Gasolineras de familiares de Miranda Nava no despachaban “litros de a litro”; “¿Yo qué chingados?”, responde el titular de Sedesol


 
Destacados Martes, 12 Septiembre, 2017 08:39 AM

Las gasolineras de Ricardo Víctor Mercado Galán y María del Carmen Miranda Nava, cuñado y hermana del titular de la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol) federal, no sólo lucraban con combustible robado, sino que, además, no vendían “litros de a litro”, y tenían deficiencias en el equipo que sirve para surtir a sus clientes.

Esto forma parte de una serie de irregularidades detectadas por la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) desde el 2014 y citadas este martes por el diario Reforma, rotativo que ayer reportó, también, que el cuñado y hermana de Luis Enrique Miranda, son dueños de una gasolinería en el Estado de México que vendía combustible ordeñado, esto según un reporte de la Comisión Estatal de Seguridad Ciudadana (CES).

El citado reporte indica que, el 25 de agosto pasado, elementos de la Gendarmería de la Policía Federal y de la Policía Estatal detuvieron a siete personas cuando descargaban combustible ilegal en la estación E 07181, en el kilómetro 2.4 de la carretera Mexicaltzingo-Santiago Tianguistenco.

Durante el operativo realizado en el municipio mexiquense de Chapultepec, los detenidos mostraron una factura apócrifa de la compra a Petróleos Mexicanos (Pemex) de 60 mil litros de combustible que eran transportados en un tractocamión y dos pipas.

El diario indicó que los agentes federales y estatales corroboraron a través del Centro de Control, Comando, Cómputo y Monitoreo (C5) con personal de Pemex que la factura de la compra del combustible era falsa.

Por lo que José N., Rigoberto N., Leopoldo N., Luis N., Cirilo N., Adolfo N. y María N., fueron puestos a disposición de la PGR por posesión ilícita de hidrocarburos, delito federal asentado en el expediente FED/MEX/TOL/0003552/2017.

Actualmente, la gasolinería tiene sellos de suspensión y es vigilada por policías, indicó el diario, que abundó que según la declaración de los aprehendidos, la gasolina fue ordeñada de ductos en San Juan del Río, Querétaro.

Ayer por tarde, el titular de la Sedesol Federal desde el 7 de septiembre de 2016, afirmó que no meterá las manos por su hermana y cuñado si resultan responsables de vender combustible robado.

El funcionario federal aseguró que sabía que su cuñado Víctor Mercado tenía gasolinerías y una universidad -la Isidro Fabela de Toluca- pero jamás ha preguntado cómo las adquirió o si están en regla.

“Es mi hermana, pero cómo voy a saber lo qué tiene mi hermana y mi cuñado, no sé de sus negocios ni me interesa. No les ando revisando su patrimonio ni cómo lo hicieron […] Qué se deslinden responsabilidades y se lleguen a las consecuencias que se tengan que llegar. Yo no tengo nada que ver en eso”, dijo Miranda Nava.

“Que cada quien se haga responsable, si cometieron un ilícito que respondan, yo no voy a meter las manos. Sí soy cercano a mi hermana, pero no tan así para preguntarle ‘qué gasolinerías tienes y dónde distribuyes”.

Ante la exigencia de legisladores que se separe del cargo, Miranda se echó a reír.

“¿Qué quieren que haga? […] Ni las conozco [las tres gasolinerías que se sabe tiene su cuñado] ni tengo su ubicación. Es que yo no ando preguntando a mi familia qué coche compra o qué coche dejó de comprar, no tengo ni idea”, añadió.

De gira por Chiapas, el Secretario federal afirmó que -hasta las 14:00 horas de ayer lunes- no había hablado con su hermana, pero cuando lo haga le reiterará que debe asumir su responsabilidad si cometió una irregularidad.

Recordó que María del Carmen se casó a los 19 años y jamás ha trabajado, por lo que, argumentó, los negocios son de su esposo.

