Impunidad en robo de vehículo

Foto: archivo
 
Para Empezar Lunes, 20 Febrero, 2017 12:00 PM

Un puñado de ladrones catalogados por las autoridades como “de baja escala”, que roban autos de “menor cuantía”,  traen a las autoridades atareadas, no los pueden sacar de las calles. Los agentes uniformados no pueden detenerlos y, cuando los capturan, el Ministerio Público del Fuero Común no los retiene.

Resulta increíble, pero todas las corporaciones juntas, con su trabajo de inteligencia y equipo pericial especial, no pueden con los ladrones de autos.

No quedan presos ni siquiera cuando son capturados en auto robado y en posesión de algunas dosis de droga o armas, pues todos esos delitos son considerados “no graves” en el Nuevo Sistema de Justicia Penal. Así los rateros vuelven  a la calle y siguen con lo suyo.

Entre noviembre y diciembre de 2016, en el primer mes de los nuevos alcaldes y sus respectivos encargados de seguridad, este delito aumentó entre el 2 y 56 por ciento en cada uno de los cinco municipios. En Baja California pasaron de mil 459 a mil 863 denuncias, y los robos violentos de automóviles crecieron de 95 a 156. En enero hubo solo 20 denuncias menos en todo el Estado.

Para las policías el problema es que en el Nuevo Sistema de Justicia Penal este delito ya no amerita prisión preventiva, a menos que haya reincidencia. Sin embargo, para cuando los maleantes son detenidos dos veces, ya hurtaron otros diez carros o más.

Las estadísticas de la Secretaría de Seguridad Pública parecen respaldar esta versión, primero porque en Mexicali -único municipio donde ya operaba el nuevo sistema- la diferencia entre el mes de mayo de 2016  previo al NSJP y enero de 2017, fue de 483 a 503 denuncias. El resto de los municipios crecieron notablemente de mayo a enero, Tijuana de 545 a mil 030, Ensenada de 126 a 263, Tecate de 49 a 70 y Rosarito de 25 a 105 denuncias.

Al final, la falta de resultados revela que ni las policías ni los investigadores estaban preparados, este argumento se ha arrastrado por ocho meses sin que la Procuraduría del Estado encabezada por la fiscal Perla Ibarra, hiciera mucho al respecto.

En este febrero, con el problema detonado, el llamado de atención de la ciudadanía y organizaciones civiles, y la puesta en marcha de un nuevo operativo, han empezado a enviar comunicados informando que los jueces han dado prisión preventiva para los roba autos.

Sin embargo, la información muestra que estos resultados no revelan la capacidad investigadora de la Procuraduría de Ibarra Leyva, lo que expone es el cinismo de los criminales que gozan de impunidad

En Tijuana informaron de tres ladrones de autos puestos tras las rejas, cinco meses después de haber cometido el delito, debido a que no se cumplieron las medidas cautelares que previamente ordenó el juez. Y dos más porque eran reincidentes, uno de ellos tenía antecedentes desde 2005 y once años después sigue robando carros.

Más allá de la excusa de la nueva Ley y el nuevo sistema, que ya no son tan nuevos, los ladrones son reincidentes, algunos llevan cometiendo el mismo delito por más de una década, otros se dedican también a cometer otros delitos como la venta de droga o la posesión y traslado de armas, pero ni así la autoridad es capaz de encontrarlos y retenerlos.

Impunemente, en los cinco municipios cientos de conductores circulan en autos con placas irregulares o sin placas, a exceso de velocidad, estacionándose en doble fila, haciendo dos carriles donde solo existe uno, pasándose altos, semáforos, invadiendo el carril de acotamiento, manejando borrachos, sin cinturón de seguridad o con niños en la parte frontal, maquillándose, contestando el teléfono celular o texteando, pues las policías municipales realizan poca labor de infracción ante las irregularidades.

Incluso en este rubro los uniformados se la llevan lentos y tranquilos, esta semana el director de Policía de Rosarito convocó a la ciudadanía a respetar el reglamento para que no pongan en riesgo su vida, mientras en Tijuana, desde diciembre y con énfasis en enero, los mandos de la Policía Municipal están amenazando con finalmente multar a quienes violenten el Reglamento de Tránsito, pero ahora tal medida será aplicada hasta dentro de quince días, en tanto no solo los infractores disfrutan la impunidad; también los traficantes, homicidas y los ladrones de autos que atraviesan la ciudad sin ser molestados porque no hay presencia efectiva, no hay autoridad.

Comentarios

comentarios

Notas relacionadas

Tipo de Cambio