Pedregal del Cortés: nido de delincuentes

Foto: Cortesía.- Pedregal - Héctor Enrique El Chichi Tereso, contaba con múltiples delitos registrados en Plataforma México
 
Edición Impresa Martes, 29 Mayo, 2018 01:29 PM

Tras la ejecución de una pareja el 21 de mayo, fuerzas de inteligencia militar afirman que la banda conocida como “Los Teresos” ha generado problemas en dicho lugar por décadas, controlando la venta de droga y los robos

“Entraron al conjunto habitacional aprovechando que estaban dormidos, rompieron tanto candados del edificio como del acceso al departamento, tuvieron que romper el candado con una cizalla e ingresar al departamento; una vez en el dormitorio dispararon en diferentes ocasiones, la pareja murió mientras dormía”, informó a ZETA un agente del Mando Mixto Policial respecto al asesinato de Héctor Enrique Calderón Amador “El Chichi Tereso” y Lizett Martínez Meza.

Según fuerzas de inteligencia militar, la banda conocida como “Los Teresos” ha generado problemas en Pedregal del Cortés, al mantener por décadas  control delincuencial en la zona, además de la venta de droga y robos.

“La zona donde fueron privados de la vida es un punto crítico identificado en el mapa delictivo, las policías la conocen como una especie de jungla, se sitúan departamentos abandonados, solo están ocupados unos cuantos, que es donde se ubica parte de la célula delictiva; ya se tienen muchos registros de incidencia delictiva, incluso de agresiones a policías por parte de estos delincuentes”, complementó el elemento de inteligencia militar.

El lunes 21 de mayo, en el interior del departamento marcado con el número 368, al final del Andador David Peralta Osuna del conjunto habitacional Pedregal del Cortés, fueron privados de la vida tanto “El Chichi Tereso”, de 44 años de edad, como Lizett, su pareja, de 22 años; en el lugar se encontraron siete casquillos percutidos calibre 9 milímetros.

De acuerdo con reportes obtenidos por este Semanario, los presuntos agresores fueron tres hombres, dos de ellos vestían ropa oscura y otro, chamarra y gorra rojas; según el Informe Policial Homologado (IPH), los sospechosos “tomaron hacia la falda del cerro”.

Incluso en información de la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE), conforme al expediente extenso, “El Chichi Tereso” tiene registrado su domicilio en el edificio 370, contiguo adonde su cuerpo fue localizado, en el departamento 301.

Héctor Enrique ha sido identificado por participar en diversos hechos que se vinculan a la delincuencia. De acuerdo con Plataforma México, contaba con antecedentes penales por portación de arma prohibida, delitos contra la salud y una denuncia por violencia intrafamiliar.

“Estas personas se adueñaron de por lo menos seis edificios, de ese era el tamaño de control delincuencial que mantenían y que seguramente mantienen el resto de la banda, desde esta zona del Pedregal sembraban terror a los vecinos, muchos desistieron de vivir en el lugar, pues a la mayoría se les metían a robar; hoy ningún edificio cuenta con puertas o ventanas, todos fueron desvalijados y vendidas las piezas de metal”, señaló el agente de la Policía Ministerial.

El atentado contra uno de “Los Teresos” fue a las 6:28 minutos am, supuestamente los agresores pudieron planear el atentado por semanas, con apoyo de uno de los miembros del grupo criminal, pues para acceder hasta el departamento donde perdió la vida la pareja, tuvieron que caminar por un pasillo de más de 170 metros, mismo que da a por lo menos cuatro edificios, los cuales están plagados de personal de la misma estructura criminal.

“Incluso cuando nosotros nos acercamos para atender la denuncia, estas personas te siguen y te preguntan qué haces en el lugar, lo que el personal a mi cargo les indicó es que se viene a atender la denuncia, hasta eso que había un familiar de ellos ya adulto, el cual les dijo que estábamos haciendo el trabajo para encontrar a los responsables, pero sí es deplorable cómo viven estas familias, las cuales tienen adaptado el lugar para protegerse, la mayoría no tiene un empleo y como pueden, sobreviven”, amplió el ministerial adscrito al área de Homicidios.

 

COLONIA EN LA MIRA

Por años, las autoridades han dejado de lado a los habitantes del Pedregal del Cortés, donde siempre ha habido graves problemas delincuenciales, específicamente en algunos puntos; lo lamentable es que, en lugar de mejorar las condiciones del lugar, cada vez está más marginada.

“En el peor de los casos, la misma gente de la zona está protegiendo a los delincuentes, y lo malo es que estos agreden a los mismos habitantes, les roban, cuando se ha ido a ejecutar orden de aprehensión, ellos mismos los esconden; entonces, si verdaderamente quieren justicia, debemos trabajar en equipo y fortalecer el tema de prevención del delito”, señaló uno de los miembros del Grupo de Coordinación de Seguridad Pública en Baja California Sur.

Los problemas que se manifiestan, principalmente por los servicios de agua potable, basura y alumbrado, el cual incluso algunos habitantes han destruido para permanecer en la penumbra y escudarse en la oscuridad para delinquir.

“Existía una comandancia, la cual ayudaba a que los ciudadanos de perdida tuviéramos algo de seguridad o contar con alguien que denuncie los hechos directamente, pero pasó a mejor mundo, los mismos delincuentes iban a sacar a otros delincuentes de la comandancia y a los policías les iba muy mal, ahora estamos igual de jodidos y sin apoyo”, reprochó Margarita Álvarez, habitante cercana a la comandancia y Plaza del Pedregal, la cual luce abandonada.

La información que brindó el Mando Mixto Policial es que a principio de 2017, miembros de la delincuencia organizada prendieron fuego a la comandancia, desde ese entonces los oficiales tuvieron que ponerse bajo resguardo y por consiguiente, la impunidad ha cobrado relevancia, inclusive, en una denuncia que hiciera una vecina de la pareja asesinada, argumentando que desde ese edificio se robaban señal de cable y la luz.

La vecina tuvo que abandonar el edificio, su departamento fue saqueado, así como los otros siete, convirtiendo la zona en un pueblo sin ley, con serias denuncias por narcomenudeo, a lo que oficiales de la Ministerial detallaron que hay por lo menos tres bancos principales que estarán cayendo.

“Aquí no puedes denunciar a los vecinos, apenas pones la denuncia y ya saben que fuiste de ‘rajón’, como dicen ellos, es claro que la misma Policía está con ellos y les dicen que denunciamos, aquí no puede pasar algo porque las policías no llegan por miedo, lo único que pedimos es que nuestro hogar no se convierta en un escenario violento, que se quieran pelear por la venta de droga y nos lleven a todos. Habemos mucha gente trabajadora y no nos queremos ver involucrados”, finalizó Margarita.

Comentarios

comentarios

Notas relacionadas

Tipo de Cambio