Sr. Presidente Electo, Ensenada espera una consulta popular


 
Cartaz Lunes, 27 Agosto, 2018 12:00 PM

Con atención a los nuevos senadores y diputados federales de Baja California.

Quienes vivimos en Ensenada, Baja California, al igual que Rosarito, San Felipe y San Quintín, para viajar al interior del país, vía terrestre o por aire, obligadamente tenemos que trasladarnos a Tijuana o Mexicali, para de allí partir hacia el interior del país.

Por otra parte, todo lo que consumimos del interior del país, sigue la misma ruta pero en sentido inverso. Lo que adquirimos de California y Estados Unidos, igualmente cruza la frontera. Cuando visitamos el interior del país, todavía hay personas que en la Ciudad de México y estados del interior, nos preguntan si para venir a Baja California se requiere pasaporte.

Baja California, México y California, USA, son una unidad económica, indivisible. ¡Siempre lo hemos sido! Ambos estados dependen del otro. Razones por las cuales queda claro que ¡somos fronterizos!

Ensenada tuvo su auge económico cuando la flota pesquera del atún era la número uno en el mundo. Los barcos pesqueros se hacían a la mar y regresaban con sus bodegas rebosantes de atún y otros de sardina. Las empacadoras trabajaban tres turnos. Además del atún, se enlataba sardina, salsa valvita, abulón y otros productos.

Pero en 1988, Carlos Salinas de Gortari perdió las elecciones en Baja California que beneficiaron a Cuauhtémoc Cárdenas Solórzano, tsunami electoral similar al que le acaba de otorgar el triunfo a Usted y candidatos que abanderó su partido Morena, ¡La esperanza de Ensenada y de México!

Eso influyó para que Salinas, no defendiera a Ensenada del embargo atunero que acabó con esa industria, empobreciendo al puerto y condenándolo a un creciente desempleo. También sospechosamente apareció Brisamar, una empresa que tomaba capitales de dinero de ensenadenses, dándoles como gancho intereses del 20% mensual, obviamente para animar a gente que vendió lotes, casas, ranchos, empresas y confió sus capitales de ahorros de toda una vida, fondos de retiro por jubilación, incluso solicitó préstamos bancarios y en cajas de ahorro, para entregárselos a Brisamar. A ciencia, paciencia y disimulo de las autoridades hacendarias.  Y cuando nadie lo esperaba desaparecieron con todos los capitales, provocando conmoción social, suicidios, infartos, divorcios y estrés, que desencadenó enfermedades cardiovasculares, diabetes, cáncer; empobrecimiento y crisis económica en Ensenada, de la cual no nos hemos podido reponer. Cobraron venganza contra Ensenada y Baja California.

Anteriormente la zona libre, régimen de exención fiscal, trajo desde 1939 y hasta 1994 bonanza económica y desarrollo. Al quitarla Salinas y meternos al TLCAN provocó encarecimiento de productos, abandono del campo, reformas al Art. 127, y el éxodo de consumidores bajacalifornianos hacia Estados Unidos.

Ahora con la esperanza de un cambio con Usted en el poder, esperamos que vuelva la zona libre, pero Usted y el virtual Secretario de Hacienda, pensaron como lo han hecho las personas que nos han gobernado desde el interior del país: sin conocer la realidad económica de Baja California en lo general y de Ensenada en lo particular

Históricamente, desde la fundación de las misiones por los jesuitas, franciscanos y dominicos, la zona libre ha sido la alternativa a la incipiente economía de la región: ¡Donde empieza la patria!, el gobierno la retomó en la época de Porfirio Díaz (no creo que ese personaje tuviera más sensibilidad social en favor de los bajacalifornianos, que los nuevos gobernantes que se estrenarán este primero de septiembre, los cuales toman muy en serio la disposición y consideración de Usted, nuestro nuevo y flamante Presidente de los Estados Unidos Mexicanos).

Sr. Andrés Manuel López Obrador, Presidente Electo, de la amorosa República Mexicana. Como es su propuesta de consultar al pueblo: Por favor haga una consulta popular sobre si o no, la zona libre para Baja California. Ahora bien, su virtual nombrado por Usted, Secretario de Hacienda, el aquacalidense Carlos Urzúa Macías, tiene temor de que la recaudación no alcance para financiar los grandes y bondadosos planes de su gobierno. Un servidor tiene una propuesta para ambos, a fin de reducir la evasión fiscal, de una manera que el pueblo participe con su gobierno. Con humildad y respeto les digo: Solo tienen que solicitármelo.

Gracias.

 

Profr. Gabriel Fernando Santillán Roque

Ensenada, B.C.

Correo: gafersanroque@hotmail.com

Comentarios

comentarios

Notas relacionadas

Tipo de Cambio