Lo peor de las campañas está por venir

Foto: Internet/Los spots, a nadie interesan
 
Opinionez Lunes, 29 Enero, 2018 12:00 PM

Apenas llevamos un mes de 2018 y francamente los partidos políticos y candidatos ya empiezan a fastidiarnos. Desde el primer minuto de este año, los partidos, sus alianzas y candidatos, nos “bombardean” con infinidad de spots que francamente a nadie le interesan.

El único spot que tiene recordación es el de Movimiento Naranja, donde un niño huichol  canta y baila simpáticamente. Cada que veo el spot, no puedo dejar de pensar en varios amigos publicistas que tengo y la enorme rabia que seguro sienten. Pareciera que llegó el momento de decir adiós a los enormes presupuestos que cobran los estrategas electorales que prometen, harán ganar a candidatos con campañas rimbombantes.

Es sorprendente cómo creció el mercado de estrategas electorales en el país y más de extranjeros. En general hay la percepción de que aquellos que vienen de otra parte del mundo son mejores que los mexicanos. Creo que el spot de Movimiento Naranja vendrá a romper ese mito. En lo personal, un spot como ese no es de mi agrado porque, más allá de lo folclórico del video, no dice absolutamente nada. Y es ahí justo donde está el problema, en la política de nuestro país, las cosas que debieran ser trascendentales no importan, sino los aspectos simplistas que no llegan a ningún lado.

En los últimos días hemos visto cómo los candidatos de los principales partidos políticos y alianzas parecieran concursar para un programa de televisión de “cuenta chistes”. Se atacan unos a otros con una “simpatía” que en lugar de reír, dan ganas de llorar.

Aun así, el problema no es la forma que pretenden impactar a los electores, sino la falta de contenido en sus mensajes. México atraviesa el peor momento en su historia en el tema de inseguridad y sinceramente no escuchamos nada sobre cómo le van hacer para solucionar este flagelo que nos duele a todos. Lo más cercano a una propuesta -errónea desde mi punto de vista- fue lo declarado por Andrés Manuel López Obrador, donde inicialmente señaló que decretaría una amnistía a los delincuentes, algo así como un perdón para que los encarcelados ahora sí se porten bien.

En los últimos días, él y su equipo han tratado de matizar dicha propuesta, pero mientras tanto, el efecto fue negativo para el popular “Peje”.

Los demás candidatos lucen sin rumbo. En las encuestas -buenas y malas- hay una coincidencia: quien encabeza la carrera presidencial es López Obrador y quienes le siguen, están enfrascados en una lucha por ubicarse en el segundo lugar. Es sabido por todos los estrategas electorales de quien logre establecerse detrás de Morena, tendrá la alternativa de llamar al voto útil para que la población no desperdicie su dictamen en el tercer o cuarto sitio y así intentar “colarse” al primer lugar.  En las elecciones de 2006 y 2012, el voto útil “anti-Peje” funcionó para derrotarlo.

Con el arribo de los candidatos independientes, el voto parece que se fragmentará. El asunto será observar a quién favorece un voto dividido. Algunos afirman que al PRI, ya que sigue siendo el partido con mayor voto duro, aunque hay otras voces que señalan que a Morena,  puesto que después de López Obrador, no hay ni partido, ni candidato independiente que represente a la izquierda.

Sin temor a equivocarme en estos primeros días de campañas (o como se le quiera decir), los candidatos se han colocado muy por debajo de lo esperado. Algunos dirán que es porque aún no arrancan formalmente; y otros, como su servidor, responderemos con un dicho mexicano: “la cuchara solo saca lo que hay en la olla”.

 

Alejandro Caso Niebla es consultor en políticas públicas, comunicación y campañas; se ha desempeñado como vocero en la Secretaría de Hacienda y Secretaría de Desarrollo Social en el Gobierno Federal, así como Director de medios en la Presidencia de la República. También fungió como Director de Comunicación Social en el Gobierno del Estado de Baja California. @CasoAlejandro

Comentarios

comentarios

Notas relacionadas

Tipo de Cambio