Profesionalizando la danza clásica

Fotos: Ramón T. Blanco Villalón
 
Cultura Lunes, 9 Julio, 2018 12:10 PM

Fundada por la maestra Margarita Robles Regalado en 1962, la Escuela de Danza Gloria Campobello festeja con una gala dancística el sábado 14 de julio en el Centro Cultural Tijuana. “Espero que la Escuela de Danza ‘Gloria Campobello’ siga creciendo”, expresó a ZETA la directora de la institución

La historia y los orígenes de la danza clásica en Tijuana pueden apreciarse al entrar en la oficina de la directora fundadora de la Escuela de Danza “Gloria Campobello”, Margarita Robles Regalado.

Abundan en las paredes y cajones de la dirección de la universidad reconocimientos como el diploma de graduación de Técnico en Danza, concedido por la Escuela de Ballet del Ballet de la Ciudad de México, firmado por figuras de la cultura en México como Martín Luis Guzmán, Nellie y Gloria Campobello en 1969; libros autografiados por sus autoras, las maestras Campobello, como “Ritmos indígenas de México” (1940).

También están a la vista medallas que nadie más en Baja California ha ganado ni merecido, como la presea “Una vida en la danza”, otorgada por el Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (Conaculta) en 1994; pasando por el título de Profesora de Danza por la Escuela Nacional de Danza, hasta llegar al Doctorado Honoris Causa otorgado por el Consejo Iberoamericano en Honor a la Calidad Educativa (CIHCE), durante la XII Gran Cumbre Iberoamericana de la Educación de 2012.

Foto: Cortesía. De izquierda a derecha: Agustín Del Razo, Margarita Robles, padrinos de la inauguración y el padre de San Francisco de Asís, en la apertura de la Academia de Danza “Margo”, en 1963.

Medallas, diplomas y una diversidad de condecoraciones inundan la oficina de la directora de la Escuela de Danza “Gloria Campobello” que, por cierto, este año festeja su 55 Aniversario con una gala que se llevará a cabo el 14 de julio en el Centro Cultural Tijuana (CECUT).

Pero detrás de la celebración, la universidad también cuenta con una vida dedicada a la danza por la maestra Margarita Robles.

“No recuerdo otra cosa más que haber bailado toda mi vida”, destacó antes de rememorar los orígenes de la prestigiada institución que ha profesionalizado la danza clásica en Tijuana durante 55 años.

DE MAZATLÁN

La maestra Margarita Robles contó a ZETA que empezó a estudiar ballet a los 7 años con su primera mentora, Lupita Castro, e inmediatamente después formó parte del Ballet Infantil de Mazatlán. Viviendo todavía en Sinaloa, un día de 1944, todo cambió para fortuna de la profesionalización de la danza clásica en Tijuana.

“Mi familia llegó a Tijuana por mí, porque estando en Mazatlán vinieron unas personas de Estados Unidos que estaban solicitando bailarines, niños; eran unos productores que estaban recorriendo México, tendría yo como unos 12 años. Entonces, me vieron bailar y le dijeron a la directora Lupita Castro: ‘esa niña nos interesa’, así fue como empezó todo, me contrataron, nos vinimos a Tijuana, me llevaron a Estados Unidos.

“En Estados Unidos entré a un concurso de ‘La Cenicienta’, donde gané el segundo lugar, el primero lo ganó Evangelina Elizondo, pero a mí me contrataron al venir a Tijuana, no vine sola, naturalmente mi papá, Ángel Robles, vino conmigo y nos llevaron a Estados Unidos; no teníamos documentos, ni visa ni nada, ellos nos arreglaron todo, me pagaban por trabajar allá. Me contrataron para un programa de televisión con Fernando Rosas y Rita Cancino, que después era Rita Hayworth, con su papá; después se establecieron ellos en Tijuana y yo en Los Ángeles, con mi papá, que era el que me acompañaba, luego nos trajimos a toda la familia”, rememoró Robles Regalado.

Lo que le siguió fue una trayectoria como bailarina de ballet clásico, sobre todo en Estados Unidos, en la década de los 40 y 50:

“Seguí bailando profesionalmente con las personas que me contrataban, estuve trabajando en El Monte, California, y en el Fortín del Bandido en Disneyland, profesionalmente”, recordó la maestra Robles.

En Tijuana también compartió su ballet clásico en diversos escenarios: “Yo bailé en la época de oro de Tijuana, cuando había mucho dinero, venían muchas tropas de la guerra; donde yo bailaba era el 21 Club, un lugar muy elegante en la Avenida Revolución, estaban los Violines de Villafontana, estaba Agustín Lara; pura gente de nivel, y una servidora bailando danza española, venía la gente más rica de Estados Unidos, artistas como Henry Bogart, ya tendría yo unos 17 años. Claro, todavía no estaba la Escuela de Danza ‘Gloria Campobello’, esto fue unos cinco años más atrás”.

