Pena ajena

Foto: Isabel Mercado
 
Dichoz y Hechoz Lunes, 13 Noviembre, 2017 12:00 PM

Cada vez que la regidora panista Elvia Rangel García hace uso de la voz en el Cabildo de Tijuana, sus compañeros tiemblan. A punto de cumplir un año la administración de Juan Manuel Gastélum Buenrostro, se han realizado 17 sesiones extraordinarias de Cabildo, y por lo regular se tratan temas que tienen que ver con el presupuesto de la ciudad, oportunidad para que la presidenta de la Comisión de Hacienda, abunde en los puntos. Es ahí cuando viene el “martirio”, la “pena ajena” y el silencio entre los regidores, mientras que entre el público asistente en la sala se escucha una que otra risa. La causa: la regidora presidenta de la Comisión de Hacienda se pone nerviosa cuando lee en público, al grado de aparentar no saber leer de corrido. Contadora de profesión, a muchos les parece inaudito que Rangel batalle para leer cifras de más de tres dígitos. Simplemente no puede. Se enreda. Confunde los números, los miles, los millones. No da una cuando tiene que mencionar una cantidad. Sus compañeros regidores pasan momentos tortuosos con sus lecturas. La mayoría de las veces no entienden lo que dice la profesionista, y tienen que seguir puntualmente el orden del día o la carpeta de puntos. Y el que llega a cuestionar, que por lo regular son los ediles de oposición, la respuesta de la regidora es tan sencilla como para no repetir: “La información está en el dictamen”.

Comentarios

comentarios

Tipo de Cambio