Finalmente van contra tráfico de droga en BC

FOTOS: cortesía
 
Edición Impresa Lunes, 20 Febrero, 2017 12:00 PM

Autoridades integradas al Grupo Coordinación Baja California, intentan un enlace ampliado ante la poca efectividad previa; en febrero reorientaron estrategias de combate a la inseguridad, redistribuyeron responsabilidades y zonas de alerta en el Estado. Para contraatacar los delitos de homicidio, secuestro, lesiones, extorsiones y robo de vehículo, intensificarán el combate al tráfico de droga al menudeo y al mayoreo  

Poco más de 500 elementos de la Secretaría de la Defensa Nacional (SEDENA) fueron enviados a capacitación y están a punto de regresar para fortalecer los operativos de combate a la inseguridad en Baja California, como lo anunció el General Enrique Martínez López el sábado 11 de febrero.

Su presencia es para reforzar el combate al crimen organizado en 21 zonas prioritarias, de las cuales diez se ubican en Tijuana, informó a la prensa el gobernador Francisco Vega de Lamadrid el 15 de febrero, pero advirtió, los militares no patrullarán las calles.

Como lo expuso el General Martínez López en conferencia, en el caso de Tijuana -principal foco rojo en la entidad- trabajarán en conjunto con Policía Municipal, Policía Estatal Preventiva, Gendarmería, Policía Federal y agentes ministeriales, tanto estatales como federales, enfocando esfuerzos en siete sectores.

De acuerdo a lo expresado por mandos de las diversas corporaciones integradas al Grupo Coordinación, “esta vez, en esta primera etapa”, si están operando coordinados.

Como en ocasiones anteriores las diversas instituciones de seguridad se distribuyeron las delegaciones de mayor incidencia criminal, una de las diferencias es que también participa la Policía Federal. Las responsabilidades quedaron de la siguiente manera:

* Policía Federal vigila la zona de La Presa Rural.

* Policía Estatal Preventiva (PEP), Zona Centro-Zona Norte y Sánchez Taboada.

* Grupos especiales de la Policía Municipal de Tijuana, Los Pinos y La Presa.

* Policía Ministerial, San Antonio de los Buenos.

Otra adición a las estrategias aplicadas en los últimos tres años en el gobierno de Francisco Vega, es que habrá mayor acompañamiento de elementos militares que, pretenden, sirva de soporte y supervisión.

“Ellos no pueden hacer labor de calle, pero reciben denuncias, tiene trabajo de inteligencia que se está compartiendo y funcionan como apoyo en operativos encabezados por corporaciones locales”, detalló un mando local.

Los operativos conjuntos y con la ciudad redistribuida para su vigilancia y búsqueda de objetivos específicos, inició la primera semana de enero. Como evidencia de la coordinación, el primer viernes de febrero, en un boletín conjunto, las autoridades dieron a conocer que PEP, SEDENA y Policía Municipal de Tijuana detuvieron tras una persecución en la delegación Florido a Juan Manuel “N”, en posesión de un arma larga calibre 7.62 milímetros con dos cargadores y 51 cartuchos útiles. Fue turnado y puesto en libertad para seguir su proceso, porque de acuerdo al Nuevo Sistema de Justicia Penal (NSJP)  no es delito grave. Después se han hecho públicos diversos operativos coordinados.

La primera semana de febrero, los federales publicitaron tres aseguramientos: 133 kilos de marihuana abandonados en un terreno en las inmediaciones de la carretera Tecate-Sauzal; en el edificio de correos en Mexicali, un paquete con dos armas cortas, una subametralladora Uzi y 45 cartuchos útiles; y en el aeropuerto de Tijuana una mujer con 688 gramos de heroína procedente de Jalisco.

De la coordinación, el 11 de febrero anunciaron que la Policía Federal, SEDENA  y Marina Armada de México, localizaron e inhabilitaron una pista clandestina en El Kilómetro 132+000 de la Vía (1300) Lázaro Cárdenas-Punta Prieta, Ensenada.