Como “Margo”, su nombre artístico, recorrió escenarios de Nueva York, San Francisco, Los Ángeles, La Habana, Ciudad de México y Madrid, donde conoció a algunos de sus mentores como Moisés Zoira, de San Diego; Luigi y Madame Darsvad, de Nueva York; Reynaldo Muñiz, de Cuba, entre otros.

“En Estados Unidos trabajé muchos años, me casé, tuve a mis dos hijas (Minerva y Lilian), las traje en giras, pero llegó un momento en que las niñas las traía de ciudad en ciudad, yo siempre trabajando, bailando en compañías de danza española; después, cuando vi que las niñas iban creciendo dije ‘no las puedo andar trayendo’, las metí a la escuela en Estados Unidos; voy a dejar de bailar, pero la danza no la voy a dejar nunca, ¿qué es lo que tengo que hacer? Venirme a Tijuana’”, rememoró.

 

INICIÓ EN UN GIMNASIO

Con su familia establecida en 1962 en Tijuana y viviendo en un hotel, la maestra Margarita Robles decidió fundar una academia de danza para compartir lo que había aprendido en su trayectoria como bailarina por diversos teatros del mundo.

“Dije, ‘voy a poner una academia de danza, voy a empezar a dar clases con todo lo que sé’; pero como no tenía espacio ni lugar, porque estábamos rentando hotel con mi familia porque siempre anduvo conmigo, fui a hablar con Eduardo Silvestre, tenía un gimnasio en el Bulevar Agua Caliente, su hermano Armando Silvestre era artista de México; le dije ‘réntame un espacio’, ahí empecé a dar clases, entonces no tenía nombre ni nada.

“Después renté un espacio en la academia del profesor Nandiello, así comenzó la escuela. Luego renté otro local por el Parque Teniente Guerrero. Yo no tenía todavía establecida la Escuela de Danza ‘Gloria Campobello’, sino que se llamaba Academia de Danza Margo”, evocó Margarita Robles, quien mientras dirigía la Academia de Danza Margo, entre 1966 y 1975, profesionalizó sus estudios de danza clásica.

El 28 de julio de 1969 se graduó de Técnico en Danza por la Escuela de Ballet del Ballet de la Ciudad de México, AC, presidida por Martín Luis Guzmán, siendo sus mentoras las célebres Nellie y Gloria Campobello; y el 18 de julio 1975, obtuvo el título de profesora de Danza en la Escuela Nacional de Danza.

La maestra Margarita Robles Regalado mostró el documento donde la Academia de Danza Margo ya no se llamaba así, sino Escuela de Ballet “Gloria Campobello”, llevando el nombre de su mentora, quien falleció tres años antes (1968).

“Por la presente hacemos constar que la Escuela de Ballet Gloria Campobello de Tijuana, B. C., es una extensión de la Escuela de Ballet de la Ciudad de México, A. C., y que el programa de los cursos que en ella se imparten y sus exámenes, diplomas y certificados están sujetos a los reglamentos, inspección y aprobación del Ballet de la Ciudad de México, A. C.”, reza el histórico documento firmado el 1 de agosto de 1971 por Martín Luis Guzmán como presidente del Ballet de la Ciudad de México, y Nellie Campobello, directora general.

“La maestra Campobello y Martín Luis Guzmán vieron mi trabajo, mi entusiasmo, entonces me pidieron si podía llevar el nombre de Gloria Campobello. Y le dije que con mucho gusto, que me sentía muy honrada. Y me dice: ‘Pero le vas a quitar Margo, y se va a llamar Gloria Campobello’; entonces dije, ‘¡encantada!’. Ahí fue como pasó a ser ‘Gloria Campobello’, estoy muy agradecida de que lleve el nombre de esta insigne maestra”, reconoció Robles Regalado.

Foto: Cortesía: Escuela Gloria Campobello, en Fresnillo # 281, Colonia Cacho.

“SI NO HAY DISCIPLINA, NO HAY DANZA CLÁSICA PROFESIONAL”

Actualmente la Escuela de Danza “Gloria Campobello” aporta a la cultura del noroeste la especialidad de Técnico en Danza a nivel bachillerato y la Licenciatura en Danza desde 1983, con reconocimiento de validez oficial de la Secretaría de Educación Pública (SEP).

