1009 ejecuciones en 130 días

Foto: Ramón T. Blanco Villalón
 
Edición Impresa Lunes, 14 Mayo, 2018 01:00 PM

John Brayan Velázquez, originario de Los Ángeles, California, se convirtió en el asesinado número mil en 2018 en Baja California. Es la primera vez que el Estado alcanza el millar de homicidios en el primer cuatrimestre del año. Esta semana la jornada sangrienta incluyó el homicidio de un empresario. “No hay forma de pensar que el gobernador, que el alcalde, que las policías están siendo competentes”, advierte Francisco Rivas, de Observatorio Nacional Ciudadano

Eran las once de la mañana del 9 de mayo cuando se reportó un cadáver maniatado en el interior de una camioneta Nissan Murano de reciente modelo, estacionada frente a un gimnasio en plena Zona del Río -la zona segura de Tijuana-. Se trataba del homicidio doloso número mil que se comete en Baja California en el presente año.

“¿A quién mataron?”, gritó desde el interior de una calafia un joven a peritos y policías que rodeaban la escena del crimen, cuando el transporte público logró atravesar el tráfico que se había formado en el entronque del acceso a la Vía Rápida Poniente y Bulevar Abelardo L. Rodríguez,  a la altura de la glorieta Simón Bolívar,  entre las doce y dos de la tarde de ese miércoles.

De acuerdo a un guardia, el auto estaba estacionado en la zona desde que empezó su turno a las cinco de la mañana, por ser un área de constante ascenso y descenso, le pareció extraño que a las once de la mañana no se hubiera movido; habló con el administrador del edificio, este se asomó al interior, alcanzó a ver el cuerpo y llamó a las autoridades. El proceso de asegurar y liberar la zona tardó tres horas.

Los investigadores corrieron las placas del auto, EFA2326, del Estado de California, el cual no registró reporte de robo, por lo que buscan registros de tiempo y cómo cruzó a México. En el interior de la cajuela estaba el cuerpo de un joven de 29 años de edad, vestido con camiseta negra, pantalón deportivo negro y calcetas cortas blancas,  atado de pies y manos, con las extremidades hacia atrás. La única seña de identidad fue un tatuaje con picos y figuras orientales -común en algunos residentes de la Zona Norte en Tijuana- que abarcaba desde el cuello hasta el brazo izquierdo.

Foto: Cortesía

Treinta horas después del homicidio, a través de la identificación de huellas, el Grupo Coordinación pudo saber que se trataba de John Brayan Velázquez, originario de Los Ángeles, California, quien en noviembre de 2013 fue detenido por la Policía Estatal Preventiva en el fraccionamiento El Mirador; llevaba consigo dos dosis de cristal.

La causa aparente de muerte fue asfixia, pero se apreciaban huellas de estrangulamiento, superficialmente no tenía más golpes, aunque había restos de cinta adhesiva gris en los ojos, parte de la nariz y mentón, lo que llevó a las autoridades presumir que lo mantuvieron privado de la libertad antes de asesinarlo.

La jornada sangrienta de ese miércoles 9 de mayo,  se convirtió en otra muestra de la violencia diaria en Baja California, al acumular diez asesinatos y ni siquiera fue uno de los días más violentos en lo que va del año.

 

OCHO EJECUCIONES AL DÍA EN BC

En los primeros 130 días del año, al 10 de mayo, en Baja California se cometieron mil 009 asesinatos violentos, lo que promedia 7.78 ejecuciones cada 24 horas, aunque ha habido días que han registrado hasta 14 homicidios solo en Tijuana.

La estadística oficial de la Secretaría de Seguridad Pública, que publica la incidencia delictiva del Estado, registra cifras públicas desde 2006, de acuerdo a estos números, pese a los altos niveles de violencia, las ejecuciones se mantuvieron por debajo del millar hasta 2016, cuando BC sumó mil 250 asesinatos, 919 de estos solo en Tijuana.

La situación no mejoró en 2017, con 2 mil 321 ejecutados en la entidad, de  los cuales mil 780 fueron privados de la vida violentamente en Tijuana.

Hoy, los números evidencian que 2018 presenta un panorama más sangriento, porque mientras en 2016 Baja California llegó a los mil homicidios hasta la primera semana de noviembre,  y en 2017 en la última semana de junio, en el presente año esa línea se superó siete semanas antes, el 9 de mayo.