“Cómo voy a ir a ver esto y decirles ¿pagaste tu tenencia?, yo qué chingaos”, justificó […] Cada uno tiene una historia diferente, ellos viven en Toluca yo vivo en México”, dijo.gasolineras de Ricardo Víctor Mercado Galán y María del Carmen Miranda Nava, cuñado y hermana del titular de la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol) federal, no sólo lucraban con combustible robado, sino que, además, no vendían “litros de a litro”, y tenían deficiencias en el equipo que sirve para surtir a sus clientes.

Esto forma parte de una serie de irregularidades detectadas por la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) desde el 2014 y citadas este martes por el diario Reforma, rotativo que ayer reportó, también, que el cuñado y hermana de Luis Enrique Miranda, son dueños de una gasolinería en el Estado de México que vendía combustible ordeñado, esto según un reporte de la Comisión Estatal de Seguridad Ciudadana (CES).

El citado reporte indica que, el 25 de agosto pasado, elementos de la Gendarmería de la Policía Federal y de la Policía Estatal detuvieron a siete personas cuando descargaban combustible ilegal en la estación E 07181, en el kilómetro 2.4 de la carretera Mexicaltzingo-Santiago Tianguistenco.

Durante el operativo realizado en el municipio mexiquense de Chapultepec, los detenidos mostraron una factura apócrifa de la compra a Petróleos Mexicanos (Pemex) de 60 mil litros de combustible que eran transportados en un tractocamión y dos pipas.

El diario indicó que los agentes federales y estatales corroboraron a través del Centro de Control, Comando, Cómputo y Monitoreo (C5) con personal de Pemex que la factura de la compra del combustible era falsa.

Por lo que José N., Rigoberto N., Leopoldo N., Luis N., Cirilo N., Adolfo N. y María N., fueron puestos a disposición de la PGR por posesión ilícita de hidrocarburos, delito federal asentado en el expediente FED/MEX/TOL/0003552/2017.

Actualmente, la gasolinería tiene sellos de suspensión y es vigilada por policías, indicó el diario, que abundó que según la declaración de los aprehendidos, la gasolina fue ordeñada de ductos en San Juan del Río, Querétaro.

Ayer por tarde, el titular de la Sedesol Federal desde el 7 de septiembre de 2016, afirmó que no meterá las manos por su hermana y cuñado si resultan responsables de vender combustible robado.

El funcionario federal aseguró que sabía que su cuñado Víctor Mercado tenía gasolinerías y una universidad -la Isidro Fabela de Toluca- pero jamás ha preguntado cómo las adquirió o si están en regla.

“Es mi hermana, pero cómo voy a saber lo qué tiene mi hermana y mi cuñado, no sé de sus negocios ni me interesa. No les ando revisando su patrimonio ni cómo lo hicieron […] Qué se deslinden responsabilidades y se lleguen a las consecuencias que se tengan que llegar. Yo no tengo nada que ver en eso”, dijo Miranda Nava.

“Que cada quien se haga responsable, si cometieron un ilícito que respondan, yo no voy a meter las manos. Sí soy cercano a mi hermana, pero no tan así para preguntarle ‘qué gasolinerías tienes y dónde distribuyes”.

Ante la exigencia de legisladores que se separe del cargo, Miranda se echó a reír.

“¿Qué quieren que haga? […] Ni las conozco [las tres gasolinerías que se sabe tiene su cuñado] ni tengo su ubicación. Es que yo no ando preguntando a mi familia qué coche compra o qué coche dejó de comprar, no tengo ni idea”, añadió.

De gira por Chiapas, el Secretario federal afirmó que -hasta las 14:00 horas de ayer lunes- no había hablado con su hermana, pero cuando lo haga le reiterará que debe asumir su responsabilidad si cometió una irregularidad.

Recordó que María del Carmen se casó a los 19 años y jamás ha trabajado, por lo que, argumentó, los negocios son de su esposo.

“Cómo voy a ir a ver esto y decirles ¿pagaste tu tenencia?, yo qué chingaos”, justificó […] Cada uno tiene una historia diferente, ellos viven en Toluca yo vivo en México”, dijo.

 

 

Comentarios

comentarios

Tipo de Cambio