La maestra Margarita Robles Regalado destacó algunas características fundamentales que han distinguido a la Escuela de Danza “Gloria Campobello” en estos 55 años profesionalizando el ballet clásico en la región.

“La Escuela de Danza ‘Gloria Campobello’ fue la primera en el Estado en dar título profesional, ya que es una universidad de danza, no nada más es para estudiar un año o dos como ejercicio o como algo no profesional; es muy importante que sepan que es la primera que fue fundada para dar Licenciatura en Danza”, manifestó a ZETA la maestra Robles Regalado.

En una segunda característica, destacó: “La Escuela de Danza ‘Gloria Campobello’ es la primera compañía que da oportunidad para bailarines o actores para darles trabajo, para que tengan el medio de recibir un pago económico, eso es muy importante porque ya están trabajando; naturalmente que para esto tienen que pasar los exámenes y si tienen el nivel para el trabajo”.

Como tercer punto que distingue a la institución, subrayó: “La Escuela de Danza ‘Gloria Campobello’ es la primera compañía que hace y ha hecho funciones en colaboración, o sea, binacionales, con Estados Unidos, hemos hecho obras con bailarines de Estados Unidos y de México”.

A propósito de la profesionalización de la danza clásica a través de la Licenciatura en Danza que imparte la Escuela de Danza “Gloria Campobello”, sentenció:

“Hay tantas otras cosas tan importantes que hay que saber de la danza y de la Escuela de Danza ‘Gloria Campobello’, porque el ballet clásico ya ha dejado de ser nada más un arte, sino que también es una ciencia porque hay que estudiar también anatomía, desde las vértebras cervicales hasta lumbares; ya no nada más es arte el ballet clásico, sino que es arte y una ciencia cuando se hace bien en una carrera con muchas materias, como Música, Terminología, Francés Aplicado, Psicología; todas vienen en un plan de estudios perfectamente selladas por la Secretaría de Educación Pública. Aquí se adquiere disciplina, porque si no hay disciplina, no hay danza clásica profesional”.

 

LA CELEBRACIÓN DE ANIVERSARIO

La Escuela de Danza “Gloria Campobello” (http://www.gloriacampobello.com/) celebra su 55 Aniversario, aunque detrás de su historia también está un equipo de profesionales de la danza que lidera la directora fundadora, Margarita Robles Regalado.

Asimismo, la doctora Minerva Tapia funge como subdirectora (coreografía, producción escénica), y complementan el equipo la maestra María del Socorro Ortiz Nava (control escolar, tesis); psicóloga Alejandra Ramírez Saavedra (psicología y danzas de otros países); maître María del Carmen Hechavarria (ballet, técnica de puntas y repertorio); Sergio Limón (actuación), Miguel Ángel Zazueta Cervera (música), Brenda Arce (jazz), Luis Daniel Cuevas (jazz), Andrés Ahumada (danza contemporánea), Ileana Lim (ballet-grupos infantiles) y Cecilia Rangel (danza española). En el área administrativa figura el contador Mario Alberto Fierro Casavantes y Margarita Hernández y Elena Vera en vestuario.

“Es un aniversario muy especial. Este año sería el 56 Aniversario, pero no hicimos el 55 porque estaba ocupado el Teatro del CECUT, dijimos ‘no pues, nos vamos a esperar un año porque dónde más lo vamos a hacer’”, aclaró la maestra Margarita Robles e invitó al público en general a la gala del 55 Aniversario de la Escuela de Danza “Gloria Campobello” el sábado 14 de julio a las 8:00 pm en el Teatro del CECUT.

De acuerdo con el programa de mano, en la gala del 55 aniversario de la Escuela de Danza “Gloria Campobello” participarán bailarines del Ballet del Noroeste de México y Ballet de Monterrey que, entre otras propuestas dancísticas, compartirán el II Acto de “El Lago de los Cisnes”.

— ¿Cuál es la expectativa para el futuro de la Escuela de Danza “Gloria Campobello”?

“La Escuela de Danza ‘Gloria Campobello’ tiene una historia, aunque yo no esté va a seguir porque para eso yo estoy dejando por escrito que esta Escuela es para que se siga trabajando. Si estoy yo, pues seguirá igual y dentro de mis facultades; si no estoy yo, ya hay gente preparada para continuar y muchos alumnos que han estudiado y llevan la disciplina; o los que han hecho carrera, que han terminado la licenciatura. Es decir, hay un futuro muy grande que traspase Tijuana y el Estado, espero que la Escuela de Danza ‘Gloria Campobello’ siga creciendo”, concluyó la maestra Margarita Robles Regalado .

Comentarios

comentarios

Notas relacionadas

Tipo de Cambio