Foto: cortesia.- Detenido con 2 dosis de cristal en 2013 se convietió en el muerto número mil.

Los números de muertos al mes que antes se contaban por decenas, ahora suman centenas, de hecho en Tijuana, diciembre de 2016 fue el primer mes que alcanzó los tres dígitos en la suma de muertos, con 103 cadáveres, pero desde entonces no han bajado.

De hecho, en septiembre de 2017 con 213 asesinatos, y abril de 2018 con 207 homicidios, se han superado las dos centenas de muertes violentas durante un mes en las calles de Tijuana.

En este punto cabe agregar que en el periodo ocurrido entre 2008 y 2010, dado que la Secretaría de Seguridad Pública del Estado (SSPE) no contabilizaba victimas de homicidios, sino expedientes, la cantidad era menor porque los asesinatos múltiples se contaban como un expediente en la estadística oficial.

ZETA llevaba un registro adicional con números facilitados por la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) y el Servicio Médico Forense (Semefo), de manera que al final de 2008, uno de los años más violentos en la historia del Estado, se contabilizaron más del millar de cadáveres, en total mil 019 en todo BC, pero durante todo el año, y la SSPE solo contempla 853 expedientes.

 

GOBERNADOS Y ALCALDE INCOMPETENTES

“No hay forma de pensar que el gobernador, que el alcalde (de Tijuana), que las policías están siendo competente en materia de responsabilidad y atención de los delitos que llevan a que se cometan los homicidios, atender las conductas delictivas que terminan en homicidios, los ajustes de cuentas entre células rivales, el cobro de piso, la venta de droga, los acuerdos entre delincuentes y policías corruptos, generar el pánico, controlar por violencia”, ejemplificó Francisco Rivas, presidente del Observatorio Nacional Ciudadano de Seguridad, Justicia y Legalidad.

“Tanto el gobernador como el alcalde han sido irresponsables,  he leído sus declaraciones en las que minimizan la violencia,  echan la culpa a otros órdenes y no admiten corresponsabilidad, de entrada el alcalde (Juan Manuel Gastélum), y después el gobernador (Francisco Vega de Lamadrid), quien tampoco parece estar tan presente por estar más ocupado en otro tipo de negocio individuales y particulares”, recalcó el analista nacional de origen bajacaliforniano.

“En la reuniones nacionales, cuando se analiza la situación del país, Baja California siempre sale a relucir por estar viviendo su peor crisis, pero no se ve al gobernador preocupado, como ha sucedido con otros mandatarios en otros momentos históricos, pidiendo ayuda a la Federación, exigiendo tomen corresponsabilidad. En lugar de eso minimizan y ridiculizan las críticas fundadas” advirtió.

De acuerdo a cifras del Secretariado Ejecutivo Nacional, por el número de asesinatos, BC ocupa el tercer lugar nacional, superado por México y Guerrero, que tienen el segundo y primer escaños, respectivamente. En cuanto a valores proporcionales,  con 58.6 muertos por cada 100 mil habitantes, Baja California está en cuarto lugar, por debajo de Colima, Baja California Sur y Guerrero.

“No hay un ejercicio de construcción de inteligencia entre Federación y Estado para combatir este fenómeno, porque si tienen el trabajo de inteligencia que les permite conocer de los grupos delictivos y sus enfrentamientos, y esto no va acompañado de acciones de combarte, entonces no es inteligencia, es simple información y no sirve” enfatizó Rivas.

“Aquí el Estado requiere gran ayuda de la Federación, pero repito,  no se ve al gobernador exigiendo, trabajando con Federación, mejorando capacidad de procuración de justicia, mejorado las policías” concluyó el analista.

 

ASESINATO DE EMPRESARIO

Del jueves 3 al jueves 10 de mayo, 42 personas fueron asesinadas violentamente en Tijuana, la suma es de 802 cadáveres en lo que va del primer cuatrimestre del año en la ciudad fronteriza; 75 de las víctimas han sido mujeres. Mil 009 homicidios hasta el Día de las Madres, en todo Baja California.