 

Contra delitos de alto impacto, incluido homicidio

El reporte de incidencias delictivas del Grupo Coordinación les indica que deben trabajar contra el homicidio y el robo de vehículo, delitos incrementados. El primero debido a las pugnas internas del Cártel de Sinaloa, el crecimiento de Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG) y la ausencia de control y mandos criminales en las calles. “Es un revolvedero y un todos contra todos, como se conocen les es fácil ubicarse y matarse”, indicó una fuente.

Pero también porque la Procuraduría ha tenido una “larga curva de aprendizaje” respecto al NSJP, “para fincar responsabilidad tardan un promedio de tres meses, y no judicializan todos los casos”.

La Policía Municipal boletina de manera más o menos constante la detención de “presuntos homicidas”, en este mes el secretario de Seguridad Pública Municipal, Marco Sotomayor, declaró a un diario local que entre el 1 y el 15 de febrero la corporación a su cargo detuvo a seis posibles asesinos y 63 narcomenudistas, los dos meses anteriores han tenido números similares, el problema es que la mayoría de esos detenidos no son procesados por falta de elementos; básicamente, de acuerdo a los juzgadores, no pueden acreditar flagrancia.

Por su parte, del 31 de enero al 7 de febrero, la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) judicializó cuatro carpetas de homicidio, una con orden de aprehensión y tres por flagrancia, en estas últimas el juez decidió no vincular. En enero se judicializaron seis carpetas, y tres se vincularon a proceso.

Al final es más recurrente que los homicidas sean asesinados por sus competidores criminales, como el caso de Luis Carlos Camacho Arce “El Venado”, gatillero de la célula de Sinaloa con operatividad en la Zona Norte de Tijuana. Por videos en escenas del crimen,  policías y Procuraduría buscaban vincularlo a tres homicidios cometidos en enero,  incluido el de una mujer. El 14 de febrero resultó muerto a balazos en una calle de la Zona Norte.

En robo de vehículo, la queja de las corporaciones es respecto a detenidos con armas de fuego,  que ya no son delitos graves y quienes los cometen llevan su proceso judicial en libertad, pero regresan a las calles a perpetrar los mismos crímenes.

Los patrullajes y operativos coordinados son también contra el secuestro, la extorsión y las lesiones o intentos de homicidio, como todos estos delitos están relacionados con el movimiento de droga, por ello desde el Grupo Coordinación informaron que el objetivo es reforzar el trabajo en combate al narcomenudeo en tienditas –existen alrededor de 5 mil en Tijuana de acuerdo a información de inteligencia- y las bodegas de distribuidores de enervantes, “reducirlas en número y en zonas de operación, reventándolas primero y luego evitando que se reactiven, dando seguimiento.

“Lo mismo con la posesión de armas, aunque sabemos que es mucho trabajo y los detenidos van a salir, lo haremos de un modo preventivo, coordinados y basados en el trabajo de inteligencia”, aseguró un mando operativo.

 

Más droga y más proveedores

Tras el cambio de Presidente en Estados Unidos, el 20 de enero de 2017, “…a los traficantes se les complicó el cruce y más droga se está quedando del lado mexicano, adicionalmente está la aparición de nuevos proveedores, particularmente de marihuana, entonces la cantidad de estimulantes aumentó en la ciudad”, dijo un integrante del Grupo Coordinación.

Pese al incremento en los decomisos, “lo que se está incautando es muy poco comparado con lo que llega a Tijuana, hace mucho que no se da una aseguramiento realmente grande”, reconocen.

Autoridades hablan de dar el mensaje  a los criminales que no están libres para delinquir, porque además de la droga les han asegurado casas, autos, armas. “Les estamos quitando elementos que los afectan económicamente y detenemos a algunos de los operadores del tráfico, aunque sabemos que lo más probable es que sean liberados, si no en  la PGR, por un juez federal”, explicó un agente.

