tabulando el valor a pagar por párrafo de un opinante distinguido? ¿O la que otorgó negocios millonarios a los propietarios de los grandes medios a cambio de su silencio o sus loas?

Ese modelo neoliberal y profundamente antidemocrático es el que está en bancarrota moral, política y económica, sí, económica, porque no hay dinero para financiar el desarrollo ni para combatir las desigualdades. Ese modelo se rompió socialmente y dejó de tener legitimidad cuando las desigualdades creadas generaron un clima de peligroso rencor social que violentó sin precedentes, en costo de vidas humanas, la convivencia entre los mexicanos; cuando se acumularon los agravios contra los paisanos que huyeron a EU de los “defectillos” del neoliberalismo. El pueblo, la ciudadanía, o como le quieran llamar a los votantes, demandaron un cambio de modelo neoliberal. En eso está AMLO, y para eso requiere una nueva gobernabilidad que no esté basada en la corrupción, el megachayote y, la desigualdad. Démosle chanza.

 

Jesús Alejandro Ruiz Uribe es Doctor en Derecho Constitucional, ex diputado local, rector del Centro Universitario de Tijuana en el estado de Sonora y coordinador estatal de Ciudadanos Construyendo el Cambio, A.C. Correo: chuchoruiz@gmail.com

Comentarios

comentarios

Notas relacionadas

Tipo de Cambio