Foto: Cortesía

Entre las más de 40 ejecuciones en la semana que concluye, destacó el asesinato del ex policía federal  Gyula Haraszti Vera, un empresario de 50 años de edad, oriundo de Hidalgo, quien en febrero de 2008 registró en Tijuana la empresa Haraszti e Hijos, dedicada al arrastre, transporte, traslado y manejo de materiales, cuyas oficinas están ubicadas en la Zona Este de la ciudad, con dos socios: su esposa y un especialista del ramo identificado como Arturo Bravo. Al mismo tiempo, en Sonora registró otra empresa similar con el nombre de Grúas Harper de Sonora, allá los socios fueron Jonathan Pérez y Juan Bolaina. Durante los últimos diez años, el occiso trabajó sin problema diversos contratos con los gobiernos.

Vivía en el fraccionamiento Altabrisa  y la mañana del viernes 4 de mayo decidió comer en Cenaduría Concordia, localizada en Calzada Tecnológico, llegó en su camioneta blanca blindada, se estacionó frente al negocio y entró a comer; pasadas las nueve de la mañana, un hombre joven arribó en un auto sedán gris y se estacionó a un costado del negocio, caminó y entró al local, salió y vio a uno de los empleados que hacía labores de limpieza y le preguntó si el hombre que estaba en tal mesa, era el que había llegado en la camioneta; cuando obtuvo una respuesta afirmativa ingresó de nuevo al negocio, lo mismo que el empleado, pero por una puerta de servicio.

Después se escucharon los balazos, le disparó a la cabeza después de asegurarse que era la víctima que buscaba. Tras el crimen, el homicida salió calmado hasta la puerta y después se fue corriendo hacia el vehículo y huyó.

Al día siguiente, la presencia de un carro con las mismas características del asesino fue reportado frente a las oficinas de la empresa de grúas, lo denunciaron, pero la Policía no lo alcanzó.

Por este caso, las autoridades estatales recibieron decenas de llamadas de funcionarios de los otros órdenes de gobierno y de empresarios,  todos hablando a favor de la familia, pero sin aportar mayor información.

Dos días después, de manera extraoficial el Grupo Coordinación recibió la información de que “había sido amenazado” que “estaba siendo extorsionado”, pero sin aportar más datos,  mientras todos los miembros de la familia sostuvieron en la versión de que ellos no sabían nada.

“Seguimos revisando, pero no deja de ser extraño que un empresario con amistades en la Policía Federal y otras policías, relacionado con tantos funcionarios e inversionistas, de repente lo empiezan a extorsionar, amenazan su vida y no hace nada… por lo menos llamar a sus amigos de la Federal”, comentó un investigador.

El arma usada para asesinar de manera directa a Haraszti Vera ya se había empleado el 9 de abril en la colonia Hacienda del Colorado, para matar a Abel Cisneros, un hombre sin antecedentes delictivos cuya investigación de homicidio tampoco ha avanzado.

 

CRIMINALES SE OSTENTAN COMO DUEÑOS DE LAS COLONIAS

“Esta zona ya tiene dueño Zacbeth Nava Arreola estamos en todas partes de todo nos enteramos aquí se paga plaza te alineas o te damos en la madre a tu puta familia a tus 2 hijos y a tu esposa deja de usar la tienda como punto de distribución de droga deja de hacer negocios con el sobrino del 13 paga el adeudo pendiente por usar nuestra plaza ya eres punto rojo atte: CJNG”, fue el mensaje encontrado en una cartulina que dejaron en el piso, a la entrada del negocio de abarrotes del hombre amenazado, pasadas las seis de la mañana del jueves 10 de mayo en la delegación San Antonio de los Buenos.

La víctima reportó los hechos, pero se negó a comentar respecto al contenido con los policías que lo atendieron; tampoco refirió haber recibido amenazas previas o ser víctima de cobro de piso.

Foto: Cortesía

Hubo otros dos narcomensajes, uno sobre una cabeza humana que tiraron el 6 de mayo en el fraccionamiento Los Valles en la delegación Los Pinos, aseguraba que esa zona, esa delegación, era terreno, propiedad del CJNG.

En el análisis, las autoridades contemplan la delegación Los Pinos como la de mayor incidencia homicida entre las once que tiene Tijuana, en esa demarcación, esta semana, en un lapso de tres días fueron asesinados cuatro hombres, uno de ellos decapitado.