Aunado a las posibles liberaciones por corrupción está el impacto por la implementación del NSJP a partir de junio de 2016. El promedio para que se judicialice la carpeta de uno de estos detenidos en presuntos laboratorios, bodegas o en posesión de armas o droga es, de acuerdo a la experiencia actual, de ocho meses, lo cual significa que el Ministerio Público Federal apenas está solicitando y obteniendo órdenes de aprehensión contra algunos de los presuntos traficantes detenidos y liberados en junio del año pasado, a los que pudo acreditarles responsabilidad.

De igual manera, se dio a conocer que los trasegadores de droga se están denunciando unos a otros y están reciclando las zonas de bodegas, en tanto las corporaciones están usando esa información. Reciben una denuncia y, para definir estrategias, recurren a los mapas delictivos generados por diversas corporaciones, incluido el del Ejército, con información de inteligencia de 2008-2010 a la fecha.

Cuando las denuncias coinciden con la sobreposición de las cartografías de inteligencia, realizan el trabajo en la zona identificada para revisar si existe la conducta presumible de delitos y posteriormente ejecutan operativos conjuntos. En los aseguramientos de cargas de droga están encontrando “… paquetes tronados, en el mejor de los casos pensamos que es droga para reempaquetar, pero sabemos que puede ser droga ya decomisada que volvió a las calles, y esa posibilidad también se está investigando”, se confió a ZETA.

 

Del aumento en denuncias de bodegas o cargamentos, la gente del Consejo Estatal de Seguridad analiza que se debe a la apertura de la plaza y la llegada de muchos nuevos proveedores de enervantes. “Se están denunciando unos a otros para quedarse con la zona, las declaraciones de los detenidos nos están mostrando que hay muchos proveedores nuevos, tan solo las casas aseguradas esta semana en el Ejido Chilpancingo, Las Misiones y en la Buena Vista (Tijuana), nos mostraron una nueva proveduría de marihuana sinaloense pero desde Sonora, gente que no se tiene identificada, los locales están abriendo la puerta en cuanto al trasiego -lo que llega y se va a Estados Unidos- y hay mucha gente nueva”, advirtieron desde el Estado.

 

 Un mes de decomisos y aseguramientos

Con la entrada en vigor de un operativo de coordinación ampliado, febrero se ha caracterizado por una mayor publicidad de resultados, aseguramientos de droga e inmuebles; según los anuncios, en trabajo coordinado de SEDENA, PEP y Policía Municipal de Tijuana.

31 de enero. Tras una denuncia ciudadana de traslado de droga, cuyo seguimiento les llevó varios días, de acuerdo al Informe Policiaco Homologado (IPH), ubicaron a Silvestre Zavala trasladando 12.5 kilos de cristal y 3 mil dólares en efectivo, en el fraccionamiento La Isla de la delegación Playas. Dijo venir de la casa ubicada en la calle Creta número 43 y que había más droga. La Procuraduría General de la República (PGR) obtuvo una orden de cateo que culminó en el decomiso de 300 kilos de cristal y tambos con químicos. Zavala obtuvo la libertad porque su juzgador consideró inverosímil la versión de  los agentes aprehensores.

3 de febrero. A través de la línea 066 recibieron denuncia de que en ese momento bajaban droga de un carro Honda Accord en Calle José María Morelos número 27 del Ejido Chilpancingo. Se aseguraron paquetes de droga en la cajuela y PGR obtuvo orden de cateo que resultó en la incautación de mil 147.5 kilos de marihuana. En esa misma zona, en octubre de 2010 la Policía Municipal decomisó 105 toneladas de marihuana.

4 de febrero. Policías municipales y elementos de la SEDENA capturaron a tres hombres en posesión de droga, dicha detención los llevó al aseguramiento de la casa ubicada en el número 10820 de la calle Cuarta y Callejón Otay de la colonia Libertad, donde después de un cateo la PGR encontró un túnel de 14.56 metros de largo por 65 centímetros de ancho – un orificio con tablones- sin salida, pero en dirección a Estados Unidos. Los detenidos siguen el proceso en libertad, solo se les acreditó la posesión de unos cuantos globos de cristal y la Policía no aportó elementos que los relacionaran con el túnel.

