Acusan a astillero de contaminar con óxido


 
Ezenario Lunes, 2 Octubre, 2017 12:00 PM

Una comunidad que vive en medio del Bulevar Costero, a metros de la playa municipal, aseguró que la empresa de desguace de barcos Infraestructura y Servicios Portuarios, contamina el ambiente con óxido (polvo rojo) que se desprende de los trabajos en el astillero.

Se trata de una colonia formada por 15 familias que viven en casas de madera, fierro y otros materiales ligeros, sin servicios públicos, mucho menos pavimento, esto a pesar de ser los primeros pobladores en esa área que, con los años, fue alcanzada por la edificación de hoteles, restaurantes e industria, desarrollo urbano que ahora rodea al asentamiento popular.

Los afectados tienen más de 30 años viviendo a un costado del arroyo El Gallo y se han dedicado a la renta de caballos para paseos por la playa y mantienen una pensión para equinos.

Como vecinos tienen a la compañía de Amaya Curiel, la cual, entre otras cosas, se dedica al desguace de barcos, así como a la reparación de estos, una actividad sumamente polémica para los empresarios turísticos que operan en la zona.

La queja de los pobladores se dirige a que desde hace meses, por las tardes, se desprende un denso polvo color rojizo que se desplaza hasta sus hogares; los montículos de material arenoso se pueden distinguir desde 100 metros de distancia, el movimiento de grúas, maquinaria y otros sistemas se pueden escuchar por la naturaleza de la actividad.

La familia López reside en la colonia afectada y hace todo tipo de cosas para proteger los vehículos que mantienen una espesa capa de polvo un tanto brillosa; por ello, los cubren con lonas.

A las ventanas de las viviendas les colocan plásticos para impedir que se filtre el fino polvo rojo; aun así, la sensación de respirarlo es incómoda, comentan.

Declararon a ZETA que los residentes menores han mostrado signos de enfermedades respiratorias como estornudo, escurrimiento nasal y pecho constipado.

“Nuestros niños se están enfermando porque respiran todos los días ese polvo rojo que no es más que óxido”, compartió una madre de familia. Sin embargo, no han presentado denuncia ante Semarnat o al sistema de Salud, porque cada día esperan que la actividad se detenga de manera definitiva.

Un representante de Infraestructura y Servicios Portuarios negó que tales señalamientos fueron ciertos, dijo que la empresa no tiene reportes del problema, pero descartó que el material que se deseche pueda ser tóxico.

Aseguró que estarán al pendiente de revisar la inquietud de los ciudadanos y que la compañía está dispuesta a dialogar con los posibles afectados, adelantando que cuentan con todos los permisos necesarios para operar con altos niveles de seguridad.

Comentarios

comentarios

Notas relacionadas

Tipo de Cambio