Desde 2017, por lo menos en tres ocasiones, residentes del fraccionamiento K-Casas han denunciado ante los medios y las autoridades el infierno que padecen sitiados por delincuentes que viven en casas invadidas y se dedican a vender drogas, asaltar y aterrorizarlos; los criminales se exhiben y se imponen sin importarles las autoridades.

“La limpia continúa esta va para todos los capulines k  kieran meter a Omex Kcasas puro CTNG más fuertes k nunca El 39”, anunciaban en noviembre de 2017.

Seis meses después, este fraccionamiento es uno de los focos rojos en la ciudad.

 

RESULTADOS: UN ARMA, 10 HOMICIDIOS

En lo que va del año,  en Tijuana se han solicitado y ejecutado 62 órdenes de aprehensión por homicidio: once en enero, 14 en febrero, 24 en marzo, 12 en abril y una hasta el 10 de mayo.

El 27 de abril mataron a Jesús Valdez González en la colonia Emperadores, como presuntos responsables y en flagrancia delictiva fueron detenidos por la Policía Municipal: Héctor Silva Luna, Fernando Joel López Ayala y Josué  Humberto Flores González,  quienes fueron vinculados a proceso el 4 de mayo. Todos son residentes de la delegación Sánchez Taboada y “se presumen inocentes mientras no se declare su responsabilidad por la autoridad oficial. Art. 13 CNPP”.

Como parte del operativo de captura, les fueron incautadas tres armas relacionadas balísticamente con otros nueve homicidios cometidos en 2018:

* 5 de enero, cuando asesinaron a Martín Flores en Villas del Prado.

* 6 de enero, Carlos Ramos en Villas del Prado

*21 de enero, Brisa Cabrera en Sánchez Taboada

*25 de enero, Esteban Banda en Villas del Prado

* 9 de febrero, Luis Ulloa en Colonia Felipa Velázquez

* 15 de febrero, Yuridia Ruiz en Hacienda Acueducto

* 29 de marzo, un masculino desconocido en Sánchez Taboada

* 27 de abril, Jesús Valdez en Camino Verde

* 30 de abril, Eraclio Martínez en Sánchez Taboada.

Como la autoridad aún no tiene elementos para vincularlos a los otros asesinatos, solo se inició el proceso por el homicidio del 27 de abril. 

“El 20% de los criminales están cometiendo el 80% de los delitos, los homicidios están relacionados con el narcomenudeo y narcotráfico, entre los que existe una línea muy delgada, más que escopetazos, se requieren tiros de precisión en contra de los grupos delictivos que controlan la venta de droga al mayoreo y al menudeo, en el momento en que los detengan- cabecillas y líderes de célula-es cuando van a poder incidir directamente en que se reduzcan los asesinatos”, expuso Juan Manuel Hernández, titular del Consejo Ciudadano de Seguridad.

“Dicen que están cambiando sinergias, intercambiando información, el delegado de la PGR – Victorino Porcayo- está sentado en la mesa de coordinación, y el General Enrique Martínez aseguró que él está encabezando”, concluyó el consejero.

Ahora, solo están esperando los resultados.


 

Asesinados y privados de la libertad en Ensenada

El número de homicidios en Ensenada alcanzó los 90 en lo que va de 2018, un 30 por ciento se registraron en la delegación de San Quintín.

Apenas el 9 de mayo, el hijo de Paulina Otero Álvarez, de 36 años de edad, identificó a la mujer asesinada dentro de su casa ubicada en Calle Paseo del Real, Colonia Villas del Campo.

El muchachito encontró el cuerpo tendido, en medio de un charco de sangre, aproximadamente a las 5:25 pm. Como huellas de violencia presentaba dos orificios en región cefálica por proyectil de arma de fuego. Los investigadores encontraron un casquillo percutido calibre .9 milímetros.

A la ola de violencia se sumó el delito de secuestro, el primero se registró en febrero, en el poblado de Francisco Zarco; familiares de la víctima pagaron la recompensa y el joven fue liberado con vida.