10 de febrero. Otra llamada de denuncia reportó a dos hombres identificados como “Sergio” y “Luis”, dijeron que estaban cargando una camioneta Caravan con droga en el patio de la casa ubicada frente al número 47 -de la privada Ixpalia en el fraccionamiento Las Misiones-. De acuerdo al informe policiaco homologado, fue exactamente lo que encontraron los agentes estatales y militares, deteniendo a Antonio Lazcano y a Sergio Molina, residente de Tecate, detenido por el mismo delito en 2005. Les confiscaron 230 kilos de marihuana y 25 libras de cristal

Adicionalmente la PGR solicitó y ejecutó un cateo de la casa, donde encontraron media tonelada de marihuana. Los detenidos quedaron en libertad porque su defensa presentó evidencias de que estaban en un lugar diferente al señalado por las autoridades aprehensoras al momento de la captura.

El mismo viernes, frente al número 20473 de Calle López Portillo, esquina con Sor Juana Inés de la Cruz de la colonia Garita de Otay, frente al estacionamiento 2 Angelitos, se detuvo al de nombre Germán Arámbula dentro de un auto Jetta. Llevaba consigo una pistola calibre .32 y, según el boletín militar, declaró que el arma no era de su propiedad, “solo era para cuidar un túnel”. Dentro del estacionamiento encontraron un agujero de seis metros de profundidad que no acreditaron como túnel. Y Arámbula fue liberado porque el arma que traía no requiere permiso, solo se presentará a firmar.

A ZETA acudió el señor José Hernández, quien renta el predio desde hace cuatro meses y lo usa como pensión de autos -gente que va a viajar y no quiere dejar su carro en el caro estacionamiento del aeropuerto-. Dijo no desarrollar actividad delictiva alguna, y que tanto él como el dueño del inmueble han estado a disposición, y que el joven detenido es su velador, quien habita un cuarto en el mismo estacionamiento con su familia, frente a quienes lo capturaron. “Sin razón se llevaron los carros de mis clientes y me están afectando”, lamentó Hernández.

14 de febrero. Vía denuncia, personas delataron que en una camioneta blanca con la leyenda “Frutas y Legumbres” movían droga en la colonia Buena Vista, la manejaba Jesús Ibarra Hernández, quien no tenía antecedentes delictivos pero llevaba tonelada y media de marihuana en el vehículo. Lo aprehendieron en la Vía Rápida Oriente, a la altura del domicilio marcado con el número 4014 del fraccionamiento Chamizal. La noche del jueves 16 vencía el término para que la PGR procesara el caso y, al cierre de esta edición, no se había solicitado audiencia.

También el martes 14, un segundo hallazgo del Grupo Coordinación se dio tras al reporte al 066 en Avenida Los Ángeles número 595, en la Buena Vista. Ahí manipulaban un troque con droga y las autoridades encontraron una bodega con la cortina de acero entreabierta, donde desde fuera se podían ver varios paquetes, presumiblemente de enervantes.

Esta carpeta aún no ha sido procesada.


 

De 35 a 25 homicidios por semana, disminuyen ejecuciones

Los operativos del Grupo Coordinación que iniciaron hace seis días en Tijuana, han logrado inhibir delitos de alto impacto. Después de vivir semanas violentas en las cuales se alcanzaban cifras de hasta 35 muertes en seis días, en la semana que concluye disminuyeron a 25 los crímenes en el mismo número de días.

Agentes ministeriales confiaron a ZETA que los índices delictivos registrados en enero -103 asesinatos- dieron pauta para iniciar con revisiones en transitadas avenidas y en inmediaciones de colonias en todas las delegaciones y a distintas horas del día.

