Escritores, editores e ilustradores de diversos países opinan sobre la Feria Internacional del Libro Infantil y Juvenil

Fotos:Enrique Mendoza
 
Cultura Domingo, 20 Noviembre, 2016 04:35 PM

Ciudad de México.- Diversos profesionales que participan en alguna parte de la cadena de la industria del libro infantil en México y el mundo, reflexionan en entrevista con Semanario ZETA sobre la importancia de la Feria Internacional del Libro Infantil y Juvenil (FILIJ), misma que este año llegó a su edición número 36 y que se llevó a cabo por primera vez en el inmenso Parque Bicentenario del 11 al 21 de noviembre de 2016.

Después de recorrer las instalaciones del recinto ferial al aire libre con sus más de 350 expositores y más de mil 300 sellos especializados en libros para los más pequeños, al concluir la impartición de un taller o luego de la presentación de alguna novedad editorial, escritores, ilustradores y editores de diversos países reflexionaron en entrevista con este Semanario sobre la FILIJ:

Para empezar, el reconocido editor francés Thierry Magnier valoró a la FILIJ en relación con la Feria de Libro Infantil de Bolonia (Bologna Children’s Book Fair): “La FILIJ está mucho más abierta para todo el público, hay un encuentro con los lectores; en la de Bolonia no hay lectores, es un negocio; aquí es un encuentro que permite tener contacto con los artistas, profesionales, ilustradores, es también un encuentro con los niños de las escuelas, compartimos nuestro trabajo, nuestro oficio”.

Autora de obras como “Duerme negrito” (FCE, 2012) y “Es así” (FCE, 2010), la ilustradora chilena Paloma Valdivia coincidió en entrevista con ZETA:

“Lo más grande que yo conocía era la Feria de Bolonia, donde hay un gran evento en torno al libro ilustrado de niños pero ¡no pueden entrar niños a esa feria!, porque solamente es para vender y comprar derechos y para creadores. La FILIJ es lo más grande que tengo como referencia del mundo editorial infantil. Nosotros, en Chile hacemos ferias del libro para niños, pero nunca de esta magnitud”.

Feria del libro
En su turno, en entrevista con este Semanario, la alemana Julia Friese, ilustradora de “Animales animados” (La Brujita de Papel, 2016), de Jorge Elías Luján, también expresó a este Semanario:

“Es la primera feria del libro infantil que veo que está al aire libre, me encanta, nunca había estado en una feria así de grande en un espacio tan bonito”.

El alemán Dirk Reinhardt, autor de “Los niños del tren” (B de blok, 2016), también valoró: “Para empezar, la ubicación, el escenario de la FILIJ es precioso, que esté en un parque, al aire libre, todo verde, es algo que no he visto en ninguna otra parte; normalmente, son en espacios cerrados en instalaciones especiales para ferias”, refirió Reinhardt a este Semanario, en la traducción del alemán al español por Claudia Cabrera Luna.

“En Francia, por ejemplo, hay un espacio pequeño dentro de uno más grande que se dedica a la literatura infantil y juvenil pero se pierde bastante porque las grandes estrellas de la literatura son aquellas que escriben para adultos, no para niños; y en la Feria de Frankfurt la literatura infantil y juvenil es solamente una parte ínfima de todo lo que sucede ahí; en tanto aquí, la FILIJ está dedicada exclusivamente a la literatura infantil y juvenil, todo está puesto nada más para eso, es una feria exclusivamente infantil y juvenil; es la primera vez que estoy en la FILIJ, me encantó, ojalá haya la posibilidad de regresar en otro momento”, concluyó Dirk Reinhardt.

img_5666
Asimismo, la mexicana Kirén Miret, autora de “La asquerosa enciclopedia” (Planeta, 2015) y “La tenebrosa enciclopedia” (Planeta, 2016), ambos títulos ilustrados por el chileno Alberto Montt, valoró en entrevista con ZETA:

“La FILIJ es una plataforma increíble que ha ido creciendo, que cada año me sorprende más. Creo que este país puede preciarse de tener extraordinarios escritores, yo como escritora apenas voy introduciéndome en este mundo donde hay colegas que me llevan siglos de ventaja, tanto escritores como ilustradores; el mundo editorial mexicano creo que está listo hace mucho tiempo para seguir produciendo libros para niños y para jóvenes, y creo que los niños y los jóvenes están listos hace un rato para recibir los productos nacionales que de verdad son importantísimos; hay muchos libros traducidos de todo el mundo con ilustraciones de extranjeros, pero también hay mucha materia prima nacional”.

La mexicana Flor del Carmen Aguilera García, autora de “Antes de mí” (Santillana, Secretaría de Cultura-DGP, 2016), con ilustraciones de Leonor Pérez, reconoció la importancia de la FILIJ en los últimos 36 años:

“La FILIJ es un testimonio de la importancia que tiene la literatura infantil y juvenil, de cómo ha venido creciendo año con año, de la necesidad de los lectores de tener casi dos semanas en la que puedan convivir con escritores, conocerlos, los stands que reúne a toda la industria editorial, es importantísima porque es la más grande; en momentos de crisis económica son los libros infantiles que se siguen vendiendo y se siguen comprando. La FILIJ es la más grande en toda América Latina, y para mí la literatura infantil es la más importante no solo en cantidad, sino porque es la formación de los niños y la formación sentimental de los jóvenes”.

Humberto Vega, ilustrador mexicano de “Pequeña Ana”, un libro con texto de Jorge Isaac Guerrero con relieve en braille coeditado por Gina Constantine Llergo en Constantine Editores y la Dirección General de Publicaciones y Nelly López interprendo al personaje de “Ana” en la presentación de la FILIJ, también concluyó: “En la FILIJ se ve la importancia que tienen los libros infantiles, porque los libros infantiles les gustan a todo mundo, a los niños y a los adultos también”.

Al ilustrador alemán Sebastian Meschenmoser, quien entre otras actividades impartió el taller “Libros sencillos pero sorprendentes”, también le gustó la Feria del Libro Infantil y Juvenil (FILIJ): “La FILIJ es una feria que se hace para el público, donde hay muchos eventos dirigidos a los niños, dirigidos específicamente a los lectores; aquí no se trata de negocio, se trata de literatura”, refirió Meschenmoser en la traducción del alemán al español por Claudia Cabrera Luna.

Asimismo, el Embajador FILIJ 2016, Mauricio Gómez Marín, manifestó en entrevista con ZETA sobre el cambio de sede de la FILIJ este año, del Centro Nacional de las Artes (CENART) al Parque Bicentenario: “Cambiarla al Parque Bicentenario significaba una refundación de la Feria, no nada más un cambio de lugar físico después de tantos años; me parecía que era un mensaje muy importante refundarla en una zona del norte de la Ciudad de México, el movimiento implicó socialmente algo muy importante; probar que además puede ser un mercado de libros para los editores, para los impresores, para las casas editoriales, es un esfuerzo que tendrá que consolidarse aquí en el Parque Bicentenario”.

Finalmente, el célebre ilustrador japonés Satoshi Kitamura, quien presentó “¡Me perdí!” (FCE, 2015) y la novela “Elvis nunca se equivoca” (Tusquets, 2016) de Rodrigo Morlesin, expuso a este Semanario la magnitud de la Feria Internacional del Libro Infantil y Juvenil: “La FILIJ es algo muy interesante, en Japón no tenemos nada parecido ni de esta escala. La asistencia de tantos estudiantes y de tanta gente es increíble, se genera una atmósfera muy buena, así que tengo una impresión muy positiva de esta feria”.

Comentarios

comentarios

Notas relacionadas

Tipo de Cambio