El fin de semana, de acuerdo a un reporte de la Policía Municipal, sobre la Carretera Transpeninsular del Ejido Díaz Ordaz, en el poblado de Punta Colonet, se recibió una llamada reportando que a las siete de la mañana, un hombre fue privado de la libertad afuera de la ferretería La Curva.

Agregaron sobre dos llamadas, en la primera pidiendo  5 millones de pesos y en la segunda  3 millones de pesos por el rescate de la víctima, de nombre Enrique Naranjo.

El miércoles 9 de mayo a la 1:53 am se informó que en las calles Allende y Bronce de la colonia Bronce, un ciudadano declaró que minutos antes vio a una persona amarrada a bordo de un taxi.

Posteriormente intervino a la unidad 381 de la línea Radio Taxis, logrando rescatar al de nombre Morales Ordoñez Daniel, de 25 años de edad. Lo privaron entre cuatro hombres.

Alrededor de las seis de la mañana del mismo miércoles 9 de mayo, a través de una llamada denunciaron que en la calle Violeta de la colonia Jardines del Valle, Delegación San Quintín, varios sujetos armados  se llevaron a dos hombres identificados como Emmanuel Rodríguez Morales, de 21 años, y Martín Francisco López, de 30 años.

Reportaron que los responsables eran siete hombres y una mujer en tres unidades, una Explorer color blanco, un pick-up de color crema y un Honda verde. Dos horas después, los cuerpos de los jóvenes asesinados a balazos fueron localizado en Playa San Ramón en el mismo poblado.


 

No cesan las ejecuciones en Tijuana: suman 802 en 2018

De acuerdo a estadísticas de la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE), en lo que va del 2018, 802 personas han sido privadas de la vida en Tijuana, la mayoría por arma de fuego.  De esta cifra, 75 fueron mujeres.

En los primeros nueve días de mayo se tuvo registro de 53 homicidios dolosos. Entre los hechos resientes figuran:

Foto: Cortesía

Sábado 5.  Un cuerpo estrangulado se localizó en la cuesta La Rumorosa–Tijuana. María Elena González Alvarado, de 42 años de edad, fue asesinada a tiros en Los Álamos.  Miguel Ortiz Mendoza, de 44 años, fue ultimado por disparos de arma de fuego  en Los Valles. En la misma colonia se encontró un cadáver con la cabeza cercenada y, en la misma zona, la cabeza de un masculino de entre 25 y 30 años. En una vivienda del Ejido Chilpancingo, fue asesinado Ernesto Nolasco Montenegro, de 41 años. Jairo Francisco Rodríguez Moncada, de 20 años, perdió la vida de forma violenta en Vistas del Valle. Mientras que Abdiel Banda García, de 34 años, fue ejecutado en Natura.

Domingo 6.  Por un disparo de arma de fuego, un sujeto murió en la Clínica 1 del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS). Celso Solís Jacobo, de 46 años, pereció de los tiros que le dieron en Cañón Centenario. Un hombre no identificado, de entre 35 y 40 años, fue privado de la vida a balazos en un edificio en obra negra en el fraccionamiento Palma Real. En la colonia Emperadores, Ángel Martín Ramírez García, de 48 años, también fue ultimado. Y una mujer no identificada, fue acribillada a tiros en la colonia Guadalajara.

Lunes 7. En la colonia Horóscopo  un masculino de entre 35 y 40 años murió a causa de un balazo. En la Carretera Escénica Tijuana-Ensenada, en la Sección Coronado de Playas, testigos informaron de un cuerpo sin vida con huellas de violencia; la víctima tenía entre 35 y 40 años. En el Hospital General, Óscar Gerardo Polanco Lizo, de 21 años, falleció debido a un tiroteo en su contra.  En el mismo nosocomio feneció un masculino de entre 30 y 35 años. En la 3 de Octubre fue privado de la vida Claudio Irineo Villasana Orduño. En la Clínica 1 del IMSS, producto de las balas que le descargaron, murió Efrén David Reyes García, de 29 años. En la Rojo Gómez, un disparo de arma de fuego acabó con la vida de un hombre no identificado. Un masculino sin vida y con huellas de violencia, de entre 17 y 20 años, fue localizado en el Ejido Francisco Villa.

Martes 8. Un desconocido de entre 50 y 55 años, fue ultimado por arma de fuego en el fraccionamiento Fovissste 1.