“Con el patrullaje en conjunto de más autoridades se atacaron las zonas más conflictivas, por lo tanto, disminuyeron los casos. Al menos en la delegación San Antonio de los Buenos, los hechos de alto impacto (homicidios, secuestros y privaciones) no se han presentado desde que se implementaron los operativos”, declaró una fuente judicial.

Entre los hechos delictivos ocurridos esta semana destaca el hallazgo de dos cuerpos calcinados en un lote baldío a la altura del fraccionamiento Praderas del Sol, la mañana del jueves 16 de febrero.

Más tarde, un hombre fue ejecutado a tiros en el fraccionamiento Las Delicias 2.  La víctima, de entre 30 y 35 años de edad, resultó lesionada por arma de fuego en la privada San Ulises.

La noche del miércoles 15, el saldo de un ataque armado en la colonia Murúa dejó a un hombre muerto y una menor herida de bala. Los hechos ocurrieron sobre la Avenida Camino Viejo al Murúa, Delegación Centenario. Las víctimas iban a bordo de un vehículo compacto cuando fueron sorprendidas a balazos.

Ese mismo día, un hombre fue ultimado al interior de su vivienda en Calle Chichimecas de la colonia Mariano Matamoros Sur. La víctima, un joven de entre 20 y 25 años, presentaba lesiones de arma de fuego.

La madrugada del martes 14, sobre las calles Coahuila y Constitución de la Zona Norte, se localizó el cuerpo de un varón de entre 30 y 35 años, a quien más tarde se identificaría con el apodo de “El Venadito”. Tenía lesiones por arma de fuego., pertenecía al Cártel de Sinaloa y se le achacaba su participación en el crimen de Karla Toral, ocurrida el primero de febrero en los departamentos Aranda, donde dos hombres más quedaron heridos.

El mismo día, pero más tarde, un hombre de aproximadamente 30 años fue ejecutado en la colonia Infonavit Latinos, específicamente sobre Privada Haitianos.

Posteriormente se informó que un masculino que portaba identificación a nombre de Héctor Castrejón, fue asesinado a tiros y su cuerpo abandonado sobre la calle Río Pánuco de la colonia Camino Verde

El lunes 13 se reportó a la central de emergencias un cuerpo sin vida sobre la calle Esteban Ramírez de la colonia Altiplano. Tenía entre 40 y 45 años de edad y murió por ataque de arma de fuego.

El viernes 10, sobre la Carretera Escénica Tijuana-Rosarito, a la altura del Centro de Convenciones, se encontró el cuerpo del ex restaurantero Huiquian Kong, de 60 años, quien fue secuestrado la semana pasada en Playas de Rosarito. A un costado del cadáver se localizó un narcomensaje. De manera extraoficial se pudo conocer que hubo llamadas de los delincuentes solicitando dinero, sin embargo, los secuestradores no pedían rescate sino el pago de una deuda.  La versión de los criminales era que Kong había hecho tratos con ellos para cruzar ciudadanos chinos a Estados Unidos -se ignora cuántos o por cuánto tiempo-; también indicaban que los traficantes habían cumplido y le cobraron 500 mil dólares, de los cuales el hombre les había quedado a deber el 40 por ciento y le exigían terminara de pagar.

Ese mismo día fue encontrado el cuerpo sin vida de Marilyn Sinaí Núñez Sánchez con lesiones por arma de fuego, sobre Privada Atlixco en el fraccionamiento Del Valle.

Más tarde  se reportarían los restos de un hombre con diversas heridas sobre el Bulevar Pacífico y Avenida Centenario en la colonia Parque Industrial Pacífico, Delegación Sánchez Taboada.

Por último, en la misma delegación, pero sobre el Bulevar Cuauhtémoc Sur y Jardines Eternos, Sección Palmas Número 2, un hombre resultó muerto a golpes propinados en la cabeza.

En lo que va de 2017, en Tijuana se han registrado 172 crímenes, y hasta 16 días transcurridos de febrero, la estadística asciende a 69 muertes.

 

Comentarios

comentarios

Notas relacionadas

Tipo de Cambio