Miércoles 9. Una mujer de entre 45 y 50 años murió por estrangulamiento en Ampliación Guaycura.  De un disparo de arma de fuego, fue asesinado Rafael Noriega Peña alias “El Payo”, de 42 años. Un masculino no identificado, de entre 40 y 45 años, fue acribillado en Rancho Los Portezuelos. Por ahorcamiento, un masculino de entre 30 y 35 años fue abandonado con visibles huellas de violencia en la cajuela de una camioneta Nissan Murano en Zona Río. En Lomas de Matamoros, fue asesinado Luis Alberto Guerrero Andrade, de 24 años. Por el Parque Industrial El Florido fue hallado el cuerpo de un desconocido con señas de estrangulamiento. Carlos Vera Hernández, de 30 años, falleció en el Hospital General por lesiones por arma de fuego.

Hasta el miércoles 9 de mayo, se reportaron mil 009 ejecuciones en Baja California.


 

Sin acción penal contra detenido en Ruta del Vino por no haber flagrancia

Un hombre con antecedentes criminales fue detenido la tarde del miércoles 9 de mayo, después de un operativo de persecución en fuga en el Valle de Ensenada, que concluyó con varios heridos en volcadura y un arma decomisada. Pero solamente recibirá una sanción  administrativa.

La persecución inició luego de recibir varios reportes ciudadanos sobre personas armadas en los poblados Francisco Zarco y El Porvenir, del Valle de Guadalupe en Ensenada, alrededor de las 6:33 pm.

Los oficiales de la unidad 1407 iniciaron la persecución sobre la carretera estatal hacia El Tigre, luego de recibir el reporte vía radio. En C4 el incidente quedó registrado con el número 295892, bajo el concepto “vehículo sospechoso/volcadura con heridos”.

En el Kilómetro 8 de la carretera estatal del Ejido El Porvenir, el agente que conducía la patrulla perdió el control del volante y se salió del camino hacia el costado izquierdo de la carretera, invadió carril y la unidad quedó entrampada entre matorrales. Hubo daños materiales a un cerco del rancho Paiema.

Foto: Enrique Botello

Uno de los dos policías sufrió una lesión en la pierna y cara, debido a que se activaron las bolsas de aire, fue trasladado a la Clínica 8 del Instituto Mexicano del Seguro Social.

Por la velocidad, los sujetos armados que iban a bordo de un pick-up Silverado color negro, sin placas de circulación, se volcaron 50 metros adelante, a la altura del entronque con la vinícola El Cielo, cuando intentaron dar vuelta hacia el lado  izquierdo, en un camino vecinal que dirige al corazón de la Ruta del Vino.

En el interior de la camioneta viajaban cinco personas, las cuales corrieron; en el lugar las autoridades aseguraron un arma larga tipo rifle, mismo que fue embalado y puesto a disposición de la Procuraduría General de la República.

En ese momento se inició un fuerte operativo de seguridad que incluyó elementos del Ejército Mexicano y un helicóptero de la Secretaría de Marina-Armada de México, así como agentes de diversas corporaciones.

En el operativo encontraron a Marcos Adrián Guzmán Ramírez, de 43 años de edad, quien estaba escondido entre los matorrales con indicios de haber sufrido algún tipo de accidente y, al momento de ser descubierto, se comportó de manera agresiva con los uniformados, por lo que fue asegurado y presentado ante el juez calificador.

“Es importante precisar que el mencionado únicamente fue sancionado administrativamente, ya que con base en el Sistema de Justicia Penal Acusatorio, al momento de su aseguramiento no había flagrancia en referencia a la persecución”, difundió la Policía Municipal en una ficha informativa. Una vez cumplidas las horas de arresto, el hombre recuperaría su libertad.

Por su parte, la Procuraduría General de Justicia del Estado confirmó que Marcos Adrián no fue puesto a disposición del Ministerio Público.

La persona detenida por policías municipales cuenta con los siguientes registros en el Sistema Legionario: 17 de mayo de 2017, por el presunto delito de robo; y el 29 de diciembre del mismo año, por presuntos delitos de robo de vehículo con violencia y posesión de arma de fuego.

 

Comentarios

comentarios

Notas relacionadas

Tipo de Cambio